MÉXICO
26/04/2018 9:06 PM CDT | Actualizado 26/04/2018 9:17 PM CDT

La Ley General de Biodiversidad y Ley General de Desarrollo Forestal así atentan a los pueblos originarios

Asociaciones civiles por todo el país buscan evitar que se vulnere a los indígenas que pueden perder derechos sobre el aprovechamiento de sus tierras.

La Ley General de Biodiversidad y la Ley Forestal modificará la forma de aprovechar los recursos forestales y silvestres en México, dejando fuera a los pobladores rurales de esas regiones.
UIG via Getty Images
La Ley General de Biodiversidad y la Ley Forestal modificará la forma de aprovechar los recursos forestales y silvestres en México, dejando fuera a los pobladores rurales de esas regiones.


La discusión por la Ley General de Biodiversidad ha puesto a muchos grupos ambientalistas en bloque contra esta iniciativa del Partido Verde. El periodo ordinario de la Legislatura termina el próximo 30 de abril, por lo que esperan una votación breve y no una nueva discusión en este trascendental tema por la vida ecológica del país.

Gustavo Sánchez, presidente de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales, A.C. (Mocaf) habló con HuffPost México acerca de su postura ante ambas leyes que vulneran a las comunidades indígenas.

Mocaf
La Ley General de Biodiversidad fue un proyecto impulsado por el Partido Verde.

"Las leyes que se están planteando no están considerado a los habitantes de los bosques y los entornos naturales como los pueblos indígenas, comunidades indígenas y poblaciones equiparables".

Mocaf trabaja con comunidades indígenas en diversas regiones del país como la Sierra Zongolica en Veracruz, Meseta Purépecha, Michoacán, en la región otomí entre Michoacán y México. Con poblaciones totonacas en Puebla y tepehuanos en el estado de Durango.

"Ambas leyes han modificado artículos que desprotegen a las comunidades de esas regiones para tener derechos sobre las tierras que históricamente han ocupado", dijo Sánchez.

La Ley General de Biodiversidad considera que los recursos naturales, genéticos y ambientales pertenecen a la nación desconociendo a los habitantes y sus derechos sobre esas tierras, facultando a la federación a concesionar o ceder la operación de los recursos a particulares.

Mocaf
Irene Díaz contribuye en la lucha por los derechos de las comunidades originarias contra la modificación de las leyes que les facultan a poder utilizar los recursos de los bosques.

La Ley Forestal se aprobó

La tarde del jueves 26 de abril, con 211 votos a favor, 85 en contra y 13 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que abroga la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, publicada en 2003, que expide la nueva Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, y reforma la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, dio a conocer el Canal del Congreso.

Mocaf
Las asociaciones han matizado la diferencia entre la actual Ley Forestal y las modificaciones que se han realizado.

Al momento de la entrevista con Gustavo Sánchez, la ley se encontraba aún en discusión en la Cámara de Diputados, aunque preveían que esta pasara ya que el Partido Verde y el PRI sostienen una mayoría aritmética por diputados no cesarán la exigencia de revisar los puntos que atentan contra la población rural.

"En el caso de la Ley Forestal implica que las patentes, avances científicos, comerciales y recursos biológicos sacados de los entornos naturales de estos grupos indígenas no atraerán ningún beneficio para ellos", señaló Sánchez.

"La Ley General de Desarrollo Forestal se impulsa la silvicultura, el manejo y el aprovechamiento sustentable de los recursos forestales, para que contribuyan con bienes y servicios que aseguren el mejoramiento de la calidad de vida de la población, con la participación corresponsable de los propietarios y legítimos poseedores de terrenos forestales", dice el comunicado del Congreso.

Es decir, si algún remedio o planta que utilizan en esa comunidad para atender algún caso de salud puede ser patentado y aprovechado comercialmente, esa población no verá ningún beneficio por esta aportación empírica a la ciencia, explicó el presidente de Mocaf.

"También promueve la provisión de bienes y servicios ambientales, protege y acrecenta la biodiversidad de los ecosistemas forestales mediante el manejo integral del territorio; promueve la organización, capacidad operativa, integralidad, transversalidad y profesionalización de las instituciones públicas", detalla el comunicado.

"Esto es una modificación al artículo 102 de la Constitución, que implica un retroceso en el avance y reconocimiento de estos grupos indígenas o equivalentes". Detalló que en el apartado 5to de dicho artículo los pobladores indígenas de áreas naturales perderán la preferencia de uso para los recursos forestales, dejándolo a discreción de la federación, aunque no se detalle quien será la autoridad en esa instancia, si será Conafor, Sagarpa o Semarnat.

Mocaf y otras organizaciones solicitaron al Congreso hacer una consulta extensiva sobre esta ley a las comunidades involucradas directamente de lo cual no tuvieron respuesta, aunque el apoyo en estas comunidades se ha intensificado e informado sobre la importancia de su participación en la modificación de las leyes.

AFP Contributor via Getty Images
Los recursos naturales de los bosques estarán sujetos de modo discrecional por el gobierno federal, explica Mocaf.

"De antemano sabemos que una aprobación es un procedimiento, y que nuestras exigencias son para que nuestra sociedad sea más una democracia participativa, para que los ciudadanos sepan que su voz puede inferir en las leyes que nos rigen" finalizó Sánchez.