ESTILO DE VIDA
04/05/2018 8:05 AM CDT | Actualizado 08/05/2018 1:56 PM CDT

Todo lo que está mal con el Luis Rey, el papá de Luis Miguel en la serie

Hablemos de las relaciones tóxicas entre padres e hijos, a propósito del personaje de Luis Rey, el padre de Luis Miguel en la serie de Netflix.

El estreno en Netflix de la serie inspirada en la vida del icono mexicano Luis Miguel despertó el interés de miles de seguidores y curiosos de la vida del cantante, pero también un sentimiento en común: WTF con su papá, Luis Rey.

Según lo retratado por la serie —que es una mezcla de ficción y entrevistas con Luis Miguel y personas cercanas a él—, Luis Rey fue manipulador, abusivo y violento con su hijo desde que este era un niño. Es decir, tuvieron una relación familiar tóxica.

Identificar una relación tóxica es complicado, y más aún cuando se trata de los padres, quienes deberían ser figuras de amor, confianza y estabilidad. Por eso, hablamos con una especialista para aprender a identificar relaciones así en la familia y salir de ellas.

laflor via Getty Images
Imagen de un padre regañando a su hija. Los gritos para disciplinar, aunque no haya golpes, son violencia.

Padres narcisistas

Regresando a Luis Rey, la personalidad del padre de Luis Miguel muestra algunos rasgos narcisistas: enorme autoestima y que basa su identidad en los elogios de los demás.

Un padre narcisista es capaz de pasar por encima de su familia, incluidos los hijos, con tal de satisfacer sus necesidades. ¿Les suena conocido?

"Darte cuenta y aceptar que uno de tus padres (o los dos) es narcisista es un proceso largo e intenso. Es así porque los hijos, incluso siendo adultos, siguen deseando amor y aprobación, a menudo contra toda lógica", dijo a HuffPost EU la escritora Julia L. Hall.

Establecer una lejanía física es necesario para romper el círculo tóxico.

Sin embargo, para un niño es casi imposible, pues depende y está a cargo de los padres, explicó la neuropsicóloga clínica, Tania Gómez.

"En la edad adulta, cuando se completa la madurez del cerebro y se desarrollan otras formas cognitivas, es más fácil darse cuenta (del abuso) y tomar una decisión: 'Ok, ¿qué necesito para romper esta relación tóxica", detalló la especialista, que además recomienda que este proceso se dé con un acompañamiento psicoterapéutico.

Señales de alerta de una relación tóxica entre padres e hijxs

"La principal señal de alerta es que exista violencia en cualquier nivel. Desde los insultos, la descalificación, pasando por las ofensas y hasta los golpes, la invasión al espacio físico", dijo Gómez.

Lo más grave de esto que las primeras personas con las que los niños socializan son los padres. Por ello, al estar en un ambiente donde se promueve la violencia, el niño aprenderá que esa es la respuesta a los problemas.

Otras señales de alerta son las estrategias poco asertivas para resolver problemas, como la censura, no aceptar la conversación; "ejes muy verticales de 'bueno, como yo soy la autoridad, tú no opinas, tú no dices, tú no haces".

En la serie de Luis Miguel, por ejemplo, el padre no solo obliga a Luis Miguel a hacer cosas, sino que se muestra intolerante a escuchar sus deseos y necesidades, ni a aceptar lo que quiere si eso se opone a sus propios deseos.

Las mentiras

"Cuando los niños se dan cuenta de que sus padres les están mintiendo, genera dolor y más en la infancia, cuando los papás son figuras no solo de autoridad, sino de apego", explicó Tania Gómez.

Las mentiras promueven el desapego, o un apego con desconfianza e inseguridad, un apego que solo se logra a través de la violencia.

De acuerdo con la serie, Luis Rey mintió a Luis Miguel toda su vida. Hasta el segundo capítulo de la serie, el cantante no logró localizar a su madre en donde su padre le dijo que supuestamente estaba.

Cómo lograr una relación sana entre padres e hijos

"Es importante que exista la negociación dejando claras las reglas del juego. Yo, como padre, soy la autoridad, pero eso no significa que no podamos dialogar o hacer un ajuste, siempre y cuando funcione al margen de mis reglas en casa", dijo la psicoterapeuta.

Asimismo, es importante que los niños vayan adquiriendo responsabilidades poco a poco, para general autonomía, que no independencia.

Estas responsabilidades varían con la edad. En las primeras etapas, en la infancia más temprana, se sugiere delegar actividades que tengan que ver con el autocuidado, como cuidar los propios juguetes, lavarse los dientes, ponerse los zapatos o vestirse.

Conforme los niños crecen, hay que otorgar responsabilidades con el cuidado de calores, como dejarlos manejar pequeñas cantidades de dinero.