POLÍTICA
23/04/2018 1:17 AM CDT | Actualizado 23/04/2018 3:03 PM CDT

El rival a vencer del debate siempre fue López Obrador

La discusión creció durante el debate, y las propuestas cada vez más insólitas.

Henry Romero / Reuters

El debate presidencial mostró los argumentos de los candidatos por la presidencia de México y también expuso las mirillas de los contendientes con dirección a la cabeza de Andrés Manuel López Obrador, que en muchos momentos este decidió no responder ni encarar las insinuaciones en su contra.

Ante el tema de 'Combate a la corrupción e impunidad' los candidatos expusieron sus ideas para contrarrestar el lastre que ataca la sociedad y la economía mexicana.

José Antonio Meade Kuribreña, de la coalición que encabeza el PRI, Todos por México, propone para esto un Ministerio Público autónoma, declaración 7 de 7 para funcionarios públicos, el Sistema Administración Tributaria y el Instituto Nacional Electoral, deben ser parte de un sistema anticorrupción, así como total transparencia y contratos abiertos.

Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, impulsa la idea de tener un gobierno independiente y con un congreso de pensamiento libre, no atendiendo a los intereses partidistas y remató contra los funcionarios corruptos, "mocharle la mano al que robe en el servicio público".

Y eso no paró ahí, Azucena Uresti, moderadora del debate le cuestionó si "la mentira debería ser también considerada corrupción, como haberle prometido al pueblo de Nuevo León permanecer los 6 años y no cumplirlo".

"Sí, es una mentira y estoy pagando las consecuencias", reconoció el Bronco.

Margarita Zavala y Ricardo Anaya concordaron con la propuesta de Meade de tener un fiscal autónomo para la persecución de la corrupción.

Zavala amplió con robustecer la cultura de la legalidad y puntualizó "que tu gobierno no te de vergüenza".

Anaya, por su parte, dijo que la modificación del artículo 108 para que el presidente pueda ser juzgado por corrupción. La eliminación de fuero a todo nivel, así como cárcel y 'muerte civil' a políticos corruptos, es decir evitar que los implicados vuelvan a trabajar en cualquier puesto de función pública.

Temas complicados: Odebrecht, Fobaproa, exgobernadores

Andrés Manuel López Obrador puso el dedo en la llaga con el tema de corrupción del caso Odebrecht, y habló así.

"Odebrecht no se aclaran porque están implicados los más altos funcionarios del país, como el presidente de la república", declaró.

"Fueron más de 10 mil millones de pesos, la mitad de esos recursos se usaron en la campaña Enrique Peña nieto, además, esa empresa hizo negocios con el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa", amplió.

Ante tal provocación el aliancista, Ricardo Anaya, lanzó un ataque dirigido al líder morenista.

"Andrés Manuel, has hablado de que el Fobaproa es el peor robo al pueblo de México y Poncho Romo que fue uno de los que lo aprobó lo quieres como jefe de gabinete, dices que gobernando se quita la corrupción, pero ni siquiera lo pudiste hacer con tu gente cercana como René Bejarano".

El morenista tuvo respuestas muy cortas y no confrontó a sus rivales, ya que se señaló que él, a diferencia de los otros candidatos, designaría al fiscal anticorrupción señaló el panista en contra del presidenciable que lleva la mayor preferencia electoral, según recientes encuestas.

"No nos oponemos a la fiscalía independiente, no queremos que siga la farsa de simular, y al contrario se protege a los corruptos, se creó, por ejemplo el instituto de la transparencia, mantener en secreto la investigación de Odebrecht, nombrado por el congreso y aprobado por el presidente".

El supersecretario, como se le conocía a José Antonio Meade, no se fue limpio. En el arrebato de declaraciones, Ricardo Anaya dirigió sus ataques contra el abanderado priista señalando que su partido tiene el mayor número de gobernadores perseguidos por corrupción y no respondió a la pregunta del panista.

"¿Tu jefe, Enrique Peña Nieto ha gobernado con honestidad sí o no?".

De grupos vulnerables y financiamiento público

La moderadora Denisse Maerker, mientras tenía el turno Margarita Zavala preguntó acerca de los grupos que la sociedad mexicana tiene en profunda desatención y cuestionó a la ex primera dama sobre los derechos de las parejas del mismo sexo, pero fue un poco más allá:

"¿Candidata, si uno de sus hijos fuera homosexual apoyaría sus deseos de casarse con su pareja?".

"Mis hijos tienen toda la libertad de realizar su vida con quien prefieran, y yo voy a respetarlo", resolvió Zavala.

Jaime Rodríguez Calderón respondió nuevamente preguntas de sus pasadas declaraciones que lo comprometieron cuando era gobernador del estado norestense de Nuevo León. Maerker le recordó su insinuación de desagrado por las jóvenes que se embarazaban siendo adolescentes y lo citó "a las niñas gordas nadie las quiere", a lo que el Bronco respondió, "se me hace que no conoces el norte, porque les decimos asi a las embarazadas, gordas".

Anteriormente el Bronco ha dicho que el matrimonio es entre hombre y mujer, por lo que respondió "creo en el matrimonio, tanto que me he casado tres veces".

En el tema de financiamiento los independientes, Zavala y Calderón afirmaron haber regresado el monto asignado por el INE para no utilizarlo. López Obrador dijo haber asignado 70 millones de pesos para damnificados del 19s y Anaya dijo haber entregado 200 millones de pesos de nueva cuenta al INE.

En el tema de revocación de mandato solamente López Obrador lo impulsa, el resto de los candidatos lo rechazan sin tener un marco legal que lo sustente y desacreditaron los plebiscitos.

Así se despidieron

Para concluir su participación ante la audiencia que siguió el debate cada uno refrendó los elementos de su campaña.

Jaime Rodríguez Calderón, enfatizó en el mal que implica el partidismo para la política nacional. "Vamos a correr a los partidos políticos, vamos a jubilarlos, pero sin pensión".

Margarita Zavala, recordó sus valores y con la esperanza de juntar los votos para ser la primera presidenta de México.

Ricardo Anaya, el panista que se mostró continuamente atacante se dijo capaz de vencer al candidato puntero "nuestra coalición es la única que puede ganarle a López Obrador, en este proyecto cabemos todos".

Andrés Manuel López Obrador, con una cómoda ventaja anunció que la transformación de México está por llegar "solo ha habido tres grandes momentos en nuestra historia, estamos a punto de lograr la cuarta transformación de México, después de la Independencia, la Reforma, la revolución Mexicana, ahora se va a tener como no ha sucedido, un gobierno que represente a pobres y ricos".

José Antonio Meade, el priista dedicó sus oportunidades a hacer algunas propuestas y a ofrecer su talento y de la misma forma concluyó "soy un mexicano honesto, preparado y con profundo amor a México, creo en un México que se convierte en potencia".