INTERNACIONAL
06/05/2018 5:05 PM CDT | Actualizado 06/05/2018 6:19 PM CDT

Siete artistas recrean los carteles más emblemáticos de Mayo del 68

Los carteles de Mayo del 68 forman parte de la memoria colectiva. Y 50 años más tarde, la nueva generación no los ha olvidado.

Puños levantados, policías ridiculizados, patinazos de la radio y televisión francesa, sublevaciones en fábricas y eslóganes creados de la nada... Los carteles de Mayo del 68 forman parte de la memoria colectiva. Y 50 años más tarde, la nueva generación no los ha olvidado.

Hasta hoy muchos artistas —sin importar si están comprometidos o no políticamente, si viven en Francia o en el extranjero, si son grafistas profesionales, artistas callejeros, dibujantes o ilustradores— siguen bebiendo de esta iconografía tan particular creada de forma colectiva a petición de los huelguistas en apenas dos meses.

Para el 50 aniversario de Mayo del 68, la edición francesa del HuffPost ha cedido la palabra a una nueva generación de artistas que recurren habitualmente a las redes sociales para difundir sus mensajes. Combo, Lucille Clerc, Janevsky, Théo Haggai, Marion Nail, Dugudus y Jaeraymie han elegido su afiche favorito de la época, aquel que les marcó más. Después lo han trasladado a nuestra década y a su universo.

DUGUDUS

El cartel de Mayo del 68 que eligió

BNF

Su versión 2018

Dugudus

"En 1968, De Gaulle gobernaba en plena transformación a golpe de reformas; hoy Macronn os impone sus ordonnances [similares a los decretos ley]. Este es un concepto democrático muy curioso. Entre el miedo a una oposición cada vez mayor y la preocupación de plantar su política liberal frente a las reformas dictadas por la Unión Europea, nuestro presidente tiene la costumbre de imponerse por la fuerza a través de sus decretos ley. Así ocurrió con la reforma laboral del verano pasado, ahora con la reforma de la SNCF [empresa estatal francesa de ferrocarriles] y quizás también pase el año que viene con la reforma de las jubilaciones. ¿Qué es esta nueva forma de hacer política? ¿Para qué sirven nuestros parlamentarios si ya no hay debates? ¿Para qué sirven los actores sociales si ya no se les consulta? ¿Para qué sirve una democracia si el presidente se convierte en monarca? Ahora que la abstención aumenta peligrosamente, es buen momento de que nuestra república reaccione. Hay que borrar rápidamente del rostro del señor Macron esa sonrisa despectiva para devolver a la gente la confianza en la política. Si sigue actuando así, seguirá creciendo el rechazo a la política y los más decididos acabarán radicalizándose para hacerse oír".

Régis Léger, alias Dugudus, es grafista ilustrador, vive en París y es un apasionado de la representación de la imagen social y política francesa. Expone sus 'Affiches en lutte' en Point Ephémère de París a finales de mayo.

COMBO

El cartel de Mayo del 68 que eligió

Atelier Populaire

La versión 2018

Combo

"Sois jeune et tais toi" dice el póster, que en español se traduciría por 'Sé joven y cállate'.El "secuestrador de cultura" Combo es un artista callejero parisino. En sus obras suele manipular imágenes conocidas en las que integra elementos extraños.

El cartel de Mayo del 68 que eligió:

DR

La versión 2018

Marion Nail

"En 1968 tratábamos de sacar el arte de la academia y de los museos. Que se convirtiera en sinónimo de renovación y de juventud. Queríamos que el arte bajara a las calles, liberarlo de su yugo e imponerlo a la mirada de todos.

En 2018 las imágenes están en todas partes. En la calle, en las pantallas, en las redes sociales. Pero esta variedad y disponibilidad de soportes al final no equivale a un arte más democrático y accesible para todos. Tenemos los ojos desbordados y saturados. ¿Todavía somos capaces de filtrar y de tener sensibilidad hacia las imágenes?

Cada novedad artística se recicla casi instantáneamente para fines comerciales. La publicidad se da la vuelta y retoma códigos artísticos para dar la impresión de ser una imagen diferente y creativa. Las verdaderas imágenes artísticas, después de ser recicladas, se vacían de su esencia".

Marion Nail es grafista e ilustradora y vive en París. Nail se mueve entre la fotografía y el dibujo, a mano y en formato digital.

Marion Nail est graphiste et illustratrice, vivant à Paris. Elle brouille les pistes entre photographie, dessin, fait-main et numérique.

LIVIO BERNARDO

El cartel de Mayo del 68 que eligió:

BNF

La versión 2018

Livio Bernardo

LUCILLE CLERC

'La belleza está en la calle'.

El cartel de Mayo del 68 que eligió:

DR

La versión 2018

Lucille Clerc

Lucille Clerc

"Estaba el suelo levantado de la Francia del 68, el de la ORTF [la radiotelevisión francesa], el del poder policial, el de los ritmos infernales, el de las luchas no mediáticas pero cotidianas de nuestras madres y de nuestras abuelas para liberarse del corsé social y vivir su vida de mujeres, trabajar, tener una cuenta en el banco, decidir ser madre o no, libres de su cuerpo y de su destino.

En 50 años se ha convertido en un símbolo, en una herencia que cuidar y proteger, pero también en un relevo que nos pasamos de generación en generación.

'¿Era mejor antes?' No, era diferente, era otra Francia. Hoy en día, sería injusto decir que no ha cambiado nada. Se ha abierto la puerta a las luchas sociales, a los movimientos feministas y ecologistas, pero hay que seguir alerta para conservar los derechos adquiridos e ir más allá. El espíritu de Mayo del 68 no ha muerto, ha permitido la libertad de expresión, nos ha dado a todos el poder de levantar barricadas en la red, de reunirnos pese a las distancias.

