POLÍTICA
15/05/2018 5:00 AM CDT | Actualizado 15/05/2018 5:00 AM CDT

Salir de los escombros y empezar de cero luego del #19S, rumbo al segundo #DebateChilango

Martha Bohorquez acaba de inaugurar de nuevo su empresa luego de que el proyecto de su vida se derrumbó y no recibió ayuda de las autoridades.

Facebook: Ayni

"Íbamos a inaugurar Ayni el 21 de septiembre, ya teníamos todo listo en los pisos tres y cinco de Álvaro Obregón 286", relata Martha Bohorquez, emprendedora colombiana. "Yo estaba saliendo de una junta en la calle de Ámsterdam cuando se empezó a mover la tierra, y se escuchaba, como en una película. Cuando llegué al edificio, lo encontré todo en el piso. Eran los ahorros de mi vida; pero lo material quedó de lado en el instante en que pensé en las personas y en que necesitaba que todos salieran con bien."

Dos personas de su equipo fallecieron ese día y algunos más quedaron atrapados bajo los escombros. Uno de ellos es Isaac quien, según cuenta Martha al HuffPost, era quien más ganas tenía de regresar a trabajar aún después de pasar 36 horas atrapado.

"Por supuesto que fue un quiebre, nos cuestionamos muchísimo si queríamos seguir haciendo esto. Porque mucha gente se solidarizó con quienes perdieron su casa, su patrimonio, pero no con los emprendedores o los empresarios", reclama, sin rastro de rencor en la voz, que ningún influencer haya puesto un mensaje de apoyo a los negocios.

Nacho Doce / Reuters
REUTERS/Nacho Doce

"Yo nunca dejé de pagarles su sueldo a quienes hasta hoy trabajan conmigo mientras tratábamos de levantarnos de nuevo, por eso la ayuda del gobierno nos parecía irrisoria. Eran 3 mil pesos para renta, pero para nosotros no era solamente la renta, sino todas las familias que trabajan con nosotros. Parte de tener una empresa es que la responsabilidad de ellos también es tuya y cuando te familiarizas tanto con la gente no les puedes decir 'el gobierno no me respondió, ustedes verán'", insiste.

Fito había recibido el visto bueno para donar un riñón a su hijo. Sin embargo, pereció en el siniestro y tardaron 15 días en sacar el cuerpo de entre los escombros. "Sí la prioridad es reconstruir, pero si a nosotros nos va bien a ellos también", asegura.

Padecimos también que no hay un gremio emprendedor que esté al tanto de qué está pasando con los negocios, los restaurantes y del estado en el que se encuentran."Martha Bohorquez.

Al instante siguiente en que se convenció de que quería seguir adelante con su empresa, decidió que lo primero era salir de la colonia Condesa y el segundo problema era el cómo se iban a poner de pie de nuevo. "Lo que queríamos era encontrar un lugar chiquitico, pero había cierta frustración porque habíamos dejado nuestro lugar divino. Muchos amigos y proveedores se acercaron a ayudarnos, a ofrecernos descuentos o donarnos escritorios, algunas terapeutas daban consultas gratis."

Nacho Doce / Reuters
REUTERS/Nacho Doce

"La gente piensa que porque tienes un negocio tienes reservas, pero teníamos todo invertido todo ahí. Tampoco teníamos seguros porque estaban en proceso y ni del gobierno o del dueño del edificio obtuvimos algún tipo de ayuda", dice que muchos de sus colaboradores tardaron semanas en recuperarse y que ella les pidió paciencia y les aseguró que iban a tener un trabajo en cuanto encontraran un lugar donde instalarse.

Martha Bohorquez acepta que desde el temblor del pasado 19 de septiembre nos hemos vuelto más precavidos. Mientras buscaba un nuevo sitio para su empresa se preocupó por las medidas de seguridad, desde las rutas de evacuación hasta los extintores. "Ahora nos enfrentamos a cada cuánto que vamos a tener que hacer los simulacros, pero también otras cosas que no teníamos contempladas como preguntar por los certificados de seguridad para los lugares a los que llegamos a trabajar o a vivir. Porque no estamos exentos a que vuelva a pasar", dijo.

Facebook: Ayni

Hace dos semanas abrió de nuevo Ayni, un espacio de coworking en el que ofrecen talleres de meditación y sesiones de yoga. "Este es un espacio en el que no solo se hacen negocios, ofrecemos herramientas para sanar, meditar y estar más tranquilo. Aquí las personas pueden trabajar con sus emociones y aprender de ellas", dice convencida de lo que es el trabajo de su vida.

El concepto del coworking lleva ya varios años en Ciudad de México: grandes espacios destinados al trabajo de oficina fuera de ellas, que además te permiten relacionarte con otras personas, de otras disciplinas, con el fin de ampliar la experiencia laboral.

Ayni además ofrece actividades fuera del ámbito laboral con el fin de romper las antiguas costumbres que dictaban el pasar más de ocho horas en la oficina. Martha está segura de que cambiar estos hábitos será benéfico para irse con mayor fuerza y serenidad para afrontar un rechazo laboral. O el ver que tu proyecto de vida se ha venido abajo y se puede volver a empezar.