INTERNACIONAL
14/05/2018 2:32 PM CDT | Actualizado 14/05/2018 2:44 PM CDT

Torra, nuevo president de Cataluña

El candidato de JxCat ha sido investido en un pleno sin sorpresas. Su prioridad: "Construir la república catalana".

"Nuestro president es Carles Puigdemont". Este ha sido uno de los primeros puntos que el nuevo president catalán, Quim Torra, ha querido dejar claros este lunes en su sesión de investidura, junto a su intención de que Cataluña se convierta en Estado independiente en forma de república. Tal y como estaba previsto, el candidato de JxCat a presidir la Generalitat, ha sido investido en el Parlament con el apoyo de los 66 diputados de las fuerzas independentistas (JxCat y ERC) y las cuatro abstenciones de la CUP, lo que le ha bastado para sumar la mayoría simple que necesitaba. Ciudadanos, PSC y En Comú Podem, que en total suman 65 diputados, han votado en contra.

Cataluña vuelve así a tener president tras más de medio año sin que nadie haya ocupado el cargo. El hecho de que Torra haya dejado claro que considera que ocupa el cargo provisionalmente a la espera de investir al expresident fugado ha despertado las críticas de los grupos parlamentarios de la oposición, que no creen viable que cumpla sus compromisos de gobierno.

El expresidente Puigdemont, que designó a dedo a Torra para ocupar el cargo, ha felicitado vía Twitter desde Berlín a su sucesor justo después de ser investido en el Parlament: "Todo mi afecto y apoyo, con un agradecimiento inmenso". "Enhorabuena Quim Torra, Molt Honorable President de la Generalitat de Cataluña", ha dicho el tuit, en el que ha añadido la frase "cultura y libertad, república y libertad, república y democracia".

"República para todos"

Durante su intervención ante el pleno, Torra ha prometido gobernar para todos los catalanes sean o no independentistas, pero sin olvidar que su rumbo es la independencia, por lo que trabajará hacia "una república para todos". También ha asumido que el independentismo ha cometido "errores", aunque no los ha detallado, y ha reclamado al Estado que también asuma los suyos, que son, a su juicio, encarar el proceso soberanista a través de los tribunales y no de la negociación política.

El candidato ha concluido que, si se asumen estos errores por ambos lados, podrá entablarse un diálogo entre Generalitat y gobierno central para abordar el conflicto político en Cataluña: "Aquí nos encontrarán siempre". Torra ha afirmado que la república que defiende para Cataluña también la desea para toda España, y ha confiado en que "el pueblo español haga un proceso similar y se emancipe republicanamente".

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, ha cargado duramente contra la investidura de Torra: "Si alguna vez el independentismo pensaba que tenía alguna posibilidad de salirse con la suya, hoy la entierran con este señor", ha dicho. Arrimadas ha añadido que "en estos momentos hay un señor que ha dado un golpe de Estado, que está en Berlín (Puigdemont) y que va a delegar el voto", y ha criticado que esto "no es normal en un país democrático".

Getty Images
Quim Torra durante su intervención en el pleno de investidura.

"Supremacismo"

El nuevo president ha aprovechado su intervención en la segunda sesión de investidura de este lunes para defender que los tuits y los artículos que publicó en el pasado y que han generado polémica se han sacado de contexto, aunque ha asegurado que su intención nunca fue ofender a nadie y ha pedido disculpas "Me arrepiento, no volverá a ocurrir".

Precisamente estos tuits han centrado gran parte de la sesión, ya que los grupos parlamentarios de la oposición los han sacado a colación en varias ocasiones y han expuesto el rechazo y los recelos que les provocan.

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha manifestado que los mensajes y artículos de Torra que destilan "supremacismo y etnicismo", en los que divide la sociedad catalana entre catalanes y españoles, y ha preguntado si solo considera catalanes a los que hablan catalán y no se sienten españoles.

Arrimadas, por su parte ha mencionado estos mensajes y textos de Torra para criticar a JxCat: "Los peores insultos que en la larga historia de este Parlament hemos oído jamás son los insultos de su candidato en sus artículos".

REUTERS
El pleno en el Parlament.

Recuperar 16 leyes suspendidas

Una de las novedades del discurso de Torra de este lunes respecto al del sábado, fecha en la que tuvo lugar la primera sesión de investidura, es que ha cifrado en 16 las leyes catalanas aprobadas por el Parlament que su Govern querrá reimpulsar y que no están vigentes porque el TC las suspendió tras los recursos del gobierno central.

Algunas de estas leyes serán la del cambio climático, la de igualdad entre hombre y mujer y la de lucha contra la pobreza energética, que no estaban hechas "solo para ciudadanos independentistas" y que aún así fueron impugnadas por el Ejecutivo central, ha lamentado.

Esta vez sí ha desgranado su programa de gobierno, con medidas concretas, como implementar un salario mínimo profesional de 1,100 euros y recuperar la gestión pública de la Empresa Aigües Ter-Llobregat.

Agencia tributaria catalana

También ha prometido instaurar un IVA superreducido para el sector cultural, situar a los Mossos en organismos internacionales de cooperación policial, seguir con el despliegue de la Agencia Tributaria de Cataluña y promover una nueva ley de salud que garantice la "sostenibilidad del sistema".

Además, compromete activar el Mecanismo catalán para la lucha contra la corrupción y el fraude, crear una oficina que registre la inversión extranjera en Cataluña y la catalana en el extranjero, y cambiar el modelo energético para que en el 2050 toda la energía en Cataluña provenga de fuentes renovables.

También prevé la tarjeta T-Movilidad que permita, con un único título transporte, moverse por todo el territorio catalán, y financiar los medios de comunicación públicos catalanes para que sean viables y líderes en sus respectivos ámbitos.

No será fácil

"Defender la república es defender a los siete millones de habitantes de Cataluña", ha asegurado Torra, en un discurso que ha hecho sobre todo en catalán, pero para el que también ha utilizado el castellano para dirigirse al gobierno central y el aranés porque es lengua cooficial en Cataluña.

Otras cuestiones en que ha vuelto a poner el foco es que la acción política en esta legislatura se vehiculará a través del Govern, el Parlament y las movilización ciudadana, pero también a través del Consell de la República, como Govern en el extranjero que pilote Puigdemont.

Vaticina que su mandato no será fácil; entre otros motivos, porque coincidirá previsiblemente con los juicios a los líderes soberanistas en la cárcel: "Todos deberemos estar a la altura".

Este texto se publicó originalmente en El HuffPost.