INTERNACIONAL
24/04/2018 9:37 PM CDT | Actualizado 24/04/2018 9:38 PM CDT

Ahora juez federal derriba la orden de Trump de cancelar DACA

Un freno más a las decisiones del gobierno estadounidense.

Un juez tercero federal falló este martes 24 contra la decisión de la administración Trump de finalizar el programa de acción diferida para llegadas infantiles.

En septiembre, el presidente Donald Trump canceló el programa DACA de la administración Obama, que protege a los jóvenes migrantes que llegaron a Estados Unidos siendo niños de la deportación. Pero en una reprimenda punzante de la lógica legal de la administración Trump, el juez de distrito estadounidense John Bates describió la cancelación del programa como "arbitraria y caprichosa porque el Departamento [de Seguridad Nacional] no explicó adecuadamente su conclusión de que el programa era ilegal".

"Ni el escaso razonamiento jurídico ni la evaluación del riesgo de litigio proporcionado por el DHS para respaldar su decisión de rescisión son suficientes para mantener la terminación del programa DACA", escribió Bates en la opinión.

La decisión no tiene efecto inmediato, y la decisión de cancelar DACA ya ha sido detenida por una orden judicial a nivel nacional. La decisión de Bates es única, sin embargo, porque abre la posibilidad de que los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EU Tengan que comenzar a aceptar nuevas aplicaciones de DACA. Las medidas cautelares actuales solo requieren que el gobierno federal renueve las solicitudes de personas que ya han sido aprobadas para el programa.

Bates le dio al Departamento de Seguridad Nacional otros 90 días para dar una mejor explicación para cancelar el programa antes de seguir adelante con la decisión.

Las demandas consolidadas que buscan revocar la cancelación de DACA en el Distrito de Columbia fueron presentadas por varias partes, incluyendo NAACP, Microsoft, dos sindicatos laborales, la Universidad de Princeton y la receptora de DACA, María de la Cruz Perales Sánchez.

La decisión del martes agrega otra capa de complejidad a los esfuerzos de la administración Trump para sofocar la última reforma migratoria permanente del ex presidente Barack Obama. Otras demandas se están moviendo a través del sistema judicial federal en California y Nueva York.

Ambas demandas probablemente se prolonguen durante meses solo para superar el período de descubrimiento, cuando los abogados exigen ver las pruebas que aparecerán a medida que el caso vaya a juicio. Los demandantes en los casos de California y Nueva York están presionando a la administración de Trump para reunir más documentos que arrojen luz sobre sus razones para cancelar abruptamente DACA el otoño pasado, a pesar de dejar el programa en vigencia durante los primeros nueve meses después de que Trump asumió el cargo.

El Departamento de Justicia ha argumentado que muchos de los documentos que describen el proceso de toma de decisiones son privilegiados y no están sujetos a divulgación a la corte.