ESTILO DE VIDA
05/05/2018 8:05 AM CDT

6 de las fantasías sexuales más comunes

Tus fantasías “extrañas” son más populares de lo que crees. 😉

Tara Moore via Getty Images
Las fantasías sexuales más comunes

En la vida cotidiana, la mayoría de nosotros no anda por ahí diciendo cuáles son nuestras fantasías y deseos sexuales más profundos. Pero, para los terapeutas sexuales, este tipo de plática es el pan de cada día.

Sus pacientes tienden a mencionar ciertas cosas que los prenden una y otra vez, lo que da a estos profesionales una muy buena idea de cuáles son las fantasías más populares. Le pedimos a nuestra red de terapeutas sexuales que nos compartieran las fantasías que sus pacientes revelan con mayor frecuencia y esto fue lo que nos dijeron:

  1. Hacer un trío

"Tanto los solteros como las parejas tienen la fantasía de tener a tres personas en la cama. Gran parte del atractivo es la sobrecarga sensual: que haya tantas partes distintas del cuerpo entrelazadas. A muchas parejas les gusta la idea de tener un trío para reavivar la llama y la emoción en la cama". ―Vanessa Marin, terapeuta sexual.

  1. Dominación y sumisión

"A los hombres y a la mujeres por igual les interesa la dominación y la sumisión. Aunque a los hombres generalmente les interesa más dominar y a las mujeres les interesa más que las dominen, no siempre es así. Algunas mujeres son dominantes y algunos hombres los dominados. Las fantasías de dominación se tratan de poder: sentir que tienes el control absoluto de una experiencia y que la otra persona se someterá a todos tus antojos. Ser sometido tiene dos elementos super sexys: el primero es sentir que tienes toda la atención del dominante, que está concentrado en ti. El segundo es la sensación de soltar el control y que otra persona te tome o te use para su placer". ―Danielle Harel y Celeste Hirschman, terapeutas sexuales y autoras de Making Love Real: The Intelligent Couple's Guide to Lasting Intimacy and Passion (Haciendo algo real del amor: la guía de las parejas inteligentes para la intimidad y pasión duradera).

  1. Los pies

"Las fantasías con pies y zapatos son muy comunes, casi siempre entre los hombres. Las fantasías van desde la estimulación genital con los pies, a que te caminen encima (generalmente con zapatos) o hasta ver diferentes tipos de zapatos para excitarse. La imagen de un pie en cierto tipo de calzado es muy estimulante para algunas personas. Esta fantasía usualmente empieza cuando eres joven y se mantiene. Cuando piensas en la manera en que te venden y muestran los zapatos, no me sorprende que a algunas personas les parezcan erotizantes. Puede que la fantasía se vuelva más fuerte si es un secreto (lo que ocurre con frecuencia) o si le molesta a su pareja. Entonces, la fantasía con lo pies se fortalece por la asociación con la vergüenza, por ser un fruto prohibido". ―Gracie Landes, terapeuta sexual y terapeuta familiar.

  1. Para personas heterosexuales, hacerlo con alguien del mismo sexo

"Tendemos a pensar en la orientación sexual como binaria (heterosexual y homosexual), pero estas categorías son constructos sociales que pueden expresar nuestros deseos sexuales en lo general, pero pierden el matiz de nuestra fluidez y curiosidad natural. Cuando fantaseamos con erotizarnos con alguien del mismo sexo, tenemos la oportunidad de ponderar cómo sería que te tocaran de maneras que son extrañas y conocidas a la vez (cuando nos tocamos nosotros mismos) y romper un poco con lo que se espera que despleguemos por nuestro género". ―Ian Kern, terapeuta sexual y autor de She Comes First: The Thinking Man's Guide to Pleasuring a Woman (Ella primero: la guía del hombre pensante para darle placer a la mujer).

  1. Provocarle orgasmos múltiples a tu pareja

"La fantasía de los hombres heterosexuales que escucho año con año, de forma constante, es tener una pareja entusiasta que se la pase muy bien con ellos, que sea muy expresiva y sensible a su tacto. Puede que sean recuerdos de una experiencia sexual previa (muy intensa), por imágenes que vienen de la pornografía o incluso puede ser una fantasía con alguien que te gusta en secreto. Pero, en todos los casos, la mujer se la está pasando muy muy bien y teniendo múltiples orgasmos".

"Esta fantasía viene de hombres que sienten que necesitan convencer a su pareja de tener sexo con ellos. Muchos hombres han compartido que les es difícil mantenerse excitados si saben (o sospechan) que su pareja no está tan emocionada. Además, muchos me han compartido que si su pareja está super prendida, ellos se excitan más, lo que aumenta su satisfacción sexual. También ayuda al ego de un hombre sentirse como un experto en la cama". ―Kimberly Resnick Anderson, terapeuta sexual

  1. Ver a tu pareja tener sexo con alguien más

"Con todo lo que nos esforzamos por estar en relaciones monógamas, hay un tabú inherente y provocador sobre la fantasía de ver a tu pareja tener sexo con alguien más. Ver otras manos tocando el cuerpo de tu pareja y otra boca besarla, refuerza lo deseable que es tu pareja al mismo tiempo que hace que un lazo predecible se sienta como algo imprevisto. Eso te regresa a los primeros días de emoción. Desde la posición de voyeur (incluso en nuestra imaginación), podemos tener el poder con nuestra mirada vigilante o estar completamente impotentes. De cualquier manera, con los lentes de la fantasía, el dolor se convierte en placer". ―Kerner

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.