POLÍTICA
20/04/2018 2:37 PM CDT | Actualizado 20/04/2018 3:33 PM CDT

En corrupción esto es lo (mínimo) que deberían responder los presidenciables #PrimerDebatePresidencial

Llevamos 187 días sin procurador general y hasta ahora la candidata y los candidatos guardan silencio.

La PGR se negó para dar a conocer las investigaciones en torno al caso Odebrecht, uno de los casos más grandes de corrupción en América Latina.
Nacho Doce / Reuters
La PGR se negó para dar a conocer las investigaciones en torno al caso Odebrecht, uno de los casos más grandes de corrupción en América Latina.

Hoy llevamos 187 días sin procurador general y parece que es un accesorio a nuestro sistema político y sin procuración de justicia viene la impunidad y con esta la corrupción.

En octubre de 2017, tras la renuncia de Raúl Cervantes Andrade a la titularidad de la PGR, el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, Alberto Elías Beltrán, quedó como encargado de despacho de la dependencia. Organizaciones civiles exigían la renuncia de Cervantes desde noviembre de 2016, por considerar que su nombramiento obedecía a un claro conflicto de interés para "blindar" al gobierno de Enrique Peña Nieto una vez que el procurador se convierta en el nuevo Fiscal General de la República.

Y para Darío Ramírez, director de Comunicación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), esta ausencia debería ser uno de los principales temas que, este domingo 22 de abril, la candidata y los candidatos a la presidencia tendrían que abordar respecto al combate a la corrupción.

Sin embargo, su panorama real no es muy alentador. Habrá muchos dichos, poca sustancia y un cuadro muy canibalizado contra el puntero, apunta.

Retóricas ya conocidas, dudo que alguien nos sorprenda con un discurso diferente al que ya le conocemos, porque son los candidatos que tenemos" , indica.

Ramírez también adelanta un continuo desencanto de quienes este domingo a las 20 horas verán el primer debate presidencial: "Me temo que la candidata y los candidatos van a hablar de un México irreal, no van a partir del México que está sufriendo la impunidad, la violencia, las violaciones a derechos humanos, la corrupción, sus dichos van a partir desde el privilegio del sistema del que ellos son parte."

BLOG: Las muertes en México: ¿daños colaterales o el producto de una política de seguridad fallida?

Aunque en el segundo bloque del debate --el dedicado al combate a la corrupción e impunidad--, lo obligado, señala Ramírez, sería hablar de la "apuesta institucional que hemos hecho como país: la creación, el fortalecimiento y la puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), que no está funcionando y tiene graves carencias por la falta de voluntad política de la clase política en el Congreso."

Para el experto, la carencia más grave es la falta de un fiscal con autonomía.

Ahí tiene dos pilares importantes donde se sostiene el Sistema Nacional Anticorrupción, uno es la participación activa de la sociedad civil, que está en el Comité de Participación Ciudadana, y un fiscal autónomo con dientes para combatir la corrupción, si no es todo meramente declarativo."

Y Ramírez entonces trae a la mesa la negativa de la PGR para dar a conocer las investigaciones en torno al caso Odebrecht, uno de los casos más grandes de corrupción en América Latina, o el caso de la Secretaría de la Función Pública (SFP) "sin dientes reales para cambiar la realidad y el paradigma de la impunidad que vivimos."

Apenas, el 10 de abril pasado, un estudio de la organización civil Impunidad Cero advierte que la Secretaría de la Función Pública (SFP) sanciona en promedio solo el 13% de las denuncias que recibe por malos manejos de funcionarios, esto implica, en principio, una impunidad en la administración pública federal del 86.6%.

Como segunda tarea, apunta Ramírez, los presidenciables deberían plantearse cómo está hecho el diseño del SNA para que este no recaiga tanto en la voluntad gubernamental de las instituciones que lo conforman.

"Hemos visto, claramente, con tres solicitudes de información para conocer actos de corrupción que ha pedido el Comité de Participación Ciudadana que han sido rechazadas de una manera mayoritaria, teniendo interés público, que el interés gubernamental dentro del SNA está muy pesado y tiene una gran mayoría, entonces no hay manera de que perspectivas, como las del Comité de Participación Ciudadana, logren permear", lamenta.

HASTA AHORA... PUROS DICHOS

Para Darío Ramírez los presidenciables deben dejar en claro si respaldan o no el SNA o si tienen en mente otro modelo.

Hemos visto declaraciones sobre el combate a la corrupción sin sustento. Nuestra preocupación, que hemos externado y que les hemos hecho llegar a los representantes de campaña de los diferentes partidos, es que todos han criticado la corrupción, pero ninguno con una propuesta clara de cómo revertir este proceso y de cómo fortalecer las instituciones que tenemos al respecto."

Todos los presidenciables hablan de atacar la corrupción, pero ninguno dice cómo.

Aunque desde MCCI han visto posicionamientos de Ricardo Anaya o José Antonio Meade sobre la transformación de la PGR a una Fiscalía, sobre respaldar una reforma constitucional que le dé autonomía, solo quedan en dichos sin ninguna viabilidad tanto política, financiera o institucional.

UNA BUENA SEÑAL

Para quien llegue a la presidencia, lo más apremiante es trabajar con el Congreso para reformar el artículo 102 y transformar el paradigma de la procuración de justicia en México, apunta Ramírez.

Junto a MCCI diversas organizaciones han reiterado la necesidad de dicha reforma constitucional, no solo para combatir la corrupción, también para fortalecer el estado de derecho y la igualdad en México.

Que el presidente diga 'ok, ya no voy a tener como brazo judicial a la procuraduría, a la nueva fiscalía, y vamos a darle autonomía, eficacia y presupuesto para que ella persiga los delitos que considera más agravantes a la sociedad'".

México, el país "en paz" con más desaparecidos.