INTERNACIONAL
04/05/2018 12:11 PM CDT | Actualizado 04/05/2018 1:37 PM CDT

El mensaje del expresidente José Mujica que te hará reflexionar sobre tu vida

El expresidente uruguayo, José Mujica, tiene mensajes conmovedores sobre la felicidad humana y el capitalismo.

José Alberto Mujica Cordano, expresidente de Uruguay, durante la presentación del libro 'Una Oveja Negra al Poder en Bolonia, Italia, el 8 de noviembre, 2016.
ROBERTO SERRA/IGUANA PRESS VIA Getty Images
José Alberto Mujica Cordano, expresidente de Uruguay, durante la presentación del libro 'Una Oveja Negra al Poder en Bolonia, Italia, el 8 de noviembre, 2016.

El expresidente uruguayo, José Mujica, no solo asombró por la particular sencillez con la que gobernó Uruguay entre 2010 y 2015, también por sus agudas reflexiones sobre el capitalismo, el consumismo y la felicidad humana.

"Tienes que pensar que las megalópolis son un disparate, y que el hombre puede pensar en ciudades pequeñas, unidas, en derredor de una vía, donde no se tenga que demorar tres o cuatro horas para ir a trabajar a diario. Porque no puede haber haber felicidad en esas condiciones", dice Mujica en un video difundido por la cadena alemana DW.

José Mujica está seguro que la felicidad humana "no se puede lograr por decreto", por lo que invita a pensar un medio que cambie mucho los horizontes con los que conducimos nuestra civilización, que en estos días "tiene un explosivo crecimiento (económico), pero no necesariamente somos más felices".

Sobre el consumismo al que está acostumbrada la sociedad moderna, Mujica advierte que "la naturaleza no hace basura, hace cosas que se pudren y se reincorporan al torrente de la vida, y ello debiera de guiar los parámetros de toda nuestra producción industrial pensada para ser reciclable".

Lo que se tira no son cosas, se tira tiempo humano, esperanza humana. -José Mujica, expresidente de Uruguay.

Mujica, quien en su tiempo libre se dedica a cultivar flores y hortalizas, no abandonó la casa en la que vivía con su esposa cuando ganó la elección presidencial en noviembre de 2009. Para el "presidente más pobre del mundo", lo necesario son "dos o tres piecitas (cuartos), una cocina, lo elemental", según dijo en una entrevista a la cadena británica BBC.