INTERNACIONAL
10/05/2018 10:00 AM CDT | Actualizado 10/05/2018 10:00 AM CDT

Trump recibe a los 3 estadounidenses liberados por Corea del Norte

Los tres ciudadanos estadounidenses expresaron su reconocimiento al presidente estadounidense y a las personas de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, se reúnen con los tres estadounidenses liberados en Corea del Norte a su llegada a Joint Base Andrews, Maryland, EE. UU.
Jonathan Ernst / Reuters
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, se reúnen con los tres estadounidenses liberados en Corea del Norte a su llegada a Joint Base Andrews, Maryland, EE. UU.

Donald Trump recibió a los tres estadounidenses que Corea del Norte liberó como un gesto de buena voluntad ante el inminente encuentro entre el presidente de Estados Unidos y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Los tres prisioneros políticos que permanecían en cautiverio regresaron a Estados Unidos en un avión militar que ha trasladado a Pyongyang al secretario de Estado, Mike Pompeo, para afinar los detalles de la histórica reunión entre ambos mandatarios.

"Nos gustaría expresar nuestro gran reconocimiento al Gobierno de Estados Unidos, al presidente Trump, al secretario Pompeo y a las personas de Estados Unidos por traernos a casa", señalaron Kim Dong Chul, Tony Kim y Kim Hak Songal al llegar a territorio estadounidense.

Jonathan Ernst / Reuters
El presidente de EE. UU., Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, se reúnen con los tres estadounidenses liberados en Corea del Norte a su llegada a Joint Base Andrews, Maryland, EE. UU.

La Casa Blanca detalló que los tres hombres caminaron sin ayuda hasta un avión de la Fuerza Aérea estadounidense que los sacó de Corea del Norte, mientras que un segundo avión con equipamiento médico los esperaba en la Base Aérea de Yokota, a las afueras de Tokio para conducirlos a la base aérea de Maryland, según Europa Press.

Dos de los liberados, el experto agrícola Kim Hak-song y el exprofesor Tony Kim, fueron arrestados en 2017, mientras que Kim Dong-chul, un empresario estadounidense nacido en Corea del Sur y pastor de unos 60 años, había sido sentenciado a 10 años de trabajos forzados en 2016.

La liberación de los tres ciudadanos estadounidenses por el régimen de Kim era esperada, luego de que Washington la pidió como señal de buena voluntad por parte de Corea del Norte previo a la cumbre de líderes de los dos países.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha dicho que su encuentro con Trump, servirá para "construir un buen futuro", en lo que supone su primera mención a la histórica cumbre entre Washington y Pyongyang.