POLÍTICA
22/05/2018 5:00 AM CDT

Estos son los retos que tienen las alcaldías y municipios por delante para cumplir con la Agenda 2030 de la ONU

La Agenda 2030 plantea 17 objetivos que buscan el desarrollo sostenible; algunos municipios están haciendo su parte, pero el esfuerzo tiene que ser conjunto.

FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM
FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

En el año 2015, líderes de 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas suscribieron la Agenda 2030: para el desarrollo sostenible. México está entre esos países que se comprometieron, entre otras cosas, a erradicar el hambre en su totalidad, poner fin a la pobreza, brindar servicios básicos de calidad a sus habitantes.

Si bien los objetivos se tienen que trabajar en todos los órdenes de gobierno, los municipios pueden hacer su parte y en Ciudad de México la hoy todavía delegación Cuauhtémoc acaba de asumir los compromisos que le tocan para llevar a cabo acciones concretas que puedan reducir la desigualdad; en la capital del país es la única que lo ha hecho.

Sin embargo, la demarcación que se presenta como "el corazón de México" tiene un gran reto por delante junto a las otras futuras alcaldías de Ciudad de México y diversos municipios del país.

Para el profesor Pablo Yanes Rizo, coordinador de la unidad de investigaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), es imperativo reducir la desigualdad, pues representa una barrera para la productividad. Con esto quiere decir que la educación es primordial para poder proveer de una plataforma uniforme para que los ciudadanos puedan desarrollarse.

Tlaxcala, a nivel estatal, suscribió esta misma agenda hace unas semanas y, sin que esto sea necesariamente una consecuencia, hoy ocupa el cuarto lugar a nivel educación de acuerdo con el Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa (ICRE) 2018, esto significa que, de seguir esa trayectoria, la cuesta que representa cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados en la agenda será menor.

Sin embargo, fue el municipio de Jiutepec, Morelos, el primero en asumir los compromisos que le corresponden para empujar la agenda 2030. Aunque cabe aclarar que sus acciones se han visto encaminadas a la recuperación del medio ambiente: pusieron en marcha un sistema colector de aguas residuales, reubicaron el gasoducto en la región oriente y cambiaron su actividad diésel por gas natural, además de que el gobernador Graco Ramírez presentó como un logro el que los ejidatarios no hayan vendido sus tierras para poder impulsar la actividad agrícola y aumentar así su valor.

Es en este punto en el que Yanes Rizo hace hincapié en que es importante que la agenda sea adoptada en todos los niveles de gobierno puesto que las entidades colindantes no pueden verse como regiones independientes una de la otra. Además, especificó que uno de los grandes desafíos corresponde a la partida presupuestaria ya que en México las políticas públicas se llevan a cabo mediante metas que se ajustan al presupuesto.

Ejemplificó que "no se pueden entregar 38 becas, porque eso es para lo que alcanza si los niveles de deserción, por falta de medios económicos, siguen ocupando el primer lugar". Es por ello que se tienen que hacer efectivos los recursos mediante la transparencia, así como de la apropiada recaudación de impuestos para luego enfilar críticas en torno a los llamados "paraísos fiscales" y el neoliberalismo.

Uno de los problemas que va a surgir frecuentemente durante las medidas que se tomen respecto a la Agenda 2030 son los indicadores, pues estos van a diferir en cada lugar que se adquieran los compromisos. No va a haber manera de que se implementen a pies juntillas los planes o las acciones que se realizaron en una zona aledaña. Tiene que haber coherencia entre los objetivos y el presupuesto asignado, pues no puede haber desarrollo si este requiere el endeudamiento.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales, son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Fuente: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Uno de los 17 objetivos, y quizá en el caso de la delegación Cuauhtémoc sea uno de los más complicados de alcanzar, es el de lograr paz justicia e instituciones sólidas. El año pasado, esta demarcación superó a Iztapalapa en el índice de inseguridad. La delegación, encabezada hasta ese momento por Ricardo Monreal, registró más de 26 mil denuncias, una cada 15 minutos, en promedio.

Los contrastes entre las colonias de la demarcación presentan otro reto, pues el primer punto de la agenda busca poner fin a la pobreza, mientras que el décimo plantea la reducción de las desigualdades y, los propios habitantes de la delegación reconocen que los cinturones de pobreza son palpables y preocupantes, lo mismo que la indigencia.

En el noveno punto se pugna por la industria, la innovación y la infraestructura, mientras que el décimo primero plantea que este tipo de desarrollo sea amigable con el medio ambiente. Esto quiere decir que de ahora en adelante deberán de ser más estrictos con las industrias que se establezcan y con las que ya operan en la demarcación.

Hasta este momento, el compromiso de la Cuauhtémoc es solamente de palabra y tiene el tiempo encima si se tiene en mente que el año 2030 está a solo 12 años de distancia. Lo que se haga en esta próxima alcaldía dentro de las siguientes dos administraciones resultará fundamental y brindará resultados en la medida en la que el resto de la ciudad se comprometa con la Agenda 2030, así como advertir si el resto de las alcaldías la adopta.