ESTILO DE VIDA
11/05/2018 9:21 AM CDT

¿Qué tan seguros (o no) son los autobronceadores para la piel?

Creemos que los autobronceadores son más seguros que exponerte al sol, pero ¿será cierto?

Aunque disfrutar de los rayos del sol se sienta como estar en la gloria, el riesgo de desarrollar cáncer de piel tiene a muchos de nosotros buscando los bronceadores sin sol para conseguir nuestro brillo de verano. Pero, ¿son seguros?

Csaba Toth via Getty Images
Te explicamos cómo funcionan el spray y loción de autobronceado.

El principal ingrediente activo en la mayoría de los bronceadores en spray y loción —el que oscurece tu piel— es algo llamado dihidroxiacetona, DHA, una sustancia extraída del betabel o la caña de azúcar.

El DHA actúa por una reacción de los aminoácidos presentes en la capa superior de la piel, las células muertas del estrato córneo, logrando un efecto de oscurecimiento (este proceso se conoce como la Reacción de Maillard). La Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos de Estados Unidos aprueba el uso de DHA en productos cosméticos, aunque está limitado a la aplicación externa, excluyendo las membranas mucosas del cuerpo (boca, ojos, orejas, el interior de la nariz, uretra y ano). Como los bronceadores son productos cosméticos, no necesitan la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Entonces, ¿cuáles son los riesgos?

Los médicos han manifestado su preocupación por los posibles riesgos sanitarios asociados al DHA, en especial lo que sucede cuando entra en el torrente sanguíneo. Algunos estudios han intentado comprobar si el inhalar el DHA como podría suceder en un salón de bronceado, podría aumentar el riesgo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma o cáncer.

La doctora Anita Cela, dermatóloga residente en Nueva York, afirma que, si te aplicas una loción con DHA y no tienes heridas abiertas, no es necesario preocuparse por si la sustancia entra o no en tu torrente sanguíneo. Además, según Time, no hay evidencia que pruebe que el DHA pueda penetrar la piel.

"Si el químico permanece en la piel y no se inhala al ser rociado o lo pones en una loción y la piel está intacta, generalmente pensamos que estamos a salvo," explica Cela. "Creo que no podríamos las manos al fuego si el producto entrara al organismo, pero para el uso externo, creo que estamos bien".

La doctora Angela Lamb, directora de la Westside Mount Sinai Dermatology Faculty Practice (Facultad de Dermatología de Westside Mount Sinai) en Nueva York concuerda con esto, añadiendo, "el DHA se ha estudiado por bastante tiempo y se ha demostrado que es seguro".

Sin embargo, agrega que siempre hay una posibilidad de ser alérgico al DHA o a cualquiera de los ingredientes de los autobronceadores, lo que puede irritar o provocar una reacción en la piel.

Además de los efectos por inhalación de DHA, otros investigadores han estudiado la posible conexión entre el DHA y la susceptibilidad al daño por radicales libres cuando la piel se expone a los rayos UV. Sin embargo, un estudio publicado a comienzos de este año indica que la presencia de un antioxidante en un producto con DHA podría minimizar el daño de los radicales libres.

La aplicación del autobronceador por la noche también puede ayudar a prevenir el daño por radicales libres, ya que el riesgo de oxidación es mucho menor sin luz solar.

Y, bueno, está el tema del olor.

El DHA es el responsable de ese terrible olor que tienen muchos autobronceadores. Artesia Tan, distribuidor de bronceadores instantáneos y graduales, dice en su sitio web, "Puede que sea inofensivo, como el olor fuerte de los panecillos. Aunque en los peores casos te puede recordar al hedor de un calcetín viejo y sudado o a perros y gatos sucios."

Felizmente, cada vez más marcas producen fórmulas que disimulan el olor del DHA con otros aromas o usan tecnologías como el AromaGuard, que disminuye nuestra percepción del mal olor, reemplazándolo con otro mejor.

Entonces, ¿qué tan malos son los autobronceadores?

En resumen, no se puede decir con total certeza que los productos para broncearse sin sol son peligrosos, ya que faltan estudios concluyentes sobre los posibles efectos nocivos del DHA.

Aun así, al aplicar autobronceador o bronceador en spray, es bueno evitar que llegue a áreas como tu boca, ojos y otras membranas mucosas, para disminuir la inhalación o absorción profunda.

Para Cela, usar loción autobronceante es más seguro que el bronceado con spray. "Cuando te bronceas con spray, obviamente vas a inhalar un poco, y hay evidencia de que, en teoría, podría agravar el asma o enfermedades pulmonares", comenta.

Si todavía te preocupa, siempre puedes evitar del todo el bronceado sin sol y aceptar la piel que tienes. Y, sin importar lo que hagas, siempre, siempre, usa bloqueador solar.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.