ESTILO DE VIDA
20/04/2018 11:23 AM CDT | Actualizado 20/04/2018 11:33 AM CDT

#420day: La marihuana se puede detectar en la leche materna, pero ¿afecta a los bebés?

En realidad no sabemos qué cantidades de marihuana son seguras, según estudios recientes.

La marihuana y la lactancia materna, sin mencionar la marihuana y el embarazo, son temas complejos acerca de los que muchas personas, incluso quienes no son padres ni están embarazadas, tienen una opinión.

Mientras algunas madres dicen que fumar la droga las ayuda a relajarse y lidiar con el estrés diario de tener un hijo, los expertos en salud advierten que no es seguro consumir marihuana durante el periodo de lactancia, y que debe evitarse durante el embarazo.

Según un pequeño estudio reciente, la marihuana inhalada sí aparece en la leche materna, pero las consecuencias de las pequeñas dosis de la droga en el bebé no son muy claras.

Getty Images
En medio del debate en México y el mundo acerca de la despenalización del consumo recreativo de la marihuana, ¿cómo afecta a los bebés que se alimentan de leche materna?

El estudio, que se publicó el 6 de abril en la revista Obstetrics and Gynecology (Obstetricia y Ginecología), concluyó que las madres no deben fumar marihuana durante el periodo de lactancia porque no se sabe qué cantidades son seguras.

"Existen preocupaciones relacionadas con el cerebro en desarrollo expuesto al THC [el componente activo en la marihuana]", señaló Teresa Baker, coautora del estudio y codirectora del Infant Risk Center (Centro de Riesgos en la Infancia) en la Facultad de Medicina de la Universidad Tecnológica de Texas.

Sin embargo, el estudio también señaló que se debe llevar a cabo más investigación.

"Este estudio es solo un comienzo para ver si la marihuana se transfería a la leche materna. Los niveles en la leche fueron muy bajos", afirmó Thomas Hale, autor principal del estudio y director del Infant Risk Center de la Universidad Tecnológica de Texas.

Los autores del estudio también señalaron que no sabían si los niveles de la droga en la leche materna aumentarían cuanto más fume la mujer.

Gwengoat via Getty Images
Fotos de productos fabricados con marihuana en una cafetería de Ámsterdam.

Para su investigación, los autores del estudio analizaron a ocho madres de Denver, Colorado (donde la marihuana para uso recreativo es legal), quienes fumaron hierba en distintas cantidades, con poca frecuencia u ocasionalmente. Habían transcurrido entre dos y cinco meses después del parto para cada madre y todas estaban amamantando a sus bebés.

Las mujeres debieron fumar cierta cepa de marihuana de un dispensario específico, y les pidieron que dejaran de fumarla durante 24 horas antes de hacerle una prueba a la leche materna. Recogieron muestras de su leche materna veinte minutos, una, dos, y cuatro horas, después de fumar marihuana.

Los investigadores hallaron que cerca del 2,5 por ciento de la cantidad de marihuana que fumaron las madres se detectó en la leche materna.

La marihuana puede afectar el desarrollo del bebé

De acuerdo con el doctor Ronald Marino, director de la división de pediatría general en el Hospital NYU Winthrop, quien revisó los hallazgos del estudio, es natural que se hayan detectado pequeñas cantidades de la marihuana que las madres fumaron en su leche.

"La mayoría de las cosas que se ingieren llegan a la leche materna, y debemos comprender esta situación de mejor manera porque no sabemos si hay un nivel seguro de exposición para los bebés. Aunque quizá es mejor no exponerlos a la sustancia", dijo Marino, de acuerdo con HealthDay.

"El cerebro de tu bebé se desarrolla tanto en el primer año de vida, que debes darles todas las oportunidades para alcanzar el mejor rendimiento. Intenta que lo ingerido sea tan puro como puedas cuando amamantas, [y evita] la marihuana, el alcohol e incluso los remedios herbales", agregó.

El Hospital de Toronto para Niños Enfermos también aconseja a las madres lactantes que se abstengan de consumir marihuana.

"A pesar del abundante uso recreativo de los cannabinoides por parte de mujeres en edad reproductiva, se sabe muy poco acerca del consumo de marihuana y la lactancia", señala el sitio web del hospital.

"Con el uso crónico, el THC puede acumularse en la leche materna en altas concentraciones. Debido a que el cerebro del bebé aún se está formando, el THC teóricamente podría afectar su desarrollo. También es importante evitar la exposición ambiental al humo de la marihuana que fuma la madre".

El sitio web del Hospital de Toronto para Niños Enfermos también menciona un estudio de 1990 que sugirió que los bebés expuestos al THC mediante la leche materna en su primer mes de vida podrían estar en riesgo de tener un menor desarrollo motriz al cumplir un año, pero también señaló que ningún estudio había "abordado adecuadamente" los efectos a largo plazo. El sitio también señala que se reportaron otras observaciones sobre los bebés expuestos al THC a través de la leche materna, entre ellas letargo, menos lactancia, y periodos más breves de amamantamiento.

Pero algunos dicen que pequeñas cantidades de THC quizá no dañan al bebé

Sin embargo, algunos expertos argumentan que el uso ocasional de marihuana durante la lactancia quizá no afecta al bebé.

"Si una madre está usando marihuana de vez en cuando, y puede cuidar bien al bebé, no hay razón para aconsejarle que le dé fórmula", señaló el doctor Jack Newman, pediatra canadiense y experto en lactancia, en su libro Dr. Jack Newman's Guide to Breastfeeding (La guía de lactancia del Dr. Jack Newman). "No hay evidencia de que las pequeñas cantidades presentes en la leche dañen al bebé".

No obstante, en su sitio web, Newman señala que la alteración en la madre podría tener efectos dañinos.

"Es decir que, si la madre está tan drogada que no puede decidir apropiadamente qué necesita su bebé, eso es potencialmente peligroso para su hijo", escribió.

La alteración de las facultades es un problema

Las madres que no fuman marihuana con frecuencia pueden correr el riesgo de verse afectadas cuando están con su bebé, lo cual puede poner en riesgo al niño. Un informe de 2006 señaló que las madres que fuman marihuana pueden arriesgarse a caer en un sueño profundo, por lo que podrían ser incapaces de cuidar a su bebé.

"Así como no queremos que la gente consuma marihuana y conduzca un auto, tampoco deseamos que la gente la consuma e intente cuidar a sus hijos. Tus hijos pequeños necesitan que estés en tu mejor condición mental, así que hacer cualquier cosa que afecte tu juicio no será lo mejor para tu bebé", le dijo Michael Dickinson, el presidente de la Sociedad Canadiense de Pediatría, a HuffPost Canada en diciembre.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost Canada.