UN MUNDO MEJOR
28/04/2018 4:30 AM CDT | Actualizado 03/05/2018 6:54 PM CDT

Cómo criar a tus hijos para que cuiden el ambiente

Nuestro mundo necesita que le demos una mano, y enseñando a nuestros hijos a como cuidarlo podemos hacer un poco más.

Rawpixel via Getty Images

En el clima político divisivo ya tan frecuente en el mundo de hoy, muchos padres esperan criar a una generación más joven que liderará el mundo con más cuidado y compasión.

Esto incluye no solo el cuidado de los demás sino también del medio ambiente, que enfrenta serias amenazas a medida que la administración de Trump continúa revertiendo las medidas para protegerlo.

Con la intención , les preguntamos a los padres y conservacionistas por sus consejos sobre la crianza de niños que se preocupan por el planeta.

Inicia con un buen ejemplo en casa

"Podemos enseñar a los niños a apagar las luces cuando salen de una habitación o mantener las ventanas y puertas cerradas para conservar energía", dijo a HuffPost el presidente y director ejecutivo de la National Wildlife Federation, Collin O'Mara, en un correo electrónico.

"En lugar de tirar basura directamente en un bote de basura que irá directamente al vertedero, detente y verifica si puede ser reutilizado, reciclado o incluso compostado. Para ahorrar agua, cierre el grifo mientras se cepilla los dientes ", agregó.

O'Mara, que tiene un niño de 6 años y un niño de 10 meses, explicó que estas sencillas actividades diarias hacen que la conservación del medioambiente sea real e instintiva para los niños.

"Se trata de dar un buen ejemplo en el hogar y la forma en que vivimos nuestras vidas como padres, ya sea reciclando, minimizando el desperdicio o prestando atención a la cantidad de electricidad y agua que consumimos", dijo Bill Ulfelder, director ejecutivo de The Nature Conservancy en Nueva York. "Nuestros hijos no siempre nos hacen saber que están mirando y escuchando, pero de seguro lo hacen".

Philippe Cousteau, nieto de Jacques Cousteau y cofundador y presidente de EarthEcho International, recomienda tomar duchas más cortas, reducir la cantidad de carne en la dieta de su familia y calcular la cantidad de agua que usa en su hogar.

Tengan actividades al aire libre

"Ayuda a alentar a los niños a desarrollar un verdadero sentimiento y conexión con la naturaleza", dijo O'Mara. Sugiere que las familias se detengan en los parques en el camino a casa desde la escuela, cenen afuera, siembren huertos en sus casas, salgan a pescar o salgan a caminar los fines de semana juntos.

"Realmente ayuda a los niños salir al aire libre durante la parte temprana de sus vidas y tan a frecuencia como sea posible", escribió. "Las experiencias que los niños tienen mientras cultivan y crean hábitats, realizan conteos de aves y plantas, caminan por senderos aventureros, visitan parques y humedales y más crean conexiones duraderas y colocan a los niños en el camino hacia la protección del mundo que les rodea".

Ulfelder se hizo eco de este sentimiento, pregonando los beneficios para la salud de estar al aire libre, desde el manejo del estrés hasta el bienestar emocional.

Getty Images
El contacto con los espacios naturales es la vía más efectiva para que conozcan de primera mano como cuidarlos.

"Es importante salir al aire libre en todas las estaciones, también", dijo Ulfelder, quien tiene una hija de 14 años. Si bien no necesariamente recomienda ir afuera en medio de una ventisca o aguanieve, él cree que las personas deberían pasar tiempo al aire libre durante todo el año, incluso en invierno.

"Eso es parte de cómo desarrollas una apreciación por la naturaleza: ver árboles, animales, vida silvestre, los paisajes que te rodean, ya sea urbano o rural, en esas diferentes estaciones", dijo, y agregó que hay, por supuesto, precauciones para tomar , como protector solar, sombreros, etc.

Habla de los problemas del ambiente

"Hablen de los problemas actuales y de lo que está sucediendo en el mundo", dijo Ulfelder, señalando eventos noticiosos como los huracanes Harvey, Irma y María o incendios forestales en California.

Los problemas locales también son importantes puntos de discusión. Ulfelder señaló que las personas a menudo hablan de problemas con el sistema de metro de la ciudad de Nueva York, que es muy relevante porque el transporte público puede ayudar a reducir su huella de carbono.

"Creo que hablar con los niños sobre estos problemas, responder a sus preguntas y escuchar sus ideas es bueno y hace que la conservación sea relevante", dijo Ulfelder.

"Parte de esto también les inculca aprecio por la ciencia y explica lo que la ciencia nos está diciendo sobre diferentes temas, desde los patrones cambiantes del clima hasta los incendios forestales y los deslaves", agregó. "Nosotros, como padres, debemos construir ese amor y apreciación de la ciencia en nuestros niños porque la ciencia es tan importante para vivir vidas saludables y productivas, ser sostenibles y preocuparse por el medioambiente".

Getty Images/iStockphoto
La integración en comunidad a la atención de problemas, le darán idea de lo que se puede lograr en conjunto.

Cousteau recominenda enfocarse en el bien de tu comunidad, por principio.

