INTERNACIONAL
25/04/2018 1:57 PM CDT | Actualizado 30/04/2018 10:22 AM CDT

EN FOTOS: Besos, abrazos y cariños entre Trump y Macron

Sí hay alguien en la Tierra que le da amor a Donald Trump. 👨‍❤️‍💋‍👨

JIM WATSON vía AFP/Getty Images

Es innegable la buena relación entre los presidentes de EU, Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron.

Macron fue el primero en desafiar y vencer a Trump en su racha de inferir dolor a mandatario que le diera la mano en su primer encuentro en mayo de 2017 en Bruselas. Quizá por ello el presidente de EU entendió que el de Francia era un buen rival. Alguien que, con el tiempo, se ha convertido en su aliado y amigo.

Ambos, juntos con la primera ministra británica Theresa May, formaron una coalición contra Siria ante las denuncias de que el régimen de Bashar al-Assad usó armas químicas contra la población siria.

Y aunque el estadounidense y el francés difieren en temas como el cambio climático, hay camaradería y, posiblemente, cariño.

He aquí las muestras durante la primera visita de Estado de Emmanuel Macron y su esposa Brigitte a Estados Unidos. Los Trump correspondieron con una cena de Estado, la primera desde que residen en la Casa Blanca.

Muchos besos, muchos abrazos y, por supuesto, muchos incómodos apretones de manos.

Brian Snyder / Reuters
En la cena de Estado en la Casa Blanca. Doble beso de bienvenida.

Los Macron a su llegada a la Casa Blanca para la cena de Estado. Mucha cordialidad. Mucho afecto.

Alex Edelman/Pool vía Bloomberg

Besos.

SAUL LOEB/AFP/Getty Images)
"No te vayas". 😢

Como los franceses: un beso en cada mejilla.

Joshua Roberts / Reuters
Un beso muy tronado.

Durante el día, en los jardines de la Casa Blanca el martes.

Jim Bourg / Reuters
"Nos están viendo".

¿Qué buscaba Macron transmitir con su mirada?

Andrew Harrer/Bloomberg vía Getty Images
"Véngase p'acá; otro besito".

La bienvenida.

Carlos Barria / Reuters
"Por fin has llegado".

Reiteramos: no hay incomodidad en seguir las tradiciones europeas.

Carlos Barria / Reuters
Saludo a la francesa: doble beso.

Ni una.

The Washington Post via Getty Images
"¡Mua!"

Ni siquiera frente a las cámaras y periodistas que cubrieron sus actividades.

Carlos Barria / Reuters
Un beso casto.

Hay cariño, sin duda.

Y no solo son los besos, hay otras muestras de afecto:

Kevin Lamarque / Reuters
"¡Ven, que te quiero enseñar mi casa!".

Tanto se critica a Trump sobre su "problema" con las manos, pero con Macron parece que no hay tal.

LUDOVIC MARIN/AFP/Getty Images)
Ellos sí se dan la mano.

Es más, hasta parece que es el mismo Macron quien le pide la mano.

LUDOVIC MARIN/AFP/Getty Images)
Hay cariño.

Sin embargo, parece que siguen trabajando cómo saludarse de mano. Nina Golgowski, de HuffPost, detalló que los dos jefes de Estado se agarraron de las manos torpemente en una insegura pero vigorosa sacudida antes de reunirse para un beso al estilo europeo durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el martes, situación que provocó la risa de la multitud.

Andrew Harrer/Bloomberg via Getty Images
"Es mi amigo".

"Lo quiero mucho", dijo Trump después de un beso fraternal.

Jonathan Ernst / Reuters
"Sí, sí soy tu amigo, no te preocupes".

No pasa nada.

Kevin Lamarque / Reuters
"¡Ay, tienes una basurita en la solapa!".

Otro momento extraño ocurrió en la Oficina Oval, cuando Trump cepilló lo que dijo era caspa del hombro de Macron, de acuerdo con Jenna Amatull.

"Tenemos una relación muy especial, de hecho voy a quitarle ese pedazo de caspa", declaró Trump a los periodistas mientras los dos líderes posaban para las fotos antes de una reunión. "Tenemos que hacerlo perfecto. Él es perfecto ", agregó Trump, pasando sus dedos por el hombro de Macron.

LUDOVIC MARIN vía Getty Images
Hasta se ríe de sus chistes.

Ambos rieron después.

Jonathan Ernst / Reuters
Macron le envía un beso a su esposa Brigitte desde el púlpito, donde se dirigió en una reunión conjunta del Congreso de Estados Unidos en la Cámara del Capitolio este miércoles.

Pero a pesar de tantas muestras de afecto por parte del presidente de EU, Macron solo tiene ojos para su esposa Brigitte, como lo demostró frente al Congreso estadounidense en una sesión especial.

MANDEL NGAN via Getty Images
"Je T'aime!"

En 1993, con 15 años, se enamoró de ella, quien era su profesora de teatro en su colegio de Amiens, una pequeña ciudad del norte de Francia. Pero entonces, Brigitte estaba casada y era madre de tres hijos. Más tarde, le declaró su amor. Y siguen muy enamorados.