MÉXICO
23/05/2018 10:32 PM CDT | Actualizado 23/05/2018 10:36 PM CDT

Suman tres muertos y siete detenidos tras atentado a exfiscal de Jalisco

El lunes pasado se desató una ola de violencia en Guadajalara tras el atentado contra el exfiscal Luis Carlos Nájera.

AFP/Getty Images
Los oficiales de la policía ministerial son vistos en el sitio de un ataque contra el Secretario de Trabajo y ex fiscal de Jalisco Luis Carlos Najera.

El saldo por el atentado del lunes contra el secretario del Trabajo y exfiscal del estado mexicano de Jalisco, Luis Carlos Nájera, se elevó a tres muertos y siete detenidos, informó hoy la Fiscalía estatal.

Raúl Sánchez, titular de la Fiscalía, informó en rueda de prensa la captura de dos nuevos sospechosos, identificados como Víctor Manuel "N" y Fernando de Jesús "N", de 26 y 23 años respectivamente, durante el operativo implementado tras el atentado.

Los dos detenidos estaban en una finca de la zona residencial Ciudad Bugambilias, que era utilizada como casa de seguridad, y en la cual fueron encontradas dos personas que habían secuestradas.

En el operativo se incautaron prendas de uso privativo de la policía, teléfonos móviles, cartuchos de diferentes calibres, cinco rifles, identificaciones, herramientas, una camioneta y una motocicleta que presuntamente fueron usadas en el ataque al exfiscal.

La detención de estos dos sospechosos se suma a las seis hechas el día del ataque, entre ellas la del presunto autor material, que murió de un infarto mientras se encontraba ingresado en un hospital de Guadalajara.

El fiscal afirmó que en las primeras investigaciones se determinó que lo sujetos pertenecen a un grupo de elite que, de acuerdo a sus declaraciones, se dedica a "limpiar la plaza" y privar de la vida a integrantes de grupos rivales.

Estos sujetos recibieron "la orden de privar de la vida al secretario Nájera", indicó el fiscal al señalar que los detenidos enfrentarán cargos por tentativa de homicidio calificado y delitos contra representantes de la autoridad.

Sánchez informó que este martes falleció un hombre de 59 años de edad que resultó herido por una bala mientras caminaba por una calle en la que los policías perseguían a los presuntos autores del atentado.

El hombre trabajaba en una fábrica de la zona, al salir se dirigió a tomar el transporte público y fue alcanzado por una bala perdida y murió horas después en el Hospital Civil de Guadalajara.

Su muerte se suma a la del detenido y la de Tadeo, el bebé de ocho meses que sufrió quemaduras durante el incendio intencional de una unidad del transporte público por presuntos delincuentes tras el ataque a Nájera.