ESTILO DE VIDA
12/05/2018 9:10 AM CDT

10 señales de que encontraste a tu alma gemela

No hagas caras, sigue leyendo. Personas que ya encontraron a su alma gemela, cuentan cómo lo supieron.

Las 10 señales que demuestran que encontraste a tu alma gemela.
Jon Feingersh
Las 10 señales que demuestran que encontraste a tu alma gemela.

El concepto de alma gemela divide opiniones. Pues, en un mundo con 7 mil millones de personas es difícil pensar que cada uno tiene solo una pareja ideal.

Sin embargo, muchos de los que creen en las almas gemelas no las definen de este modo. En realidad, creen que un alma gemela es una persona con la que conectas de manera inmediata y profunda, alguien que te ve y te acepta por lo que eres y, al mismo tiempo, te impulsa a convertirte en la mejor versión de ti mismo.

Lo del alma gemela no tiene por qué tratarse de un vínculo romántico, podría ser un amigo, un pariente o un maestro; ni tampoco se trata de una relación en la que todo sea miel sobre hojuelas o en la que no haya conflicto.

"Un alma gemela no siempre viene en un envase perfecto, ya sea en términos físicos o de circunstancias de vida, ni tampoco significa que la relación no tendrá sus complicaciones", reveló Kailen Rosenberg, fundadora de The Lodge Social Club, a HuffPost. "Además, la diferencia está en que las circunstancias de vida y los desafíos difíciles son una fuerza vigorizante que se convierte en el pegamento que los mantiene unidos en tiempos difíciles y que los ayuda a convertiste en su auténtico yo".

Le pedimos a los lectores de HuffPost, quienes dicen haber encontrado a su alma gemela, que compartieran con nosotros las señales que los convencieron de haber encontrado a alguien realmente especial.

1. Cuando esa persona está cerca te invade una sensación de paz y bienestar, incluso desde muy temprano en la relación.

"Cuando Randy y yo nos vimos por primera vez, después de habernos conocido por AOL Instant Messenger (¡hace siglos!), desde el momento en que cruzamos miradas ya no sentí ansiedad ni nervios por conocer a un extraño en internet. Era como en la letra de esa canción, 'Estoy bien con mi alma', algo en él me parecía familiar y al estar juntos me sentí inmediatamente tranquila. Cuando estaba con ese chico tan guapo que no podía quitarme los ojos de encima, no sentía mariposas. En vez de eso, creo que mi alma lo veía como la pieza que me faltaba. Cuando nos vimos por primera vez, era como que el tiempo realmente se había detenido: lo único que escuchaba eran mis latidos, solo tenía ojos para él." ― Ashley Durham

2. Puede que sean muy diferentes, pero se complementan.

"Supe que mi esposa era mi alma gemela cuando me di cuenta de que nuestras diferencias nos complementaban y nuestros puntos en común me hacían mejor persona. Es un sentimiento adrenalínico y surreal que te deja en shock, en el sentido de 'eres perfecta para mí'". ― Renita Freeney

3. Tienes el presentimiento de que encontraste a tu media naranja.

"Cuando conocí a mi alma gemela, no tenía idea de lo que eso era en realidad, solo lo que esta sociedad de 'y vivieron felices para siempre' nos enseña. Estaba de viaje en Maui con unas amigas, en un bar, y un hombre se me acercó y me preguntó si quería ir a una boda con él al día siguiente. En mi cabeza, escuché a mi terapeuta animándome a vivir la vida y tomar riesgos, así que acepté. La mañana siguiente desperté arrepentida de mi decisión, pero cuando él llamó y dejó un mensaje en mi buzón de voz diciendo que solo necesitaba mi apellido y preguntando si quería pollo, res o pescado, sentí el llamado del destino y puse manos a la obra. Fui, congeniamos, me besó, y el resto es historia: estuvimos juntos durante 10 años. Sentía que lo conocía de toda la vida, conectamos de inmediato y cuando me besó esa familiaridad se volvió más intensa. Por pura intuición, sabía que él era el indicado.