"Otra forma de ayudar a los jóvenes a comprender la importancia de los recursos naturales saludables es trabajar con ellos para conocer la fuente del agua de su comunidad y lo que pueden hacer para ayudar a protegerla", dijo, y agregó que hay recursos para ayudar. Involucrar a las familias en la protección de cursos de agua locales como ríos, arroyos y riachuelos.

Busca recursos y actividades para apoyar lo aprendido

O'Mara explicó que la Federación Nacional de Vida Silvestre trabaja para llevar la educación y actividades sobre la naturaleza y la naturaleza a lugares donde muchos niños pasan su tiempo, como escuelas, centros para la primera infancia, parques locales y agencias de recreación, y programas extracurriculares.

The National Wildlife Federation es una organización que trabaja para crear espacios naturales y jardines en los terrenos de la escuela, alentando a los trabajadores de cuidado de niños a ofrecer más tiempo al aire libre y desafiando a las escuelas a ser más verdes.

Más allá de organizaciones nacionales como la National Wildlife Federation o The Nature Conservancy, hay esfuerzos locales de conservación que se llevan a cabo en todo el país, desde eventos para recaudar fondos hasta marchas y eventos educativos.

"Desde ayudar a los cangrejos herradura varados en la Bahía de Delaware a ir a pescar pececillos en el Chesapeake, me aseguro de encontrar la manera de subir o acercarme al agua tanto como sea posible", dijo O'Mara. "Como la mayoría de los niños, a mis hijos les encantan los animales, así que busco cualquier oportunidad de conectarme con los animales en nuestro propio hábitat y utilizamos nuestros binoculares Ranger Rick para observar aves en nuestro hábitat natural. También nos encanta acampar como familia y participamos todos los años en el Great American Campout ".

Viaja

"No tiene que ser un viaje súper elegante. Algunos de los mejores recuerdos de mi esposa de su infancia son cargar a toda la familia en la camioneta, conducir a parques nacionales y acampar en el camino ", dijo Ulfelder. "Se trata de reunir a la familia, salir al aire libre y aprender sobre los diferentes ecosistemas y la vida silvestre".

Si viaja, ya sea en su país o en el extranjero, puede calcular su huella de carbono del viaje y compensarlo para que sea carbono neutral, agregó.

Cuando Ulfelder viaja con su hija, hablan de cómo ven el cambio climático manifestarse en diferentes lugares y las soluciones interesantes que implementan las diferentes comunidades en respuesta a los desafíos. Durante su visita a Copenhague hace dos años, les llamó la atención la cantidad de personas que circulan en bicicleta y el número de lugares para que las personas estacionen y fijen sus bicicletas.

"Fue una experiencia reveladora para todos nosotros", dijo. "Tan orgullosos como estamos del sistema del metro, hay formas incluso más bajas de impacto que los miles de daneses están tomando para ir a trabajar".

Ulfelder dijo que cuando viajó fuera de Estados Unidos por primera vez a la edad de 16 años, experimentó nuevos ambientes tropicales y observó los desafíos que las personas enfrentan en otros lugares. "Eso me dejó una marca indeleble y me inspiró a convertirme en conservacionista", explicó.

"Mirando hacia la infancia, no subestimaría el poder de los momentos", continuó. "Conocí a mucha gente que se preocupa por las personas y la naturaleza en mi trabajo, y muchos de ellos hablarán de un momento: en una caminata o un viaje de campamento o incluso en la ciudad en algún lugar cuando eran relativamente jóvenes, incluso en un zoológico, cuando algo desencadenó en ellos fue realmente inolvidable y despertó interés, curiosidad y pasión ".

Getty Images
La comunicación y retroalimentación de ideas es parte fundamental.

Escucha a tus hijos

Los niños a veces aprenden sobre la conservación en la escuela o de sus amigos y les traen nuevas ideas sobre los pasos a seguir.

"Deberíamos escuchar esas ideas, incluso si parecen un poco alocadas", dijo Ulfelder. "Si traen estas ideas de formas en que quieren reducir el desperdicio o minimizar el consumo de energía o el consumo de agua, creo que es grandioso tratar de implementar algunas de estas ideas. Con los años, hemos hecho compostaje en nuestro patio, por ejemplo ".

Cousteau dijo que es importante incluir a los niños en el proceso de toma de decisiones en torno a la conservación. "Con demasiada frecuencia, los adultos tienden a imponer nuestra voluntad sobre lo que creemos que deberían hacer los niños. Ese enfoque de arriba hacia abajo no funciona ", dijo. "En cambio, intente convertirlo en una conversación y decidir qué hacer y cómo hacerlo juntos".

También recomienda encontrar formas de relacionarse con la comunidad que coincidan con los intereses de los niños, como a través del arte, la comida o los animales.

En definitiva, se trata de escuchar y apoyar a los niños en el presente.

"No descartes los pensamientos y las ideas de los niños solo porque son pequeños. El cambio está sucediendo en todo el mundo AHORA MISMO debido a los jóvenes ", dijo Cousteau. "No es que vayan a cambiar el mundo, es que están cambiando el mundo". No es que estemos preparando a la próxima generación de creadores de cambios: son los que hacen el cambio AHORA.