MÉXICO
21/05/2018 4:44 PM CDT | Actualizado 21/05/2018 4:55 PM CDT

La inteligencia emocional y financiera, las herramientas para un momento de incertidumbre económica

Ya es usual que las declaraciones de los candidatos pongan nervioso a más de uno.

QT Luong / terragalleria.com

No es novedad que en México en periodos políticos haya incertidumbre. Pese a que en los últimos 20 años no se ha enfrentado una devaluación inmediata, los efectos de la volatilidad política ponen nerviosos a algunos.

Después del debate presidencial del 20 de mayo la temperatura política se elevó y las preguntas para la economía individual se acentuaron.

Handout . / Reuters
Después de cada debate los indicadores económicos en México tienen alteraciones.

Gerardo García Manjarrez, autor del libro Mente millonaria, habló con HuffPost México acerca de cuestiones financieras de cara a un proceso electoral controvertido.

La economía personal y el cuidado con nuestros recursos son un tema del que hay que partir, "todos tenemos las mismas oportunidades, solo necesitamos nutrirnos financieramente" y esto es una responsabilidad de cada ciudadano. Normalmente la educación financiera no la encuentras en los sistemas educativos tradicionales, por lo que es indispensable convertirte en autodidacta y aprenderla con esmero y disciplina para entrar en una dinámica responsable", comenta García.

El autor califica de "bancarrota mental financiera o desnutrición financiera", es la falta de conocimientos, y el repetir patrones que nos provoca caer en prácticas que solo afectan la prosperidad en nuestras vidas.

Ya lo decía Charles Darwin "no es la especie más fuerte ni la más inteligente la que sobrevive, sino aquella que se adapta mejor a los cambios".

Los modos de consumo de los mexicanos suelen ser muy irregulares, influenciados malamente por dos aspectos subjetivos que nos pegan en el bolsillo: la inteligencia emocional y la inteligencia financiera.

"Ambas nos dan las herramientas necesarias, porque primeramente toda riqueza se gesta en nuestro interior y esto se logra controlando tus emociones".

Vergara y RIva
En su libro el autor hace recomendaciones para el aprovechamiento de nuestros recursos financieros.

Y viendo el presente y con algo de dudas al futuro

La economía mexicana se encuentra en momentos de retos. Las negociaciones en torno a un nuevo TLC, las elecciones presidenciales y la diversificación de exportaciones a otros mercados, han hecho que el peso mexicano esté en una montaña rusa los últimos meses.

"México está viviendo un momento de transformación y de cambios, es conveniente renovarse y adaptarse a esta nueva economía digital que se está manifestando ante nuestros ojos".

Ya lo decía Charles Darwin "no es la especie más fuerte ni la más inteligente la que sobrevive, sino aquella que se adapta mejor a los cambios".

México tendrá que hacer frente a sus propios demonios".

La divisa estadounidense en el actual escenario ha ganado pasos en el jaloneo económico mundial, por lo que sigue siendo una alternativa viable para obtener ganancias.

"Veo a México como una potencia mal gobernada que tendrá que hacer uso de sus propias fortalezas ya que ahí radica su grandeza. México tendrá que hacer frente a sus propios demonios".

Durante este periodo de variaciones lo importante es tener algunas ideas para protegerse no tener disciplina y empezar a considerar esto en nuestros hábitos de gasto cotidianos.

"El apegarnos a un "presupuesto", no como medida limitante sino más bien para llegar con más fuerza en este periodo de transición de gobierno. Otra de las sugerencias al ciudadano, es desarrollar un "pequeño fondo de emergencia" para minimizar los riesgos que nos permita atravesar este periodo electoral sin angustia y más bien con los sentidos atentos a los nuevos negocios".

Las bienes raíces hay que tenerlos presentes, siempre serán un refugio para las inversiones, por lo que si tienes esa alternativa es importante conservarlos.

Sergio Mendoza Hochmann via Getty Images
La oferta inmobiliaria se ha impulsado en las grandes ciudades y los corredores industriales más potentes.

"Normalmente las tasas de intereses en los bancos dejan mucho que desear, por lo que es más atractivo adquirir una propiedad y beneficiarse de la plusvalía o de los ingresos por alquiler. Los bienes raíces son un arma muy sólida, la historia lo ha demostrado por lo que sigue siendo muy factible".

Para García Manjarrez el potencial de México está en ciernes, por lo que la capacidad de producir más riqueza para los mexicanos debe ser detonada, no únicamente sobre las inversiones industriales y turísticas. El progreso de la nación debe estar apalancado con políticas públicas y educativas que hagan un cambio de paradigma en la mentalidad económica de los ciudadanos.

"México tiene mucha capacidad productiva interna, pero se compra mucho del extranjero cuando una de sus grandes fortalezas radica en su propia gente, su mano de obra puede generar muchas cosas y aprovechar estas bondades para que el dinero se quede dentro del propio país y no tenga que depender tanto del exterior para seguir funcionando. Es tiempo de que México haga su tarea" concluyó.