ESTILO DE VIDA
21/05/2018 10:11 AM CDT | Actualizado 21/05/2018 10:23 AM CDT

¿Necesitas dormir en la misma cama para tener una relación sana de pareja?

“Jamás se nos hubiera ocurrido que lo que nos distinguiría como pareja sería irnos a cuartos separados cada noche, pero así es”.

pixelfit via Getty Images

"Mi esposo y yo sinceramente nos preocupamos por mantener una buena relación", afirma Jennifer Adams, quien ha estado con su esposo desde hace doce años y ha pasado los últimos once durmiendo en camas separadas.

Para muchas parejas, dormir separados es sinónimo de problemas de pareja y discordia marital o el resultado de una discusión, solo hay que ver cómo se dice que a las celebridades "las mandaron a dormir al sillón" cuando no comparten la cama con su pareja; incluso cuando los motivos pueden ser los hijos, horarios estresantes o cualquier otro factor.

En la medida que más personas en Reino Unido optan por dormir solos (una encuesta a 1 500 británicos encontró que una cuarta parte (25%) de las parejas dormía lejos de su media naranja regularmente, es decir, más de tres veces por semana), ¿será momento de reconsiderar los posibles beneficios, en lugar de verlo como el principio del fin?

JGI/JAMIE GRILL VÍA GETTY IMAGES

"Hay muchas razones por las que las parejas eligen dormir en habitaciones distintas", revela Martin Burrow, consejero de relaciones y terapeuta sexual, y añade que la mayoría de las razones que él ha escuchado son prácticas, factores que interrumpen los patrones de sueño, como trabajar en horarios distintos o tener el sueño ligero. Por ejemplo, Adams dice que su esposo ronca y además se tiene que levantar temprano a trabajar, mientras que ella tiene el sueño ligero y puede pararse mucho más tarde que él. Resolvieron dormir separados en el primer mes de estar viviendo juntos y no han vuelto atrás.

Para muchas parejas, señala Burrow, otra razón son los hijos. Algunas parejas prefieren dormir separadas para facilitar el colecho con los miembros más jóvenes de la familia. De hecho, una sexta parte (16 %) de los encuestados atribuyó su arreglo a la presencia de un niño en la cama principal.

Aunque muchas parejas se dan cuenta que discutirían menos y estarían de mejor humor si durmieran ocho horas (sin que los pateara un niño) cada noche, es necesario preguntar: ¿cómo afecta este arreglo nuestra intimidad, tanto emocional como física, de pareja?

Sarah Ryan, experta en relaciones, le dijo a HuffPost UK que a ella, como a muchas personas, le parece sospechoso que las parejas tomen este camino. "Estoy a favor del amor a distancia, pero no creo que eso funcione en la recámara". De hecho, afirma ice que dormir juntos conecta más a las parejas. "También genera una sensación de intimidad emocional, debido a la proximidad física. Bajamos la guardia y revelamos nuestra vulnerabilidad", agrega.

"Estoy a favor del amor a distancia, pero no creo que eso funcione en la recámara..."

A la pregunta sobre la intimidad, Adams responde que, de hecho, "todavía tenemos sexo." Agrega que, en realidad, se esfuerzan por pasar tiempo en la cama juntos, solo duermen separados. "Pasamos tiempo acostados juntos en la cama, platicamos, nos ponemos al tanto de los eventos cotidianos, estamos el uno junto al otro en silencio y todas las demás 'actividades normales' relacionadas con la cama", explica.

Pero ¿qué pasa con la espontaneidad? "En realidad, el sexo rara vez es realmente espontáneo y la mayoría de las parejas (incluso las que comparten la cama de tiempo completo) se beneficiarían de agendar un momento para la intimidad", dice Burrow. "Elimina lo predecible de estar acostados el uno junto al otro todas las noches", concuerda la consejera familiar Armele Philpotts. "Y significa que las parejas tienen que hacer un mayor esfuerzo para conectar".

Puede que estar de lados diferentes de una pared te obligue a ser más proactivo, pero no es imposible pensar que esto funcione. Después de todo, las parejas que viven en casas separadas y no comparten la cama de manera frecuente no dejan de tener sexo. Además, es posible que un mejor descanso tenga un efecto positivo en tu vida sexual.

RAWPIXEL VÍA GETTY IMAGES

Adams afirma que descansar bien les da la posibilidad de ser mejor esposo o esposa durante el día. "Cuando apenas empezábamos, jamás se nos hubiera ocurrido que lo que nos distinguiría como pareja sería irnos a cuartos separados cada noche, pero, así es".

Muchas parejas a veces llegan al punto (que no se puede obviar de forma fácil) de pensar que su relación no va a funcionar si no tienen habitaciones distintas en donde dormir. Es mejor una habitación extra que el sofá, el cual definitivamente va a disminuir la calidad del sueño y comodidad de la persona a quien le toque.

Entonces ¿necesitas dormir en la misma cama que tu pareja para tener una relación de calidad? Depende. Debes preguntarte si dormir separados es una decisión consciente y proactiva o es un hábito que has adoptado de manera pasiva con el tiempo. También, pregúntate si fue una decisión tomada por los dos o que uno de los dos impuso.

"Si es un hábito en el que has caído pero no te hace feliz, habla de eso con tu pareja y vean si es posible encontrar soluciones como tapones de oídos para los ronquidos o hacerse el hábito de irse a dormir a la misma hora", dice Burrow.

"Lo más importante es que los miedos y preocupaciones que no se dicen no ayudan, si una de las partes no quiere regresar a compartir habitación, deberían investigar por qué", dice un vocero de los servicios de terapia Tavistock. "Pero, como decisión conjunta, puede traerle frescura a la vida de ambos".

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost UK.