ENTRETENIMIENTO
25/05/2018 6:54 AM CDT | Actualizado 25/05/2018 9:58 AM CDT

#MeToo: Harvey Weinstein se entrega por presunta delincuencia sexual

Las acusaciones contra el productor Harvey Weinstein provocaron el movimiento #MeToo.

Un juez de Nueva York fijó una fianza de un millón de dólares al productor Harvey Weinstein, para llevar el proceso en su contra por violación en libertad. Además, deberá portar dispositivo de localización, de acuerdo con la agencia AP.

El abogado de Weinstein dijo que cree que el empresario finalmente será exonerado de los cargos de violación y otras acusaciones sexuales contra él en Nueva York.

Harvey Weinstein fue presentado en una corte para responder por los cargos de presunta violación, reportó NBC News.

El Departamento de Policía de Nueva York dijo en una declaración que Weinstein fue acusado de "violación, acto sexual criminal, abuso sexual y mala conducta sexual por incidentes que involucraron a dos distintas mujeres por separado".

En un video de la televisora, se ve a Weinstein esposado y trasladado en una camioneta hacia la corte.

Weinstein se presentó este viernes temprano en el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), donde quedó bajo custodia después de entregarse a sí mismo por cargos relacionados con una investigación de delitos sexuales por parte de la Oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan.

Su arresto se produce después de que docenas de mujeres comenzaron a contarle a los medios que él las acosó sexualmente o las agredió durante décadas; sin embargo, algunos pensaron que nunca llegaría el día en que enfrentaría estos cargos.

Luego de los informes iniciales publicados por The New York Times y The New Yorker, docenas de mujeres comenzaron a presentarse el año pasado para acusar a Harvey Weinstein de varias formas de mala conducta sexual. Los reporteros del Times y The New Yorker, Jodi Kantor, Megan Twohey y Ronan Farrow, recibieron el Premio Pulitzer por el servicio público a principios de este año por su trabajo.

A ellos, junto con las mujeres que compartieron sus historias, se les atribuye la chispa de los movimientos Me Too y Time's Up contra la mala conducta sexual que han afectado a innumerables otras industrias de menor perfil.

KENA BETANCUR vía AFP/Getty Images
Harvey Weinstein a su salida de la Corte de Manhattan.

Según los informes, los cargos están relacionados con una acusación formulada por Lucia Evans, quien le dijo a The New Yorker que el productor de Hollywood la había invitado a una reunión sobre oportunidades de trabajo. Luego, supuestamente, la obligó a practicarle sexo oral.

"Dije, una y otra vez, 'no quiero hacer esto, detente, no'", dijo Evans al medio. "Traté de escapar, pero tal vez no lo intenté lo suficiente. No quería patearlo ni pelear con él".

Eventualmente, ella dijo: "Es un tipo grande. Él me dominó".

Una cultura de abuso en Hollywood permitió que el presunto abuso de Weinstein se convirtiera en un secreto a voces en la industria, donde el mismo productor disfrutaba de todas las ventajas del estrellato.

Se decía que tenía el poder de hacer o deshacer una carrera.

BLOG: Asia Argento: una voz por todas las voces

Una mujer, productora de Netflix, dijo en una demanda reciente en su contra que podía recordar 11 incidentes separados en los cuales abusó sexualmente de ella.

Robert Boyce, ahora retirado jefe de detectives de la ciudad de Nueva York, dijo en marzo que su departamento había reunido "bastante evidencia" contra Weinstein, informó The Guardian.

Como parte de su investigación, el NYPD también examinó el presunto asalto sexual de 2010 de la actriz de Boardwalk Empire, Paz de la Huerta, informó The Wall Street Journal.

De la Huerta le dijo a Vanity Fair que Weinstein la agredió sexualmente dos veces. Ambos incidentes presuntamente ocurrieron en su departamento de Manhattan. La segunda vez, la actriz dijo que había estado bebiendo y recordó tener miedo del productor, que la había estado llamando repetidamente desde la primera violación.

"Dije que no, y cuando estaba encima de mí, le dije: 'No quiero hacer esto'. Continuó gritándome y fue repugnante. Es como un cerdo", le dijo a Vanity Fair.

Mientras tanto, Weinstein ha negado continuamente involucrarse en actos sexuales no consensuales.

Steven Ferdman vía Getty Images
Harvey Weinstein a su llegada a la corte de Manhattan, tras estar bajo custodia en el Departamento de Policía de Nueva York.

En 2015, el fiscal de distrito de Nueva York, Cyrus Vance Jr., liberó a Weinstein de una supuesta agresión sexual por parte de una modelo italiana, y decidió que no había pruebas suficientes para acusar a Weinstein de supuestamente haberla manoseado. En marzo, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó al fiscal general del estado que revisara la decisión, que Vance defendió.

Los fiscales federales en Manhattan también están investigando a Weinstein, al igual que las autoridades en Los Ángeles y Londres. The Wall Street Journal informó a principios de esta semana que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York abrió una investigación de delitos sexuales para examinar si el productor había atraído a mujeres a través de las fronteras estatales para cometer un delito sexual.

Zelda Perkins, exasistente de Harvey Weinstein: 'Es un maestro de la manipulación'

Según los informes, Weinstein intentó silenciar a muchos de sus acusadoras contratando investigadores privados para buscar información sobre las mujeres y los periodistas que sabían de su presunta mala conducta.

A medida que las historias desagradables sobre su comportamiento continuaron acumulándose el año pasado, se registró en un centro de rehabilitación en Scottsdale, Arizona, a fines del año pasado.

Weinstein fue despedido del estudio que cofundó, The Weinstein Company, en octubre. También ha sido expulsado de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, el Producers Guild of America y la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión.

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.