POLÍTICA
30/04/2018 5:00 AM CDT

La “locura legislativa” que podría perpetuar la impunidad

Desde el colectivo #FiscalíaQueSirva advierten sobre el riesgo del 'albazo' legislativo para aprobar la ley orgánica con la que empezaría a operar la fiscalía general.

CULIACÁN, SINALOA, 15ENERO2018.- Tras ocho meses del asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas. Periodistas, activistas, académicos y amigos de él realizaron una caravana en manifestación para exigir justicia y un alto a la impunidad.
Cuartoscuro
CULIACÁN, SINALOA, 15ENERO2018.- Tras ocho meses del asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas. Periodistas, activistas, académicos y amigos de él realizaron una caravana en manifestación para exigir justicia y un alto a la impunidad.

El índice de impunidad en México aumentó tanto en el ámbito global como en el de los estados de la República.

México ocupa el cuarto lugar del Índice Global de Impunidad (IGI-2017) con 69.21 puntos. Croacia es el país con el menor índice con 36.01 y Filipinas tiene el puntaje más elevado con 75.6.

México encabeza la lista de países del continente americano con el más alto índice de impunidad. Tomando en cuenta a las 32 entidades, el promedio nacional del Índice de Impunidad (IGI-MEX 2018) aumentó a 69.84 puntos, en comparación con la última medición de 2016 que fue de 67.42.

México, el país más impune de América (y el cuarto en el mundo).

Ante estas cifras, una Fiscalía General de la República realmente autónoma se vuelve fundamental para el país si se busca atacar plenamente la impunidad y la corrupción.

Sin embargo, en el último día del periodo ordinario de sesiones, este 30 de abril, la pretensión del Senado de aprobar al vapor la ley orgánica de la nueva fiscalía es un riesgo inminente.

Para Marco Fernández, profesor de la escuela de gobierno del Tec de Monterrey e investigador de México Evalúa, es lamentable que el Senado aprobara una minuta para la ley orgánica de la fiscalía general que "trae enormes defectos, problemas serios, en esencia porque no establece ningún tipo de contrapeso para la labor de Fiscal General, no sienta las bases para poder profesionalizar al ministerio público y en general la organización de la Fiscalía", apunta en entrevista para el HuffPost.

Por ello, más de 300 organizaciones civiles, académicas, empresariales y colectivos de víctimas, agrupados en #FiscalíaQueSirva hicieron sonar la campana ante esta posibilidad, sobre todo, sin antes realizar las reformas necesarias al artículo 102 constitucional para garantizar la autonomía e independencia de la institución.

Aquí puedes consultar el artículo 102.

"La parte de asuntos internos que es la que tiene que hacer las investigaciones de corrupción adentro de la Fiscalía general, el titular sería nombrado por el propio fiscal y, así, nunca va a poder investigar señalamientos de corrupción vinculadas a la oficina del Fiscal", enfatiza Fernández.

Para #FiscalíaQueSirva la decisión que tomen los senadores dejará claro si los legisladores están dispuestos a dar pasos firmes para comenzar a salir de la profunda crisis de corrupción, impunidad y violaciones a derechos humanos o si, por el contrario, tomarán decisiones que la sigan profundizando.

Hay un problema serio en la forma en que la Fiscalía atraería ciertos caso del orden común, que son los que ven los ministerios públicos locales, sobre todo en violaciones a derechos humanos. "Marco Fernández.

Las organizaciones han advertido que el dictamen de ley orgánica que actualmente tiene el Senado de la República no es una ley que plantee el cambio institucional que se requiere, su diseño no es acorde al sistema penal acusatorio ni al sistema nacional anticorrupción, tampoco plantea un nuevo modelo de investigación ni de coordinación institucional.

Para Fernández el reglamento no sienta las bases para una independencia política, además no contempla ningún mecanismo efectivo de participación ciudadana. "En suma es un proyecto que no resuelve los problemas nodales para que realmente la Fiscalía sea garante de un estado de derecho."

