INTERNACIONAL
14/04/2018 6:36 AM CDT | Actualizado 14/04/2018 7:45 AM CDT

¿El bombardeo sobre Siria conducirá a la Tercera Guerra Mundial?

Reino Unido, Estados Unidos y Francia han atacado al régimen del dictador sirio Bashar al-Assad en represalia por un presunto ataque químico contra civiles sirios el pasado fin de semana, a pesar de que la situación se está convirtiendo en un inestable enfrentamiento entre Occidente y Rusia.

Atacaron a pesar de que Rusia buscaba proteger al dictador sirio Al-Assad, cuyo régimen ha luchado por apuntalar.

Después de una serie de afirmaciones cada vez más ampulosos, el Kremlin dijo el viernes que tiene pruebas de que el Reino Unido estuvo "directamente involucrado en la organización de esta provocación" después de que la comunidad internacional condenó el ataque químico en la ciudad siria de Douma el sábado pasado.

Después de siete años de conflicto, el mundo mira a Siria como nunca antes.

¿Dónde están los líderes mundiales clave?

PA Wire/PA Images
Theresa May and Donald Trump have agreed that the suspected chemical attack in Syria must not go unchallenged.

Trabajadores humanitarios y médicos dijeron que decenas de personas murieron después de que el sábado se arrojaran bombas tóxicas en la ciudad siria de Douma. Douma fue la última ciudad sitiada bajo control de la oposición en el enclave del este de Ghouta, cerca de Damasco.

Según los informes, en los centros de salud sirios se trataron alrededor de 500 personas con "signos y síntomas consistentes con la exposición a sustancias químicas tóxicas" después del ataque.

Las relaciones internacionales han estado latentes durante días desde el presunto ataque químico, con Theresa May y Donald Trump que acordaron que las acciones no deben quedar sin respuesta.

El jueves,May ganó el respaldo del gabinete para tomar medidas contra Al-Assad y con Trump acordó la necesidad de "disuadir el uso posterior de armas químicas por el régimen de Al-Assad" y que trabajarían en estrecha colaboración en la respuesta internacional.

Sana Sana / Reuters
Syria's president Bashar al-Assad.

Jeremy Corbyn acusó al gobierno de "esperar instrucciones" de Trump sobre qué hacer.

Las cosas comenzaron a aumentar el martes cuando Trump advirtió en un tuit que los misiles "llegarán" a Siria, y agregó: "Prepárense, Rusia".

"¡No deberían ser socio de un animal matagases y que mata a su gente y lo disfruta!", escribió Trump sobre el régimen del presidente Bashar al-Assad.

El jueves, Trump dio marcha atrás en su declaración explosiva, diciendo que "nunca dijo cuándo" tendría lugar un ataque al país. "Podría ser muy pronto o no tan pronto para nada", tuiteó el presidente de EU.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, dijo al Congreso el jueves que creía que había un ataque químico en Siria y que Estados Unidos quería que los inspectores en el terreno recolectaran pruebas.

Mattis también acusó a Rusia de ser cómplice en la retención de armas químicas por parte de Siria, a pesar de un acuerdo de 2013 que obliga a Siria a abandonarlos, un acuerdo que Moscú ayudó a negociar.

El Kremlin dijo el jueves que un enlace de comunicación de crisis, o línea telefónica de "desconexión", con EU era utilizado en ambos lados.

Sputnik Photo Agency / Reuters
Russian President Vladimir Putin (R) and Syrian President Bashar al-Assad.

El jueves, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia dijo que no deseaba una escalada de la situación en Siria, pero agregó que no pudo apoyar "acusaciones deshonestas". Dijo que no había encontrado evidencia de un ataque con armas químicas en Douma.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que tenía pruebas de que el gobierno sirio estaba detrás del presunto ataque químico y que aún no se había tomado una decisión sobre si tomar represalias o no.

El presidente francés dijo: "Tenemos pruebas de que la semana pasada (...) se usaron armas químicas, al menos con cloro, y que fueron utilizadas por el régimen de Bashar al-Assad".

