NEGOCIOS
13/04/2018 3:03 PM CDT | Actualizado 13/04/2018 3:17 PM CDT

No hablemos del muro, pero sí del TPP: Peña aplaude cambio de Trump

Negocios son negocios para la región.

LUKA GONZALES vía Getty Images

México está tomando "muy en serio" los comentarios del presidente estadounidense, Donald Trump, de regresar al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11). Tan en serio, que hasta el mismo presidente Enrique Peña Nieto dijo que lo esperan "con la puerta abierta".

Ahí está la puerta abierta para que Estados Unidos reconsidere eventualmente su posición y aproveche la ventana de oportunidad de formar parte del acuerdo con estos otros once países.Enrique Peña Nieto, presidente de México

El TPP busca reducir las barreras comerciales en algunas de las economías de más rápido crecimiento de la región Asia-Pacífico. El acuerdo original de 12 miembros quedó en el limbo a inicios del 2017 cuando Trump retiró a Estados Unidos por preocupaciones sobre los empleos en su país.

Un año después, tal parece que Trump cambió de opinión esta semana y dijo que consideraría reincorporarse al tratado si se logra un pacto "sustancialmente mejor" que el ofrecido a su predecesor, el demócrata Barack Obama.

Durante su primer participación en la octava Cumbre de las Américas (Lima, Perú, Peña habló sobre las bondades del TPP, como en un intento de que sus palabras sí tengan eco en los oídos de Trump, en contraste con su mensaje de una semana atrás sobre el muro fronterizo.

"En las últimas tres décadas hemos avanzado y robustecido esta ruta", dijo Peña Nieto al recordar los acuerdos comerciales alcanzados con Norteamérica, la Unión Europea (UE) y la Alianza del Pacífico, de acuerdo con un despacho de la agencia EFE.

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía de México, también celebró la declaración del mandatario estadounidense. "Estamos tomando muy en serio lo que dijo Trump", comentó Guajardo a periodistas en Lima, donde se encuentra para participar de la Cumbre de las Américas, de acuerdo con Reuters.

Para Guajardo, esto representa un avance frente a las tensas renegociaciones del Tratado de Líbre Comercio de América del Norte (TLCAN), que encabeza junto con la canciller canadiense Chrystia Freeland y el representante estadounidense del Comercio Robert E. Lighthizer.