Recuerda entonces la necesidad "imprescindible" de hacer una reforma al artículo 102 de la constitución donde se estableen las bases para el funcionamiento de los ministerios públicos, "de manera tal que sí pueda haber independencia, con contrapesos, rendición de cuentas y bases para la profesionalización."

Reiteramos nuestro llamado al Senado de la República a abstenerse de discutir el dictamen actual de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República y nombrar al Fiscal General, sin antes de llevar a cabo una reforma integral al artículo 102 constitucional bajo un formato de Parlamento Abierto". #FiscalíaQueSirva

Hasta este 30 de abril, los senadores del PAN, PT y Morena han manifestado su oposición a avanzar, pese a la insistencia del PRI, pues consideran que hay fallas en la minuta que está bajo análisis en la Comisión de Justicia y la Comisión de Asuntos Legislativos.

Ante este escenario podrían llamar a un periodo extraordinario, "si consideran que esto es realmente de prioridad nacional, pero si por las elecciones consideran que es muy criticado entonces, de manera responsable, se le insistirá en que sea la próxima legislatura la que analice la reforma constitucional al 102", explica el investigador.

Hasta que no termine el periodo de sesiones, no les vamos a creer que ya desistieron de esta locura legislativa que sería muy dañina para el país. "Marco Fernández.

El peor escenario, apunta el también profesor, es que este lunes –último día del periodo ordinario-- los senadores del PRI y del PVEM intenten, pese a que juran y perjuran que ya desistieron, aprobar esta propuesta de ley.

LA VÍA DESEADA

Para las organizaciones, la vía correcta para lograr una fiscalía independiente, autónoma y eficaz es la reforma constitucional al artículo 102 constitucional; la creación de la ley orgánica de la Fiscalía General; y la designación del Fiscal General de la República.

Al calor del proceso electoral, el Congreso podría decidir discutir este tema de manera extraordinaria, antes de que empiece el nuevo gobierno, aunque este escenario se ve muy poco factible, refiere Fernández.

Con base en ello, en septiembre, se vería el impulso que se le está dando desde la nueva administración, dependiendo del candidato ganador.

" A López Obrador, por ejemplo, no le agrada tener una fiscalía general autónoma, lo ha dicho explícitamente, incluso usó de manera muy desafortunada en un mitin, un término, diciendo que la sociedad civil era fifí y que queríamos apoderarnos de la fiscalía para que fuera tapadera de la corrupción, no sé de dónde saca esta idea absurda, sobre todo a la luz de las reuniones que hemos tenido con su equipo, con Olga Sánchez Cordero, con Tatiana Clouthier, con el senador Zoé Robledo, y porque #FiscalíaQueSirva está integrada por organizaciones muy plurales, entonces sí nos pareció muy desafortunado el concepto que uso López Obrador."

Por otro lado está el PRI , apunta el investigador, que no apuesta por una autonomía como la planteada y, desde el principio, su dirigencia argumentó que no había condiciones políticas por el proceso electoral, "desde septiembre que tuvimos las primeras reuniones con ellos"

Hace unos meses, cuando les pedimos a los candidatos presidenciales su postura al respecto, el PRI, en esta forma jabonosa que tiene de no comprometerse, dijo que quería ministerios públicos autónomos no dijo que quería una Fiscalía autónoma."Marco Fernández.

El Frente (Por México al Frente), refiere Fernández, ha dicho que coincide en una fiscalía autónoma, "desde septiembre nos ha dicho que sí, pero no hemos visto en el periodo anterior o en este que sus legisladores hayan empujado una reforma constitucional."

Para el experto hay reiterados signos de la búsqueda de la captura institucional para evitar la rendición de cuentas y tener una regresión autoritaria.

No podemos permitir que no tengamos una institución con autonomía, con rendición de cuentas, con mecanismos de control y de participación ciudadana".Marco Fernández.