MÉXICO
28/04/2018 4:03 PM CDT | Actualizado 28/04/2018 4:04 PM CDT

"Es una vergüenza", dicen los familiares de los tres italianos desaparecidos en Jalisco

Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino fueron secuestrados por policías de Tecalitlán el pasado 31 de enero.

KONTROLAB via Getty Images
Protesta de parientes y amigos de Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino, en Nápoles, Italia, el 28 de febrero de 2018.

"Es una vergüenza, es una vergüenza", dijo Silvana Esposito, la esposa de Raffaele Ruso, uno de los tres italianos que que se encuentran desaparecidos desde el 31 de enero, día en que fueron detenidos por la policía de Tecalitlán, Jalisco.

Silvana Esposito marchó con decenas de personas en Nápoles, de donde son originarios Raffaele Russo, de 60 años; su hijo Antonio Russo, de 25; y su sobrino Vincenzo Cimmino, 29. A casi tres meses de la desaparición, los familiares piden su localización con vida.

"Los deben liberar, son casi tres meses, un poco de corazón, que baje el Señor a México", dijo Esposito en un video, además de exigir que presionen a los cuatro policías de la Comisaría de Seguridad Pública de Tecalitlán detenidos por el caso (Emilio "N", Salomón "N", Fernando "N" y Lidia "N"), quienes supuestamente vendieron a los italianos por mil pesos.

"¿Cómo es posible que nadie sepa nada? Ayúdennos, les damos una recompensa. ¡Auxilio! ¡Por favor!", dijo durante la marcha Fortuna Russo, hermana de Raffaele.

Ante la falta de respuesta de las autoridades mexicanas en la localización con vida de los italianos, los familiares ofrecieron a principios de abril una recompensa de dos millones de pesos para quien proporcione información sobre su paradero.

A casi tres meses de la desaparición, los familiares están desesperados ante la falta de respuesta de las autoridades mexicanas para encontrar a Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino. Su búsqueda no parará.