ESTILO DE VIDA
13/05/2018 10:00 AM CDT

Lo que debes saber de la oxibenzona y el octinoxato, los químicos de tu bloqueador solar

Puede que los prohíban, pero los dermatólogos no quieren que dejes de usar bloqueador.

John Sommer via Getty Images
Los dermatólogos recomiendan el uso de bloqueador solar diariamente.

El miércoles pasado, los legisladores hawaianos aprobaron una ley que prohíbe la distribución de bloqueadores que contengan oxibenzona y octinoxato, sustancias que se cree dañan los arrecifes de coral. Los ingredientes pueden aumentar la predisposición del coral al descoloramiento y, según reportes, hasta 14 mil toneladas de bloqueador terminan cada año en arrecifes.

La oxibenzona y el octinoxato son dos de los componentes más populares en los bloqueadores químicos, es decir, bloqueadores solares que usan sustancias químicas como componente activo. Estos dominan los estantes en la mayoría de las farmacias y necesitan de una reacción química para proteger la piel de los rayos del rol.

De ahí que la mayoría de dermatólogos sugieran el uso de bloqueadores, protectores y pantallas solares minerales.

Esto hizo que nos preguntáramos: si la oxibenzona y el octinoxato le hacen esto al coral, ¿qué le están haciendo a nuestro cuerpo?

Los científicos están preocupados.

Antes de que sigas leyendo, es importante que sepas que el bloqueador solar no es el único responsable del daño hecho a las reservas de coral en el mundo. El Organismo Nacional para el Estudio de los Océanos y la Atmósfera de Estados Unidos dice que las mayores amenazas para el coral son el cambio climático global, la pesca no sostenible y la contaminación del suelo.

Con todo, los bloqueadores solares podrían tener otros efectos nocivos. "Hemos manifestado nuestra preocupación por el uso de oxibenzona en bloqueadores solares durante al menos 10 años", contó a HuffPost David Andrews, investigador titular en la organización de apoyo Environmental Working Group (Grupo de trabajo para el medioambiente, EWG, por sus siglas en inglés), destacando que la EWG recomienda a los consumidores evitarlos siempre que sea posible.

Según esta organización, se ha detectado oxibenzona en prácticamente cada habitante de los Estados Unidos. Los estudios muestran que esta sustancia puede tener un impacto negativo en el sistema endocrino (las glándulas de tu cuerpo que producen hormonas), señaló Andrews, añadiendo que, en uno de los casos, los altos niveles de oxibenzona en niños adolescentes provocaron una baja en sus niveles de testosterona. Según Andrews, el octinoxato puede presentar un conjunto de desventajas similar, y agrega que hay incluso menos estudios e investigaciones que respalden esa afirmación. Por eso, la mayor parte de las investigaciones se centra en la oxibenzona.

Andrews reconoce que los resultados de estos estudios no son 100% concluyentes, pero destaca, "me parece que ha ayudado a crear conciencia de que no debe usarse."

"Creemos que existen bloqueadores alternativos que no incluyen este componente alarmante", dice.

Eso es cierto. En el mercado hay bloqueadores cuyos componentes activos son minerales (generalmente óxido de zinc y/o dióxido de titanio). Se conocen como bloqueadores físicos porque, efectivamente, impiden que los rayos del sol penetren la piel, a diferencia de los que se basan en una reacción química como ese otro tipo de bloqueadores.

Hay una compañía, All Good, que ha producido durante años bloqueadores solares sin oxibenzona ni otros químicos potencialmente tóxicos.

"La ciencia ha demostrado que los absorbentes de rayos UV (químicos activos) provocan daños innecesarios en sistemas humanos y acuáticos", revela a HuffPost la fundadora y Directora Ejecutiva de All Good, Caroline Duell. "Son toxinas ya conocidas por estudios que evidencian el desarrollo de cáncer, alteraciones endocrinas y reproductivas y mutación del ADN. Para obtener el máximo rendimiento con un bloqueador solar, la mejor opción es el óxido de zinc, pero no en nanopartículas. Es un mineral activo aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y por sí solo proporciona protección UVA/UVB de espectro amplio y seguro".

Duell también espera que la industria de los bloqueadores solares "escuche a la ciencia y se conviertan en líderes de la protección de la piel contra rayos dañinos, a la vez que desarrollen lo que sea mejor para la salud humana y ayuden a preservar cuencas hidrográficas importantes".

Los dermatólogos no están tan preocupados.

Es importante subrayar que tanto la oxibenzona como el octinoxato son químicos que la FDA aprueba porque protegen contra los rayos del sol. Como reveló a HuffPost el doctor Jody Levine, director en el área de dermatología del Plastic Surgery & Dermatology (Cirugía Plástica y Dermatología) de Nueva York, "según la FDA, no hay datos firmes que prueben que alguno de estos componentes sea malo para nuestra salud".

La doctora Jennifer MacGregor, dermatóloga de Union Square Laser Dermatology (Dermatología Láser Union Square), en Nueva York, está de acuerdo y dice que, a pesar de que algunos digan que los bloqueadores químicos son malos para la salud o que incluso pueden dar cáncer, "no hay pruebas de esto en estudios científicos bien formulados".

Para Levine, prohibir la venta de bloqueadores químicos podría disuadir a la gente de usar cualquier tipo de bloqueador solar en general, ya que es probable que no busquen ninguna otra alternativa.

"Esto estigmatiza a esos componentes y en realidad son necesarios para una protección de espectro amplio," explica. "Eso significa que la gente va a estar más expuesta al cáncer de piel. La exposición sin protección es el factor de riesgo más fácil de prevenir cuando se trata de cáncer de piel".

Tanto Levine como MacGregor concuerdan sobre la eficacia con la que los bloqueadores químicos protegen la piel y no nos advirtieron de ningún peligro relacionado con su uso. Sin embargo, ambos prefieren usar bloqueadores físicos (que tienen componentes activos minerales), destacando que protegen más contra los rayos UVA y UVB, mientras que no todas las sustancias de los bloqueadores químicos protegen contra ambos (aunque Levin mencionó que la oxibenzona sí). Los bloqueadores físicos también suelen irritar menos la piel, según dijeron ambos médicos.

Este es el tipo de bloqueador solar que deberías de usar.

La gran moraleja sería: cuando te expongas al sol, siempre debes usar bloqueador solar. Esa es la regla número uno. El tipo que uses depende de ti, al menos hasta que la prohibición entre en vigor en Hawái, en 2021.

Pero, si aun así te preocupa la posibilidad de que tu bloqueador dañe el coral del océano o tu propio cuerpo, elige uno físico que te proteja tanto de los rayos UVA como de los UVB.

Lo único realmente malo, según Levine, es no usar suficiente bloqueador o no volver a aplicarlo en el transcurso del día.

Y, como dice MacGregor, "aunque no haya evidencia de que el uso de bloqueador solar sea nocivo, hay pruebas muy contundentes que muestran que la radiación UV tiene relación directa con el desarrollo de cáncer de piel y el uso regular de bloqueador reduce este riesgo".

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.