Lo más loco, y es algo que recuerdo hasta hoy, es que, cuando nos conocimos, él se iba (al baño u otra cosa) y yo pensaba: 'no recuerdo cómo es, ojalá pueda reconocerlo cuando regrese'. Era como si su energía o su alma me atrajera, y no su cuerpo, lo que es común entre almas gemelas. Nuestra relación duró, con algunos cortes, más de 10 años y él todavía me 'acompaña', en mi alma y mi corazón todos los días: la conexión nunca se corta". ― Christy Jacobs

4. Sus valores son totalmente compatibles.

"Lo supe porque nuestra forma de ver la vida, nuestros principios y estilo de vida encajaban perfectamente, además de estar perdidamente enamorados el uno del otro. Estaba muy enamorada y con apenas dos semanas de relación ya quería pasar el resto de mi vida con mi pareja. Pasábamos mucho tiempo juntos y lo que sentía era indescriptible, como decir 'cuando lo sabes, lo sabes'. Era como consumir una sustancia que me dejaba en las nubes. Llamé a mi mejor amiga para contarle que había encontrado a mi compañero de vida y ella me preguntó si estaba borracha (rara vez tomo), por la manera en que hablaba y por la emoción con la que se lo contaba en el teléfono". ― Amanda Oleander

5. Has visto a esa persona en su peor momento y aun así la amas.

"Conocí a mi alma gemela cuando estaba en un pregrado que odiaba y mi plan de vida se estaba desmoronando. Compartíamos un departamento donde lo único que nos separaba era la cocina. En ese momento, no supe lo que pasaba. No fue hasta que regresé a casa a comenzar de cero que me di cuenta de que ella era mi alma gemela; alguien que me veía como realmente era, cuando todo era un desastre, y ni siquiera intentó alejarse. Han pasado tres años y todavía es mi hermana del alma, y nos vamos de aventura y experimentamos cosas nuevas juntas siempre que podemos". ― Olivia Fraser

6. Te importa tanto la otra persona que puedes sentir su dolor.

"Supe que había encontrado a mi alma gemela cuando su dolor se volvió el mío. Íbamos juntos a la universidad y, entre clase y clase, platicábamos sobre un integrante de su familia que había sido hospitalizado hace poco. Me daba cuenta de lo molesto que él estaba y cuando nos separamos terminé en un baño, llorando y rezando para que todo estuviera bien y así él no tuviera que seguir sufriendo. El darme cuenta de que su familia me importaba ―gente que ni siquiera conocía― tanto como la mía me ayudó a reconocer lo fuertes que eran mis sentimientos por él". ― Holly Riordan

7. Sientes electricidad cuando se tocan.

"Cuando conoces a tu alma gemela, te enamoras de forma involuntaria, y eso es una adoración incomparable que te despierta el alma, te dobla las rodillas y te consume. No tiene igual. Por intuición, sabes que esa persona es una extensión natural de ti misma, sin aviso, sin esfuerzo y sin compromiso. La atracción es salvaje. Cuando se toman las manos, hay una corriente eléctrica palpable, hay un acople perfecto. No importa cuánto tiempo pasen juntos, pero el tiempo que pasan separados sí que importa". ― Jodi Meltzer

8. A veces, su relación puede ser difícil, pero los baches les ayudan a crecer.

"Tu alma gemela es como un espejo de ti, te muestra todo lo que necesita sanar y, sinceramente, eso duele. La mayoría quiere escapar, por eso las relaciones de almas gemelas tienden a ser entrecortadas. Cortas, regresas y vuelves a cortar. Cuando están separados, se siente como si estuvieran juntos, porque energéticamente lo están. Esa sensación de conexión vuelve a reunirlos para volver a intentarlo, hasta que vuelve a ser doloroso y entonces se repite el ciclo. En algunos casos una y otra vez, incluido el mío". ― Jacobs

9. Sientes que puedes bajar la guardia y ser 100% tú cuando estás con esa persona.

"Un alma gemela es tu mejor amigo. Tu camarada. La única persona con la que estás cómodo cuando muestras facetas raras, vulnerables y retorcidas que por lo general escondes a los demás". ― Riordan

10. Reconoces que esa persona llegó a tu vida para darte una lección importante.

"Tu alma gemela está ahí para ser tu mejor maestro: quien te cuestiona, te saca de quicio, revuelve tus pasiones más profundas y enciende tus reacciones más escondidas. El alma gemela es quien cuestiona la verdad de las lecciones que necesitas aprender en cuanto a lo que vales, lo que quieres y, lo más importante, lo que no quieres en tu vida cuando se trata del amor. Desafortunadamente, algunos rompen con su alma gemela muy pronto, por las dificultades que la experiencia puede provocar. Otros terminan la relación demasiado tarde, así que no aprenden la lección que pudo haberlos unido más a su compañero ideal, que es lo que todos queremos y merecemos". ― Rosenberg

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.