POLÍTICA
07/05/2018 12:21 PM CDT | Actualizado 07/05/2018 12:28 PM CDT

López Obrador ya se ve en Los Pinos para hablar con Peña sobre el NAIM

El candidato de Juntos Haremos Historia adelante posibles equipos con el gobierno saliente para hablar sobre el NAIM.

López Obrador durante el 16 Foro Nacional de Turismo en el Castillo de Chapultepec en Ciudad de México.
Carlos Jasso / Reuters
López Obrador durante el 16 Foro Nacional de Turismo en el Castillo de Chapultepec en Ciudad de México.

En caso de ganar la elección el 1 de julio próximo, Andrés Manuel López Obrador no solo piensa en "perdonar" a Enrique Peña Nieto, sino que negociará con él la posibilidad de modificar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

"A los dos días de la elección, voy a tocar las puertas de Los Pinos, quiero hablar con el presidente Peña Nieto y un tema que llevo para tratarle es el del aeropuerto para que de inmediato se conformen los equipos para la revisión, el análisis de qué es lo que más conviene", dijo el candidato puntero, de acuerdo con Reforma.

López Obrador adelantó su intención durante su participación en el XVI Foro Nacional de Turismo Ciudad de México 2018 en el Castillo de Chapultepec, frente a representantes del sector.

Pero insistió que la mejor opción sería realizar dos pistas en la base aérea de Santa Lucía, en el Estado de México, y conectarla con el actual aeropuerto, para lo que se emplearía una inversión de "50, 70 mil millones de pesos y lo terminaríamos a más tardar a principios del 2020", citó la agencia estatal Notimex

Agregó que buscará el diálogo con empresarios, contratistas y todos los que intervienen en la construcción de la nueva terminal aérea, inclusive con aquellos que hayan invertido en bonos, "y así revisar la mejor opción", agregó Notimex.

Recordó que, en el pasado trabajó de la mano con la iniciativa privada en proyectos como la recuperación de Paseo de la Reforma y el Centro Histórico, en un nuevo intento para zanjar las disputas con el sector empresarial, mismo que canceló una mesa de diálogo sobre el NAIM.

La calificadora Moody's advirtióen abril pasado que la cancelación del nuevo aeropuerto podría tener implicaciones crediticias negativas para el sector aeronáutico, debido a que con la apertura el fideicomiso contará con un flujo de caja adicional disponible para el servicio de la deuda, dada la capacidad adicional y el crecimiento esperado en tráfico de pasajeros.