POLÍTICA
25/04/2018 3:55 PM CDT | Actualizado 25/04/2018 4:37 PM CDT

Empresarios relacionados con Anaya son investigados en España por blanqueo de capitales

Ricardo Anaya se apega a su versión y niega las acusaciones.

Stringer . / Reuters

El nombre del candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya, se encuentra inmerso en una investigación en España por un presunto cargo de lavado de dinero en el que está involucrado el empresario mexicano, Manuel Barreiro y el empresario mexicano-español, Juan Pablo Olea Villanueva, reportó El Español.

La Procuraduría General de la República que ya ha investigado al candidato panista, ha sumado este proceso en España para determinar si este ha incurrido en blanqueo de capitales.

Esta investigación está relacionada con una estructura financiera en la que se triangulan recursos que tienen como destino la campaña del candidato aliancista. Entre los países por los que circula el recurso financiero son Gibraltar y Canadá. Dentro de esta ruta del dinero se menciona el monto recibido por la venta de la nave industrial ubicada en Querétaro, por la que habría recibido cerca de 54 millones de pesos mexicanos, asunto que ha dejado mal parado al panista, reportó El Español.

El Español menciona la participación de Juan Pablo Olea Villanueva, este habría favorecido el financiamiento de la campaña de Anaya, ya que él cuenta con importantes intereses en bienes raíces en la zona industrial de la capital queretana, a través de la compañía Advance Real Estate.

El 1 de marzo pasado la PGR congeló las cuentas de Barreiro y Olea para verificar el flujo de capitales que han desplazado de forma discrecional.

Olea cuenta con 14 empresas en España, su área de acción es tan variable como la hotelería, flores y bienes raíces. El empresario está asociado en otras de restauración y gimnasios.

Ricardo Anaya ha declarado ser inocente y señala a la PGR como un instrumento para estorbarle en su carrera presidencial, donde figura en un distante segundo lugar del puntero Andrés Manuel López Obrador.

La versión conocida en México implica que los fondos los habría recibido Anaya mediante la venta de una nave industrial propiedad de su familia ubicada en el estado de Querétaro a la empresa mexicana MANHATTAN MASTER PLAN, por el valor de 54 millones de pesos mexicanos.