ESTILO DE VIDA
25/05/2018 8:58 AM CDT | Actualizado 25/05/2018 9:01 AM CDT

Lo peor que puedes decir después de engañar a tu pareja

La gente cae en lugares comunes porque, en realidad, hay algo de cierto en ellos, dicen los terapeutas.

Michele Weiner-Davis está acostumbrada a escuchar que la personas digan que "solo fue sexo. No tuvo nada que ver contigo. No significó nada".

La terapeuta de Boulder, Colorado, trabaja principalmente con parejas al borde del divorcio. Nos dijo que las parejas infieles a menudo piensan que este tipo de afirmaciones pueden suavizar una situación y ayudarlos a salvarse el pellejo. Sin embargo, revela, la verdad es que pueden empeorar bastante las cosas.

"Decir que una aventura no tiene nada que ver con la otra persona puede ser muy doloroso, pues es horrible pensar que no estabas en la mente de tu pareja cuando él o ella tomó lo decisión", nos dijo Weiner-Davis, autora de Healing from Infidelity: The Divorce Busting Guide to Rebuilding Your Marriage After an Affair (Sanar después de una infidelidad. La guía para evitar el divorcio y reconstruir tu matrimonio después de una aventura). "Hace que una persona sienta que no es deseada, que no es amada y que no es importante".

Los infieles tienen sus razones para usar estas frases.

igor_kell via Getty Images
¿Las causas de la infidelidad? Sigue leyendo.

"Las parejas infieles dicen cosas así porque en parte son ciertas", afirma Weiner-Davis. "Puede ser difícil de creer, pero cuando la mayoría de la gente pone el cuerno, en realidad no están pensando en su cónyuge o pareja en ese momento. Piensan con sus instintos, sus hormonas, su vacío o su insaciable necesidad de atracción".

"Decir que no significó nada se interpreta como 'destruí tu mundo entero por nada'". —Caroline Madden, terapeuta especializada en infidelidades.

Caroline Madden, una terapeuta del sur de California, especializada en las relaciones extramaritales, tiene un análisis aún más contundente del uso de esta excusa. "Decir que no significó nada se interpreta como 'destruí tu mundo entero por nada'", dijo Madden, autora de Blindsided By His Betrayal: Surviving the Shock of Your Husband's Infidelity (Sorprendida por su traición. Sobrevivir al trauma de la infidelidad de tu esposo). "Generalmente, la parte infiel está tratando de demostrar que no tenía intención de dejar a su cónyuge e hijos por su amante. Pero decir eso es minimizar la situación. Suena como si dijeras: 'Te engañé, pero podría ser peor'".

La parte infiel tiene que intentar sentir el dolor de su pareja como si fuera el suyo, dice Janis Abrahams Spring, terapeuta y autora de After the Affair: Healing the Pain and Rebuilding Trust When a Partner Has Been Unfaithful (Después de la infidelidad. Sanar el dolor y reconstruir la confianza tras la infidelidad).

"Tienes que demostrar que quieres entender lo que sea que tu pareja quiera que entiendas, dice Janis. "Esto no quiere decir que tengas que estar de acuerdo con eso, solo significa que te das cuenta de que nada de lo que digas disminuirá el dolor y enojo de tu pareja, quizá solo le hagas sentir que alguien la escucha".

Una vez que una parte de ese dolor se ha absorbido, Madden aconseja a sus pacientes infieles que pongan todas sus cartas sobre la mesa. Simplemente reconocer que eres el arquitecto único del dolor que ambos están sintiendo contribuye bastante para reconstruir la confianza, explicó.

"Sé que parece contra intuitivo, pero tienes que admitir y entender que tus acciones egoístas le han causado un dolor terrible a tu cónyuge", nos dijo. "Si lo haces, tu pareja no tendrá la necesidad de probarte que tiene derecho a sentirse mal, molestándose o gritándote".

Sé honesto sobre tus motivaciones para tener una aventura, sin minimizarlas, dice Madden. Si querías volver a sentirte vivo y la infidelidad era tu camino para explorarlo, díselo a tu pareja. Tu aventura fue algo muy importante, actúa en consecuencia.

"Una vez que te has explicado, admite que fue una decisión estúpida y egoísta", dice Madden. "Si no puedes creer que pudiste haber destruido todo por lo que han trabajado tanto en construir, solo por lujuria, y sabes que este será siempre el peor arrepentimiento de tu vida, díselo a tu cónyuge".

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.