UN MUNDO MEJOR
22/04/2018 7:00 AM CDT | Actualizado 22/04/2018 9:54 AM CDT

Día de la Tierra: ¿Estamos terminando con el planeta?

Los popotes, vasos y bolsas de plástico están matando a los animales marinos.

Getty Images
Tortuga marina atrapada en una red de plástico.

El día de hoy se celebra el Día de la Tierra, establecido por la ONU con el fin de recordar que el planeta y sus ecosistemas dan vida y sustento. Asimismo, se asume la responsabilidad colectiva de fomentar la armonía con la naturaleza y el planeta.

Es un día que también sirve para crear consciencia sobre las condiciones actuales de la Tierra, los problemas que enfrenta y la vida que sostiene.

También es importante darnos cuenta de todo el daño que hemos hecho al planeta.

De acuerdo a Live Science, los científicos estiman que hay aproximadamente 5 billones de piezas de plástico en el océano y que cada año se añaden millones más.

Getty Images
Botellas de plástico flotando en el mar. Hay aproximadamente 5 billones de piezas de plástico en el océano y que cada año se añaden millones más.

De acuerdo a un estudio reciente publicado en Scientific Reports, se estima que hay más de 79 mil metros de plástico flotando únicamente en el conglomerado de basura del Océano Pacífico. Lo acumulado únicamente aquí, equivale a 250 piezas de basura por cada persona en el planeta.

¿Sigues utilizando popotes, vasos y bolsas de plástico de manera innecesaria?

Recientemente se encontraron casi 30 kg en el estómago de una ballena.

Las ballenas no son los únicos animales afectados por la cantidad de plástico en el océano. También las tortugas marinas, aves, focas, delfines y peces mueren debido al plástico.

Getty Images
Una ballena muerta en las costas. Continua aumentando la cantidad de plástico desechado en los océanos, lo que ha provocado que la muerte de las ballenas debido a la ingesta de plástico sea cada vez más común.

¿Qué puedes hacer tú?

Tú como individuo puedes hacer un gran cambio e inspirar a la gente a tu alrededor haciendo cosas sencillas:

  • Di no. Si puedes beber de un vaso o una taza no pidas popote, y si te dan uno, devuélvelo. Para ti no habrá diferencia si no utilizas popotes, pero para la vida marina y para nuestro planeta será menos plástico que termine en los océanos.
  • Recicla. Si ya utilizaste bolsas de plástico, no las tires de inmediato, puedes volver a utilizarlas varias veces antes de desecharlas.
  • Busca alternativas. ¿Tienes algún termo que puedas llevar contigo? Podrás llevar tu bebida sin necesidad de utilizar plástico desechable, además de ahorrar lo que gastarías en botellas de agua.
  • Recoge tu basura. Si estás en una playa o cerca del mar y ya utilizaste plásticos o generaste cualquier tipo de basura, recógela y tírala en el lugar adecuado. Parece algo bastante lógico e innecesario de decir, pero mucha gente deja basura tirada en playas y costas, lo que pronto termina en los océanos y en los estómagos de animales marinos.

Getty Images
Un hombre recogiendo basura en la playa.

¿Qué sigue?

Actualmente se ha generado más consciencia social sobre las repercusiones de la muerte de los animales y de la vida marina debido a la contaminación, especialmente por plástico y desechos químicos.

Lo más importante es que todos reduzcamos nuestro uso y desecho de plástico y que evitemos contaminar los océanos.

Ya han surgido propuestas tecnológicas para combatir la contaminación actual de los océanos, tales como el primer Seabin, que es capaz de recolectar 80,000 botellas de plástico al año.

Proyecto Seabin.
El primer Seabin es capaz de recolectar del mar más de 80,000 botellas de plástico al año. Este aparato consiste en una lata de basura flotante localizada en aguas marinas, en puertos, clubs de yates y puertos comerciales.

Asimismo, algunas ciudades como Londres han hecho público su plan de prohibir los popotes e hisopos o utensilios de plástico. Tan solo en Reino Unido se utilizan 8 millones y medio de popotes de plástico cada año.

También están surgiendo nuevas propuestas alternativas al plástico que son funcionales y no contaminantes. Tal es el caso del corcho y del papel hecho a base de fibras de plátano.

Existen alternativas a los popotes de plástico, como es el caso de la compañía Loliware que ha desarrollado popotes biodegradables y comestibles.