INTERNACIONAL
11/05/2018 9:49 AM CDT | Actualizado 11/05/2018 9:51 AM CDT

La OMS alista una vacuna experimental para frenar un posible brote de ébola

Desde el 8 de mayo se registraron 32 posibles casos en una remota región de la República Democrática del Congo.

CELLOU BINANI/AFP/Getty Images
La primera emergencia por ébola surgió en 1976 en la región que ahora se conoce como República Democrática del Congo. La epidemia recibió el nombre de "ébola" por un río en el país.

GINEBRA - La Organización Mundial de la Salud (OMS) se prepara para el peor escenario en un brote de ébola en un área remota del Congo, incluyendo su propagación a una ciudad grande, dijo el viernes el director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la agencia de la ONU.

Peter Salama señaló en una reunión regular de la ONU en Ginebra que esperaba que la República Democrática del Congo diera la autorización dentro de días para el despliegue de una vacuna experimental, pero advirtió que el medicamento era complicado de usar y que no era una solución mágica.

"Se están haciendo todos los preparativos. Tan pronto como tengamos la luz verde, iremos a por ello", afirmó.

"Estamos muy preocupados y planificando para todos los escenarios, incluyendo el peor escenario", afirmó.

Ho New / Reuters
26 de septiembre de 2007. Un equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) tratan a un hombre por un posible contagio de ébola en Kampungu, en la provincia occidental de Kasai.

El riesgo inmediato era que el brote se propague a la capital provincial Mbandaka, con cerca de 1 millón de habitantes.

"Si vemos a una ciudad de ese tamaño infectada con ébola, entonces tendremos un importante brote urbano, que va a ser un verdadero desafío", comentó. "Una vez que el ébola entra a áreas urbanas, especialmente poblaciones urbanas pobres, es extremadamente difícil deshacerse de la enfermedad", añadió.

La OMS también puso a los nueve vecinos del Congo en alerta y preocupa especialmente la República del Congo, que comparte una larga frontera con el país en los ríos Congo y Ubangi, y la República Central Africana al norte, aunque aún se considera que el riesgo de propagación internacional es bajo.

El Congo notificó a la OMS del brote el 8 de mayo y ha habido alrededor de 32 casos sospechosos, probables o confirmados desde el 4 de abril, incluyendo 18 muertes, explicó Salama.