ESTILO DE VIDA
04/05/2018 5:31 AM CDT | Actualizado 04/05/2018 10:09 AM CDT

Por qué ha causado tanta polémica la última portada de 'Vogue' de Gigi Hadid

La modelo y la edición italiana de 'Vogue' ya se han disculpado en sus perfiles de Instagram.

Hasta hace poco conseguir una portada de Vogue Italia era uno de los grandes logros en la carrera de una modelo. No ha sido así para Gigi Hadid, protagonista del número de mayo de la revista de moda, que ha recibido numerosas críticas y ha sido acusada junto a la publicación de racismo y de un uso excesivo de Photoshop.

A post shared by Vogue Italia (@vogueitalia) on

La revista publicó un adelanto de la portada, fotografiada por Steven Klein y en la que también aparece el modelo Justin Martin, en su cuenta de Instagram y las reacciones de sus lectores no se hicieron esperar. "Si queréis a una modelo negra para hacer una mejor portada, contratad a una modelo negra. Contratar a una modelo como Gigi y hacer Blackface (maquillar en exceso la piel para asemejarse a personas afroamericanas) os convierte en la peor revista del mercado", escribió una usuaria.

No fue el único comentario negativo, sino que se multiplicaron y tanto Vogue como la modelo se han visto obligados a pedir disculpas. "A lo largo de su historia Vogue Italia siempre ha respetado y alentado la creatividad de sus fotógrafos", explicó la revista en un comunicado publicado en su cuenta de Instagram. Además, añadieron que la intención de la portada era crear una historia de estilo veraniego apostando por un "efecto bronceador" y reconocieron el debate que había causado entre sus lectores. "Nos disculpamos de forma sincera si hemos causado alguna ofensa", concluyeron.

Por su parte, Hadid compartió un mensaje a través de Instagram Stories con una foto de ella tras salir de la sesión de fotos de la portada, acompañada de un texto. "Se puede ver el nivel de bronceado que tenía en el estudio", explica la modelo, que asegura que su control sobre la producción es "inexistente en términos de dirección creativa" e insiste en que cualquier tipo de edición sobre una fotografía está "completamente fuera de su control".

GIGI HADID/INSTAGRAM

Además, Hadid, una de las modelos más cotizadas actualmente, reconoce que pese a que las intenciones de Vogue Italia eran buenas, la portada "no se ejecutó correctamente" y que las "inquietudes" despertadas tras la publicación son legítimas. Hadid quiso pedir disculpas y animar a que la polémica sirva de ejemplo para el futuro y su intención de trabajar por una industria de la moda más inclusiva.

"Existen verdaderos problemas de representación en la moda. Es nuestra responsabilidad reconocerlos y exponerlos, para poder trabajar hacia una industria más diversa", concluyó la modelo.

No es la primera vez que Hadid se ve envuelta en polémicas de este tipo. Su primera portada de Vogue Italia, en noviembre de 2015, también recibió duras críticas de nuevo por su excesivo bronceado y por las pelucas afro de diferentes colores que llevaba en las fotografías del editorial. En febrero del año pasado, la modelo fue acusada de reírse de la cultura asiática tras compartir un vídeo en el que achinaba los ojos con las manos, riéndose e imitando la imagen de un Buddha que aparecía en la galleta que estaba sosteniendo.