ENTRETENIMIENTO
06/05/2018 9:00 PM CDT | Actualizado 07/05/2018 10:03 AM CDT

Capítulo 3 de 'Luis Miguel la serie': La noche que lo cambió todo

En esta tercera entrega de la serie, entendemos qué pudo haber pasado entre Luis Rey y Marcela.

LUIS MIGUEL
Juan Carlos Polanco/Netflix
LUIS MIGUEL

En menos de dos horas, nos quedó claro que Luis Rey es un malnacido, un desgraciado, un patán, hasta hay quienes dicen que es uno de los tres enemigos de México. ¿Acaso tenemos que seguir enumerando las malas acciones del papá de Mickey?

Lo que podemos resaltar del capítulo tres de Luis Miguel la serie, es aquella noche de fiesta en casa de Andrés García a la que acudió Arturo Durazo Moreno, mejor conocido como el Negro Durazo, quien en esa época fungía como el jefe del Departamento de Policía y Tránsito de la Ciudad de México durante el gobierno del Presidente, José López Portillo, y quien quedó flechado con Marcela, la mamá de Luismi.

Antes de pasar al chisme completo, hay que resaltar que la fiesta se hizo con el único propósito de acercar a Luis Miguel a Durazo y que el jefe de policía pactara un trato con Luis Rey $$$.

Dicho lo anterior, durante la fiesta, Luis Rey notó las miradas lascivas del Negro a Marcela, por lo que la mente maquiavélica del padre de familia comenzó a girar y decidió poner a su esposa, disque el "amor de su vida", como carne de cañón para enganchar al político y poder firmar un acuerdo con él.

ASCO, pero su plan funcionó.

Luis Rey, a través del negro, logró que Mickey cantara en la boda de la hija del presidente en turno. ¿De quién hablamos? De Paulina López Portillo, quien la interpreta Sofía Castro (la sorpresa del capítulo).

Según cuentan las leyendas, a la boda asistieron diferentes sectores de la población, entre ellos, directivos de la disquera EMI, quienes al ver al pequeño Luis Miguel interpretar una canción escrita por la misma Paulina llamada "Papachi", quisieron firmarlo.

Juan Carlos Polanco/Netflix
Luis Miguel a punto de cantar en la boda de Paulina López Portillo

Si bien a la boda solo iban a acudir Luis Rey y Luismi, a última hora el músico decidió invitar a Marcela y todo porque minutos antes llegó a la casa un regalo para ella. Un vestido de gala cortesía de Durazo. Marcela creyó que Luis Rey se lo había comprado y accedió, con mucha alegría, ir a la boda. (A él le convenía mentir).

Ya en la boda, Marcela se da cuenta que el Negro fue quien le regaló el vestido, pues el mismo político se acercó a ella para halagarla y decirle que se veía hermosa.

Esto provocó una pelea entre Luis Rey y Marcela, misma que se percata Luismi en el escenario y, por lo mismo, no quiere cantar. Pero su mamá se acerca, lo abraza y todo sale de ma-ra-vi-lla.

No podemos terminar este resumen sin hablar de un pequeño de detalle.

Pongámonos en 1988, días antes del cumpleaños número 18 de Luis Miguel, con la tensión que hay entre él y su papá, y la relación rota con Tito.

Resulta que ante el "odio" de Mickey a Tito, este no deja de tomar, por lo que su primo interviene. Tito comienza a hablar y menciona algo sobre "aquella noche". En cuanto pronuncia eso, Luis se vuelve loco y le pide que NUNCA vuelva a hablar de eso.

¿Con que tenemos un adelanto del capítulo 4?, ¿de qué noche hablarán? ¿Será algo relacionado con Marcela y su desaparición?

No lo sabemos, pero suena a que habrá drama y que tendremos que esperar otra semana, o cinco, para saber todo sobre "aquella noche".