MÉXICO
17/04/2018 8:48 AM CDT | Actualizado 17/04/2018 9:22 AM CDT

Otro error de la Marina: disparan a elementos de la Fuerza Única Jalisco

Los elementos de la Fuerza Única Jalisco se encontraban patrullando en el municipio de Jilotlán de los Dolores, Jalisco, cuando fueron agredidos.

DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ/CUARTOSCURO

Dos helicópteros de la Marina Armada de México atacaron por error a elementos de la Fuerza Única Jalisco, cuando se encontraban patrullando el municipio de Jilotlán de los Dolores, Jalisco, sin dejar personas heridas.

Un convoy de la Fuerza Única Jalisco se encontraba patrullando el municipio de Jilotlán, a raíz del asesinato del alcalde del municipio Juan Carlos Andrade Magaña el sábado en la noche, cuando fue atacado por dos helicópteros de la Marina.

El incidente, ocurrido el lunes a las 01:26 horas, fue calificado como un incidente por el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, quien declaró que se trató de una "confusión" de la Marina Armada de México.

"Afortunadamente no hubo lesionados, pero debemos afinar la coordinación, es una zona muy compleja donde hay presencia de la Marina y por la hora en que se trasladaba nuestro personal haciendo una investigación se dio este incidente", dijo Sandoval en información publicada por El Universal.

El trágico error de la Marina en Tamaulipas

La noche del sábado 24 de marzo y la madrugada del 25, hubo enfrentamientos entre presuntos integrantes de grupos delincuenciales y la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Aunque en un principio la Semar no informó sobre el fallecimiento de una familia (padre, madre y dos menores) e incluso aseguró que la balística demostraría que no correspondía los cartuchos a los utilizados por sus elementos, el avance en las investigaciones científicas presentadas por la Procuraduría General de la República sobre el caso hizo que finalmente la Secretaría de Marina reconociera su responsabilidad.

"Esta Institución asume la responsabilidad que deriva de los hechos en los que de manera circunstancial, resultó involucrado un vehículo civil ajeno a tales eventos", aceptó la Marina en un comunicado.

La Semar se defendió argumentando que la postura asumida previamente se derivó "de los datos con los que se contaba al momento en el desarrollo de las investigaciones; sin pretensión alguna de ocultar ni minimizar el dolor de los civiles afectados".