RUTAHUFFPOST
18/04/2018 4:30 AM CDT | Actualizado 18/04/2018 2:31 PM CDT

Recuperando la belleza de Chiapas una hectárea a la vez

El estado tiene una riqueza ecológica que podría convertirlo en una potencia alimentaria y de conservación.

TNC / Jesse Festa

El estado sureño de Chiapas se tiene en un concepto de ser un estado sumamente pobre, sin embargo, la riqueza que está en el estado es invaluable para México y el mundo. Es ahora que el potencial ecológico del territorio chiapaneco se está poniendo en el centro de la discusión por las aportaciones invaluables que está brindando al país, como es la producción de agua.

Tuxtla Gutiérrez, la capital de Chiapas tiene más de 600 mil habitantes y sigue creciendo por lo que su exigencia de agua no se detiene. El líquido vital que se consume en la capital chiapaneca viene de las montañas donde la deforestación es critica. Estas montañas son parte de las cuencas que producen agua que es prioritaria para toda actividad humana.

Chiapas tiene 3 millones de hectáreas deforestadas.The Nature Conservancy.

La tala de los bosques y el incendio de los prados para su uso agrícola y ganadero están devastando el potencial ecológico del estado, por lo que asociaciones civiles e internacionales como The Nature Conservancy (TNC) han detectado esta alerta para poder hacer algo por las comunidades rurales y urbanas de Chiapas.

TNC / Jesse Festa
Arturo Monterrosa se ha dedicado a producir estas plantas que van a las granjas que implementan el modelo silvopastoril.

Chiapas es el tercer estado en ganadería, tiene 2.6 millones de cabezas de ganado, produce más de 423 millones de litros de leche y 120 mil toneladas de carne.Sagarpa


La ganadería silvopastoril una alternativa para Chiapas


Este espacio en Suchiapa, a media hora de la capital, se dedica a la producción de especies forrajeras que son nativas de la región. Caulote es una planta local que les da suficientes proteínas y alta calidad de alimentos a los animales de corral.

TNC / Jesse Festa

1 hectárea de plantas forrajeras y árboles puede dar hasta 70 toneladas de alimento para el ganado.Arturo Monterrosa.

"Las estrategias tradicionales de ganadería están acabando con la riqueza del estado", Arturo Monterrosa, propietario de un vivero productor de plantas forrajeras".

​​​​​​"​Vamos a insertar cinco variedades de plantas como el árbol de guasch y caulote en terrenos que anteriormente solo eran pastos, por lo que estos árboles y arbustos que ayudarán a evitar la degradación del suelo", comentó Monterrosa.

TNC / Jesse Festa

El desmonte de los bosques lo hacen los ganaderos para que las reses puedan comer pastos en un terreno accesible, sin embargo, este tipo de prácticas han ido deforestando las sierras cercanas a las poblaciones agrícolas.

El cambio de visión con una ganadería sustentable

En la reserva del Tablón en la sierra de Chiapas, en las comunidades de Ricardo Flores Magón del municipio de Villaflores, es una región sumamente rica por la variedad de especies y ser la transición de la Sierra de Tehuantepec y la Sierra Madre del Sur, es ahí donde los esfuerzos de las comunidades y TNC están logrando recuperar hectáreas de bosque con una innovadora técnica ganadera.

TNC / Jesse Festa
Héctor Carrillo es un promotor de esta modalidad de ganadería apoyado por TNC en el municipio de Villaflores. Entre todos los productores ya han liberado casi 200 hectáreas de uso intensivo para la ganadería.

"Cuando me propusieron esto, tuve muchas dudas, pero sí me di cuenta como nos íbamos acabando el bosque, y pensé 'mi hijo ya no verá lo que yo pude disfrutar de cuando yo era chico', entonces, decidí arriesgarme", comentó Hector Carrillo Martínez, promotor de ganadería silvopastoril.

TNC / Jesse Festa

La ganadería intensiva es una de las actividades de producción alimenticia más agresiva con el medio ambiente.


"No es fácil, antes era muy sencillo dejar sueltas a las vacas y que coman, pero aquí hay que tener más disciplina", recuerda el productor de leche.

El ganadero tiene que implementar medidas agrícolas, sembrar dentro de su terreno los arbustos que le darán alimento fresco para su ganado. Esta práctica permite que el propio productor tenga alimento fresco para sus animales dándoles la posibilidad de tener una mejor productividad.

"No es de un año para otro, pero los beneficios son muy notorios, nos llevó dos años, los cursos con TNC, pero sabíamos que algo bueno saldría", aseguró el promotor que es un caso de éxito y está sumando a varias decenas de productores en Villaflores.

Las vacas solo podían tener un becerro cada dos años, con esta alimentación ha mejorado su capacidad para producir leche, de unos 5 litros hasta 12 litros por día. La salud de los becerros se ha beneficiado, ya que anteriormente las enfermedades eran comunes.

Yo no puedo criticar a mi papá por tirar el bosque, era lo que él sabía, ahora yo quiero que mi hijo sepa cuidar el bosque y vivir con su ganado.Héctor Carrillo Martínez, promotor de ganadería silvopastoril

"Este compromiso implica que con menos animales puedes mejorar tu producción, y que regresas algo a la naturaleza en una forma ordenada". Carrillo Martínez mediante la implementación de este modelo dejó de utilizar una superficie de 20 hectáreas a solo 6, en las que tiene a sus animales y los espacios para cultivo de plantas forrajeras.

TNC / Jesse Festa
El potencial productivo de pastos frescos y de calidad ayudan a la salud de las reses y becerros.

"Yo ya no voy a tocar esos terrenos, ahí vamos a dejar que se regenere el bosque y vamos a combinar con café en la parte más degradada, cada vez vemos que vienen más animales a tomar agua o se escuchan más pájaros".

La economía de estas comunidades se ha mejorado con la producción de quesos que son mejor pagados por la calidad de la leche con la que trabajan, por otra parte, los gastos de mantenimiento de una vaca bajaron de 9 mil a 4 mil pesos por mes.


El reto siguiente es lograr posicionar sus productos lácteos como el queso y crema, que cada vez mejoran su calidad y rendimiento en mercados urbanos que pagan mucho mejor por la pureza de estos.