"Tendremos que tomar decisiones a su debido tiempo, cuando lo juzguemos más útil y efectivo", dijo a la emisora TF1.

Este sábado, pocas horas después de los ataques en Siria, el Ministerio de Defensa francés presentó nuevos elementos que llevaron a Francia a esta intervención. Una docena de páginas con las conclusiones de la evaluación nacional realizada después del ataque químico en Douma (al menos 40 muertos), de acuerdo con Le HuffPost.

Pero estas no son, estrictamente hablando, las pruebas esperadas por la oposición para justificar una acción militar.

"Se han llevado a cabo varios ataques químicos letales (...) Estimamos con un alto nivel de confianza que por el régimen sirio", de acuerdo con el documento que resume 11 ataques del mismo tipo (de las 44 denuncias de uso de armas químicas) desde el 4 de abril de 2017.

"La información confiable indica que los oficiales militares sirios han coordinado lo que parece ser el uso de armas químicas que contienen cloro en Duma el 7 de abril de 2018", dice un poco más.

Synthèse d'évaluation sur l'attaque chimique en Syrie by LeHuffPost01 on Scribd

Tras "el análisis de testimonios, fotos, videos" y de la pericia de los "síntomas" identificables en las víctimas, Francia avanza la hipótesis de la intoxicación por agentes sofocantes. Pero en esta etapa, no se ha analizado ninguna muestra química en los laboratorios franceses, agrega Le HuffPost.

Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, dijo que las amenazas de Estados Unidos y Francia eran una violación de la carta de la ONU, y que un ataque aéreo israelí el sábado había empeorado la estabilidad en Siria.

La Guerra Civil siria se ha librado desde hace siete años, devastando y desplazando a millones de personas. El conflicto comenzó como manifestaciones pacíficas a favor de la democracia contra el líder gobernante, el presidente Bashar al-Assad, en marzo de 2011.

El gobierno de Assad intentó sofocar a los disidentes, lo que desató protestas en todo el país. La violencia rápidamente se convirtió en una guerra civil cuando los opositores comenzaron a armarse en un intento de liberar ciudades y pueblos de las fuerzas de seguridad del gobierno.

Muchas facciones están involucradas en el conflicto, que ha causado una gran crisis humanitaria y ha causado la muerte de más de 350 mil personas.

Omar Sanadiki / Reuters
A member of Syrian forces of President Bashar al Assad walks past destroyed buildings in Jobar, eastern Ghouta, in Damascus, Syria April 2, 2018.

¿Cuán efectiva será la respuesta de Estados Unidos, Reino Unido y Francia?

Tim Ripley, un periodista de defensa, ha arrojado dudas sobre la idea de que los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia tengan una estrategia coherente sobre cómo lidiar con la escalada de la situación en Siria.

"Primero tienen que decidir qué quieren lograr. No estoy seguro de que lo sepan. La retórica en el Parlamento en Sky News parece estar completamente divorciada de la realidad real de lo que está sucediendo en Siria ", dijo Ripley a HuffPost.

Dentro de Siria, hay 12 aeródromos principales con 200 refugios de aviones blindados, dijo Ripley, además de entre 50 y 60 puestos de comando y búnkeres subterráneos.

"Es un trabajo bastante grande", dijo Ripley.

"Y luego dices 'bueno, sacamos a Al-Assad', ¿dónde está él? Eso es un poco difícil también.

"Y luego dicen 'ayudemos a los rebeldes', pero acaban de rendirse, así que tienes que pensar qué sentido tiene todo esto y qué puedes lograr realmente bombardeando algo?

¿Puedes encontrar un objetivo real al que puedas golpear y tenga algún tipo de efecto además de hacer una explosión y verse bien en la televisión?

En un texto para la BBC, el profesor Michael Clarke, investigador sénior del grupo de expertos de defensa ruso, dijo que la fuerza militar sin una estrategia política más amplia carece de sentido.

