MÉXICO
24/05/2018 7:00 AM CDT

Abogados piden a candidatos presidenciales resolver asesinato de cardenal Jesús Posadas Ocampo

El cardenal fue asesinado el 24 de mayo de 1993 en el aeropuerto internacional de Guadalajara en un enfrentamiento entre cárteles rivales.

Una monja ve los restos del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo mientras su cuerpo descansaba en la catedral principal de Guadalajara el 25 de mayo. El cardenal Posadas y otras seis personas murieron el 24 de mayo durante un tiroteo entre narcotraficantes en el aeropuerto de la ciudad.
AFP/Getty Images
Una monja ve los restos del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo mientras su cuerpo descansaba en la catedral principal de Guadalajara el 25 de mayo. El cardenal Posadas y otras seis personas murieron el 24 de mayo durante un tiroteo entre narcotraficantes en el aeropuerto de la ciudad.

El 24 de mayo de 1993 el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo fue asesinado en el aeropuerto Internacional de Guadalajara junto a seis personas en un enfrentamiento entre dos cárteles rivales: el de Tijuana y el de Sinaloa.

De acuerdo con versiones oficiales, Posadas Ocampo fue ultimado por sicarios que lo confundieron con Joaquín el Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa.

José Antonio Ortega y Fernando Guzmán, abogados del caso, demandaron a los candidatos a la presidencia solucionar y castigar el asesinato del cardenal, del que este jueves se cumplen 25 años.

"Se trata de un asesinato que sigue impune y trascendente porque ha dañado la vida de todos los mexicanos y agraviado a los católicos", señalaron en una carta dirigida a los aspirantes presidenciales.Abogados José Antonio Ortega y Fernando Guzmán

En una entrevista a Expansión en 2011, Ortega reveló que el cardenal conocía los nexos del narcotráfico boliviano-colombiano-peruano con políticos mexicanos, entre ellos Raúl Salinas de Gortari.

AFP via Getty Images
La policía examina las armas automáticas y los clips de la munición encontrados dentro de una camioneta después de un tiroteo del 24 de mayo de 1993 entre los narcotraficantes en el aeropuerto internacional de Guadalajara.

Posadas Ocampo buscó hablar con el presidente Carlos Salinas de Gortari para enterarlo de la situación, fue entonces cuando el jefe de la oficina presidencial, José Córdoba Montoya, lo agredió físicamente y lo sacó de la oficina, lo que provocó molestia en el gobierno federal. "Y como el gobierno federal no lo pudo callar, lo tuvieron que matar", sostuvo.

La averiguación por este caso continúa abierta y se retomaron testimonios como la declaración del narcotraficante Benjamín Arellano Félix, sin embargo, no se ha consignado ni castigado a los responsables.

La averiguación sigue abierta "pero no se ha consignado ni castigado a los verdaderos responsables y a 25 años no hay sentencia firme para nadie", aseguraron los abogados en la misiva a los aspirantes Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez Calderón.

Los abogados declararon a EFE que los asesinos del cardenal mexicano apuestan a que se olvide el crimen y prescriba y sostuvieron que la impunidad de este caso marca el camino que siguen los delincuentes para cometer crímenes a sabiendas de que no serán castigados.