ESTILO DE VIDA
21/05/2018 7:35 PM CDT | Actualizado 21/05/2018 10:42 PM CDT

Estrés laboral: cómo saber que ya es demasiado y qué hacer para controlarlo

Hablemos de estrés porque todos lo sentimos en nuestra vida (y esta campaña electoral y sus candidatos no ayudan).

Getty Images/iStockphoto
Cómo saber si tu estrés ya es demasiado y qué hacer al respecto

Todos hemos experimentado estrés en algún momento de nuestra vida, pero un nuevo estudio revela que gran parte de las personas llegan a un punto de realmente sentirse abrumadas por el estrés.

Es por eso que hablamos con expertos de la salud para que nos revelaran cómo saber si estás agobiado por el estrés y qué puedes hacer para relajarte.

Westend61 vía Getty Images Stock image.

¿Cuáles son las señales del estrés?

El estrés puede afectar de distintas maneras a las personas. Según la organización Rethink Mental Illness (Repensar las Enfermedades Mentales), el estrés puede ocasionar problemas físicos, tales como dolores de cabeza, problemas estomacales, sudoración, cansancio, mareos, problemas sexuales, tensión o dolor muscular, problemas intestinales o de vejiga, dificultades respiratorias y sequedad de boca.

También puede ocasionar cambios, la persona se puede tornar irritable, deprimida, olvidadiza y más susceptible a cometer errores, y y sentir ansiedad sobre el futuro. Una tercera parte (32%) de las personas encuestadas por YouGov revelaron que han experimentado sentimientos suicidas como resultado del estrés.

Otros signos de estrés son llorar, comer menos o más, morderse las uñas, evitar a las otras personas, tener problemas para dormir, apresurar el trabajo, o incrementar el consumo de alcohol o de cigarro.

Si experimentas alguno de estos síntomas en relación con presiones en el trabajo, problemas familiares, problemas de dinero o cualquier otro factor de estrés, es momento de actuar.

Neil Shah, director en The Stress Management Society (Sociedad de Manejo de Estrés) y autor de The10-Step Stress Solution (La solución al estrés en diez pasos), le dijo a HuffPost que: "Es fundamental recordar que no siempre es posible prevenir el estrés, pues es una reacción física y mental completamente natural a las exigencias de cada día. Una acción primordial para minimizar el riesgo es identificar lo antes posible los problemas relacionados con el estrés, para poder tomar medidas antes de terminar enfermo por su causa".

Si no sabes qué te está estresando, intenta llevar un diario en el que registres los momentos cuando te sientes estresado. "Debes incluir lo que sucede justo antes o después de que te estresas", aconseja Rethink Mental Illness.

Cómo obtener ayuda

Shah sostiene que la mejor manera de lidiar con el estrés depende del factor que te está estresando en ese momento particular, así como del cambio que estés experimentando. "Tu solución debe estar diseñada para el síntoma específico".

Por ejemplo, si tienes problema para dormir, "asegúrate de tener una rutina de relajación muy bien planeada y evita ingerir comida y bebidas estimulantes (como la cafeína, azúcar y chocolate) después de las 4 de la tarde". Cambia el café por té de manzanilla, haz ejercicio por las mañanas y no por las tardes, y toma un baño relajante antes de ir a la cama. "Por último, evita las luces brillantes cuando se mete el sol y cambia la televisión por un libro", añade Shah.

Los estudios han revelado que la meditación puede reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Los ejercicios de respiración para tranquilizar ayudan cuando te sientes particularmente ansioso. Shah aconseja sentarte o ponerte de pie en una postura relajada e inhalar lentamente por la nariz, contando hasta cinco, y exhalar por la boca, contando hasta ocho. Repite esta secuencia varias veces.

El ejercicio no evita totalmente el estrés, pero puede ayudar a levantar tu ánimo si te sientes decaído y también puede ayudarte a pensar de forma más clara. Hay estudios que además sugieren que hacer trabajo voluntario o ayudar a los demás puede incrementar la resiliencia de las personas.

Platicar con amigos, familiares o incluso compañeros de trabajo sobre tu estrés puede ayudar, ya que ellos te pueden ofrecer apoyo o alternativas para aligerar tu carga de trabajo.

El profesor Cary Cooper, un experto en salud ocupacional de la Universidad de Lancaster, aconseja a las personas que están estresadas en el trabajo que "trabajen de forma más inteligente"; en otras palabras, debes priorizar el trabajo y concentrarte en las tareas que son realmente importantes. Shah concuerda: "Haz una lista de las cosas que necesitas hacer cada día y ponlas en orden de urgencia e importancia". Esta es su recomendación para categorizarlas:

  • Hacer ahora - son cosas que son tanto urgentes como importantes.

  • Planear hacer - son cosas que son importantes, pero no urgentes.

  • Rechazar diplomáticamente - son cosas que pueden ser urgentes, pero no importantes

  • Resistir y suspender - son cosas que no son urgentes ni importantes.

Si nada de esto ayuda, es hora de hablar con tu médico, quien puede autorizar una licencia corta de trabajo o recomendarte terapia cognitiva-conductual. También existen cursos de manejo de estrés, pide a tu médico que te recomiende alguno.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost UK.