"(Una campaña aérea prolongada) ciertamente no hará ninguna diferencia inmediata a la población civil de Siria, que ha sufrido tanto a manos de su propio gobierno, y la multitud de grupos rebeldes, terroristas y guerrilleros, algunos de los cuales tienen intimidados, por mucho que los hayan representado", escribe Clarke.

"Y es poco probable que el presidente Al-Assad ceda en su determinación de consolidar su control sobre el país".

Los expertos también han señalado que el régimen sirio ha tenido tiempo suficiente para prepararse para cualquier ofensiva militar entrante, por lo que queda la pregunta sobre qué tan efectivos serían.

En abril del año pasado, Estados Unidos lanzó su primera acción militar directa contra Al-Assad en respuesta al uso de armas químicas por parte del gobierno sirio.

Ripley cuestionó cuán efectiva fue esta estrategia, y agregó que un ataque de EU el año pasado logró poco.

"(Trump) disparó una carga de misiles contra una base aérea en el desierto y les dijeron a todos que se fueran antes de que los dispararan para que no los mataran e hicieron muchos agujeros y todos se emocionaron mucho pero no lo hicieron cambiar nada al respecto en Siria", dijo.

Mathieu Boulègue, investigador en el programa Rusia y Eurasia de Chatham House, dijo que Rusia está tratando de reubicarse del rol de "belicista al pacificador".

"(El Kremlin) está tratando de posicionarse en el centro de cualquier tipo de resolución en Siria que sea comprendida y hecha a través de los términos rusos", dijo Boulègue a HuffPost.

"Es muy poco lo que Rusia puede hacer para detener (los ataques aéreos), ya sea con una estrategia puramente diplomática o también en el frente militar.

"No es como si Rusia comenzara a derribar cualquier ataque con misiles proveniente de Estados Unidos o el Reino Unido o cualquier miembro importante para ese asunto".

"Eso cambiaría por completo la lógica, la estrategia y la retórica que usa Rusia.

"Eso cambiaría el alcance del conflicto y luego entraríamos en una batalla por poderes entre Estados Unidos y Rusia, entre la OTAN y Rusia sobre Siria... así que es una cuestión de qué puede hacer Rusia para tratar de mitigar los riesgos que rodean tales ataques de misiles ".

¿Podría esto desencadenar una nueva guerra mundial?

Se especula que las reacciones de los líderes mundiales a Siria podrían escalar a un ritmo tal que provoque otro gran conflicto internacional.

Los expertos están divididos sobre si este es el caso.

Mathieu Boulègue duda de que Putin apunte al ejército estadounidense, ya que cree que "Rusia no puede hacer nada".

"No creo que Rusia vaya a apuntar a los intereses estadounidenses directamente sobre el terreno, ya sea en Siria, fuera de Siria", dijo Boulègue. "La Tercera Guerra Mundial, si alguna vez se dispara, no se desatará debido a Siria".

Pero dijo que Siria estaba siendo utilizada por múltiples lados "como un campo de pruebas para evitar la extrapolación o evitar que los incidentes militares degeneren en un conflicto a gran escala".

Ripley cree que el Kremlin podría tomar represalias si se disparan misiles a Siria.

Ripley dijo: "Los rusos pueden disparar de nuevo, lo que les da otro nivel de complicación y hacen que se pregunten por qué querrían (atacar a Siria).

"Esta no es una opción que tenga resultados fáciles para lograr ningún tipo de efecto".

Agregó que los rusos "podrían derribar nuestros aviones, hundir nuestros barcos y disparar misiles de crucero en nuestras bases. Eso es guerra".

Continuó: "Si derribamos sus aviones, hundimos sus barcos y lanzamos misiles de crucero a sus bases, invadirán Estonia y capturarán a nuestros soldados.

"Esto no va a ser una repetición de todas las guerras que luchamos en los últimos 25 años. Ahora tenemos un enemigo que puede luchar a nivel estratégico y global".

Este texto apareció originalmente en HuffPost UK y se editó para su publicación.