MÉXICO
12/04/2018 8:39 AM CDT | Actualizado 12/04/2018 8:39 AM CDT

Son más de 43: Nuevas pistas desde Chicago sobre la noche de Iguala

En la "noche de Iguala" habrían sido desaparecidas 60 personas, y no solo 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

GALO CAÑAS /CUARTOSCURO

El 26 de septiembre de 2014, en la llamada "noche de Iguala", habrían sido desaparecidas 60 personas, y no solo 43 estudiantes normalistas, de acuerdo con conversaciones de los jefes de la organización criminal Guerreros Unidos (GU), en Chicago, Estados Unidos.

El diario Reforma accedió a las conversaciones entre ocho líderes de Guerreros Unidos que están en juicio en Estados Unidos y operadores criminales en Iguala, Guerrero, que revelan nuevas pistas en el caso como la muerte de seis personas más y la participación de las policías municipales de Iguala, Cocula y Huitzuco en la desaparición de las personas.

Mensajes interceptados

Un juez autorizó a agencias de Estados Unidos interceptar 11 teléfonos celulares entre finales de 2013 y octubre de 2014 como parte del caso contra narcotraficantes de Guerreros Unidos. En dichas conversaciones, observaron una comunicación intensa entre el 24 de septiembre y el 24 de octubre de 2014, en la que reina la confusión.

Los integrantes de GU creían que un grupo del grupo criminal Los Rojos, enviados por Santiago Mazari, alias "El Carrete", pretendía tomar la plaza de Iguala y supusieron que la movilización de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, -quienes pasaban por Iguala para ir a la manifestación del 2 de octubre en Ciudad de México- era parte de la operación rival, informó Reforma.

Una de las conversaciones que aportan nuevas pistas sobre lo que pasó es de "Silver", uno de los jefes de Guerreros Unidos y quien es uno de los testigos protegidos en Estados Unidos, quien ordena tapar las entradas la noche del 26 de septiembre. "Silver" recibe un reporte de un personaje identificado como "Aníbal", que le informa sobre cómo se salió de control el operativo contra el grupo rival: "Solo que llevaban 60 paquetes ya guardados (en referencia a personas detenidas-desaparecidas) y otros con San Pedro (asesinados) de aquellos y solo heridos de este lado incluyendo la sirvienta de 'El Oso'".

Las conversaciones revelan que los integrantes de Guerreros Unidos reportan a sus jefes en Chicago que grupos de "Los Rojos" pretenden "tomar la plaza" de Iguala y que viajan en camiones, solo que la historia da un giro cuando Pablo Vega, otro de los jefes de GU en Chicago y quien ahora ya se encuentra detenido una cárcel de Illinois, sostiene una conversación con "Vitola 08".

Confusión

Vega cree que en los autobuses que entraron a Iguala "iban los contras", en referencia a sicarios de "Los Rojos". Pero "Vitola 08" le explica que en realidad también estaban los estudiantes normalistas: "También los ayotzinapos fueron a hacer su desmadre a los autobuses, en los autobuses eran los ayotzinapos".

Pablo Vega le replica: "pero la balacera era contra Los Rojos, algo así me dicen". "Vitola" le dice que los policías municipales que apoyaron a los sicarios de Guerreros Unidos dispararon contra un camión que transportaba a los jugadores de futbol de tercera división llamados Los Avispones.

"Pensaron que eran ayotzinapos y empezaron a balacear a los futbolistas", dijo "Vitola" a su jefe.

Vega cuestiona la equivocación y luego de conocer que entre los detenidos-desaparecidos estaban estudiantes, le reclama: "Es una pendejada, eso nos va a costar el negocio", reportó Reforma.

Lo revelado agrega nuevas pistas sobre el caso, pero no permite avanzar en la demanda que ha hecho la sociedad mexicana desde aquella noche trágica de septiembre de 2014: ¿En dónde están?