MÉXICO
16/05/2018 5:00 AM CDT | Actualizado 16/05/2018 3:26 PM CDT

Los familiares de las víctimas de Álvaro Obregón 286 en el olvido, ocho meses después del sismo

Para los familiares de algunas de las víctimas mortales del sismo del #19S parece que fuera el primer día en que la tragedia les cayó de golpe: "estamos igual que al principio, sin mucha información", reclaman.

Tras cumplirse un mes del sismo, un grupo de personas que trabajaba en el edificio que colapsó sobre Álvaro Obregón 286, se reunió en dicho lugar para guardar silencio y levantar el puño un par de minutos, el 19 de octubre de 2017.
DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ/CUARTOSCURO
Tras cumplirse un mes del sismo, un grupo de personas que trabajaba en el edificio que colapsó sobre Álvaro Obregón 286, se reunió en dicho lugar para guardar silencio y levantar el puño un par de minutos, el 19 de octubre de 2017.

Los familiares de las víctimas del sismo del 19 de septiembre de 2017 no solo enfrentaron la repentina muerte de un ser querido, también la falta de respuesta de las autoridades. El abandono continúa ocho meses después del movimiento que sacudió la capital del país.

"Ahorita está todo parado. Se habían iniciado dos demandas por la vía penal y civil, pero realmente desde diciembre ya no hubo nada", dice la hermana de A, una de las 49 víctimas del edificio de Álvaro Obregón 286, en entrevista con el HuffPost.

El cuerpo de su hermano estuvo entre los últimos recuperados en Álvaro Obregón 286. Desde que supieron que su hermano se encontraba en el edificio, su familia navegó a contracorriente para que las autoridades no se olvidaran de él ni de las otras víctimas que quedaron atrapadas.

DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ/CUARTOSCURO
Demolición de Álvaro Obregón 286 de la colonia Roma tras el sismo del 19 de septiembre, el 7 de octubre de 2017.

La madre de A se enteró por un mensaje de texto que el edificio en donde estaba su hijo se había derrumbado. Luego siguió la falsa esperanza cuando les dijeron que él y otras personas atrapadas estaban vivos, que incluso les habían pasado comida o agua. Al final, alguien que estuvo en la zona le confesó que había sido mentira, que nunca se había tenido contacto.

Cuando finalmente pudieron recuperar su cuerpo, a principios de octubre, la madre de A quería sentar un precedente para que no quedara impune la muerte de su hijo. Hoy ha perdido fuerzas.

En el caso de mi mamá, no ha dado un seguimiento adecuado porque continúa con el dolor.-Hermana de A, una de las víctimas de Álvaro Obregón 286.

Cuando el actual secretario del Trabajo, Roberto Campa, se desempeñaba como subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, hubo algunas promesas de apoyo a las familias, como agilizar algunos trámites ante el IMSS, ver el tema de la pensión o los seguros de las víctimas, pero hoy ese apoyo parece diluido.

"Quedó en el aire lo que había prometido Roberto Campa", explicó la joven.

La frustración en su voz es evidente. "Estamos igual que al principio, sin mucha información. Los abogados nada más nos dicen que todo marcha bien, pero realmente ya no sabemos nada", explica la joven mujer, quien ya no ha sido informada sobre la denuncia colectiva que interpusieron por homicidio culposo contra quien resulte responsable.

DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ/CUARTOSCURO
Mensajes de aliento y motivación para las víctimas del sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre se observan cerca del edificio colapsado ubicado sobre Álvaro Obregón 286, el 28 de septiembre de 2017.

Desde noviembre pasado, la Fundación Barra Mexicana Colegio de Abogados representa a 39 de las familias. "Hay indicios de actos ilegales en la construcción del edificio Álvaro Obregón 286. Por eso hay que investigar y analizar quien dio la anuencia para construir de manera irregular", dijo en ese entonces Juan José Serrano, abogado de la Barra.

La joven cuenta que la Fundación Barra Mexicana Colegio de Abogados continúa representando a las familias. "No nos han dicho mucho, pero nos dicen que todo marcha bien", dice.

Los abogados que representaban a las familias les ayudaban también con las cuestiones laborales, como en el caso de su hermano, que llevaba tres meses trabajando en Aguilera Contadores, una empresa que "nunca tuvo un acercamiento con los familiares" según explica la mujer. Pese a no tener respuesta por parte de Aguilera Contadores, las familias investigaron y descubrieron que la empresa continúa operando pero con otro nombre.

Las dudas sobre los recursos

Las acusaciones sobre el mal manejo de los recursos para la reconstrucción provocaron que en febrero de este año, tres integrantes de la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México –Ricardo Becerra, Mauricio Merino, Katia D'Artigues– presentaran sus renuncias acusando "falta de garantías para transparentar el uso de recursos".

La organización Nosotrxs informó el martes 8 de mayo que obtuvo 47 oficios de autorización presupuestaria del ejercicio del 2018 para diversas unidades de gasto del gobierno de la Ciudad y sus delegaciones, presumiblemente relacionados con el proceso de reconstrucción. En esos oficios, la organización identificó una asignación total de 14 mil 684 millones de pesos, autorizados por la Asamblea Legislativa entre el 10 de enero y el 15 de febrero del 2018.

El decreto de presupuesto de egresos del 2018 se modificó el 23 de febrero, después de una amplia polémica pública sobre las facultades de la Asamblea Legislativa en la materia, por lo que se desconoce si esa reforma dejó sin efectos los oficios de autorización, o si bien esas decisiones quedaron intactas.

"De no haberse modificado en los dos meses posteriores, quedaría claro que esas autorizaciones presupuestarias se han distanciado de los objetivos de la reconstrucción y han seguido", advirtió la organización.

El gobierno de Ciudad de México respondió que "no se ha ejercido recurso alguno del Fondo de Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México para la compra de materiales, objetos o para algún fin distinto a la reconstrucción".

Las dudas sobre el memorial

En este contexto de acusaciones sobre el destino de los recursos para la reconstrucción, la hermana de A cuenta que no se han puesto en contacto con ellos para conocer su opinión sobre el memorial de víctimas, que justamente se construirá en Álvaro Obregón 286.

"Sigue habiendo muchas irregularidades, desde el manejo sobre cómo quisieron sacar los cuerpos hasta ahora lo del memorial, pero seguimos en lo mismo", cuenta la joven, quien a ocho meses de que falleció su hermano en Álvaro Obregón 286 sigue esperando la respuesta de las autoridades.

La hermana de A cree que las autoridades se aprovechan porque saben que "los familiares siguen pasando por una etapa difícil" y no están al 100 para poder continuar con los trámites legales.

Así como su madre, la joven no quiere dejar que continúe la impunidad. "A mí me costó mucho trabajo regresar a mi vida normal, pero ya me estoy recuperando y ya le dije a mi mamá que hay que ver cómo va todo, porque entendemos que fue una cuestión de la naturaleza, pero el edificio tenía muchísimas irregularidades, hay mucha irregularidad por parte de las autoridades y de la delegación por haber otorgado este permiso", dijo.