Los adoquines se han convertido en hashtags, pero las convicciones son reales y las revoluciones, mundiales.

¿Es esto ingénuo? ¿Es utópico? Quizá, pero ¿no lo fueron también quienes levantaron barricadas en Mayo del 68? Not in my name, Not Afraid, March for our Lives, Me too, Time's Up, estos movimientos están presentes a la vez en las redes sociales y en la calle con una amplitud jamás vista. Las mentalidades y el establishment siguen siendo sacudidos y eso es lo que demuestra que el colectivo puede cambiarlo todo".

Lucille Clerc adaptó otro cartel famoso de Mayo del 68. En él se muestran obreros (hombres) que claman que ellos son el poder. Su nueva versión (la de la derecha), está inspirada por el movimiento Me Too: "Nosotras somos (también) el poder".

Lucille Clerc

Lucille Clerc vive y trabaja en Londres. Tras formarse como grafista, empieza a poner en práctica su pasión por el dibujo. Su homenaje a Charlie Hebdo dio la vuelta al mundo y también ha diseñado la portada de algunos libros.

JAERAYMIE

El cartel de Mayo del 68 que eligió:

DR
Ainsi que le célèbre slogan "Sous les pavés la plage".

La versión 2018

Jaeraymie

"He querido trabajar con el sentido que podría tener hoy en día el famoso eslogan 'Sous les pavés, la plage' [Bajo los adoquines, la playa] con esa idea en mente: han pasado 50 años ¿y en qué se han convertido los adoquines? Después de varias investigaciones llegué a un artículo del Parisien sobre el tema de los adoquines. En efecto, desde hace varios años se prefiere el asfalto en vez de los adoquines en las calles parisinas, que están sepultados bajo toneladas de hormigón asfáltico. Desde hace poco, el Ayuntamiento de París extrae los adoquines de las calles y los revende. Este famoso granito se readapta para construir carreteras lejos de las calles parisinas y se cede por varios euros el kilo a los mercaderes astutos que sabrán 'mercadear' y vender un poco de rebelión sesentayochista...

Un pequeño recordatorio histórico: De la Revolución Francesa a la Revolución de Julio en 1830, pasando por la Revolución de 1848, la Comuna en 1871 y hasta Mayo del 68, el pavimento parisino simboliza la única arma que los parisinos han tenido para hacer escuchar su voz. Con los adoquines en la mano, han expresado su desacuerdo sobre las políticas económicas y sobre las decisiones juzgadas arbitrarias contra el pueblo, frente al Estado y los sucesivos gobiernos. También los han utilizado para defenderse frente a la autoridad. Materia prima para las barricadas, los adoquines parisinos también han sucumbido, con el tiempo, a la modernidad. También desaparece el símbolo de resistencia —la lucha— y de esperanza —la playa— que representaban. Desde entonces, bajo los adoquines de los muelles, nació Paris Plage.

Al fin y al cabo, si no quedan adoquines, ¿dejará de haber problemas?".

Jaeraymie, artista callejero, "vandaliza los muros con fines artísticos", como él mismo dice. Junto con Combo, expone el 7 de junio en la galería Young Artists Montmartre obras sobre Estados Unidos.

THÉO HAGGAI

El cartel de Mayo del 68 que eligió:

DR

'Las conquistas se ahogan, las ganancias suben'.

La versión 2018

Theo Hagai

'La igualdad se desilusiona y el mar sangra'.

"Esta imagen de Mayo del 68 corresponde, por los elementos utilizados, con mi universo. Normalmente dibujo manos, puños, mar y olas. Tenía ganas de apropiármela y de adaptarla a mi visión de la actualidad, del mundo de 2018.

Solo puedo pensar en los miles de humanos que mueren entre Libia y Lampedusa, entre Turquía y Lesbos. En esas olas afiladas que hacen desaparecer para siempre a esos humanos que olvidamos de forma instantánea y que se convierten en cifras.

En Francia, país de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, proclamamos la igualdad de oportunidades. Pero, viendo la situación de la actualidad nacional e internacional, la igualdad pierde la ilusión y seguimos viendo el mar rugir".

JANEVSKY

El cartel de Mayo del 68 que eligió:

DR

La versión 2018 2018

Janevsky

"En las calles se alaba el sexo libre, la publicidad fomenta el libertinaje, la aceptación y la confluencia. Pero al mismo tiempo desfilan religiones y asociaciones que quieren prohibir el derecho al aborto, impedir que las chicas tomen la píldora, volver al pasado...

Como ilustrador erótico, me preocupa esta bipolaridad, porque el erotismo y el libertinaje, que van viento en popa, se enfrentan a una censura cada vez más fuerte. Ya no sabemos la diferencia entre belleza y obscenidad.

El libertinaje, por su oposición a las represiones religiosas y sociales, ya es una manera de luchar.

Ayer la liberación sexual era esencial, porque prácticamente no existía. De ahora en adelante hay que luchar para preservarla.

He elegido el cartel 'la belleza está en la calle' porque el erotismo es el elogio de la belleza y a día de hoy hay que defender su lugar en el arte. El libertinaje, por su oposición a las represiones religiosas y sociales, ya es una manera de luchar. Por desgracia, si la censura se incrementa habrá que bajar a las calles para luchar.

El segundo cartel ha sido mi base gráfica. Su sencillez y el círculo naranja recuerdan a varios diseños que he hecho en los últimos tiempos".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia