MÉXICO
12/04/2018 5:39 PM CDT | Actualizado 12/04/2018 5:42 PM CDT

Esto (también) evidenciaron las últimas revelaciones sobre Ayotzinapa

Exigen a la PGR agote todas las líneas de investigación que surgen de los mensajes, evitando un cierre precipitado con tintes electorales.

Henry Romero / Reuters

La debilidad de "la verdad histórica" del Estado mexicano, la falta de compromiso para investigar de forma seria y expedita, que Guerreros Unidos es una compleja red trasnacional de tráfico de drogas y que en la llamada noche de Ayotzinapa ocurrieron otros eventos de violencia aún no investigados, son algunas de las cosas que, junto a las nuevas revelaciones del caso de los 43 estudiantes normalistas -- desaparecidos forzadamente desde septiembre de 2014--, han quedado evidenciadas.

Luego que el diario Reforma diera a conocer la existencia de grabaciones entre miembros de Guerreros Unidos en México y los Estados Unidos que estarían involucrados en el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Amnistía Internacional llamó a las autoridades mexicanas a abandonar finalmente su desacreditada teoría del caso y a comprometerse a investigar los hechos de forma seria y expedita, incluyendo a todas las autoridades que pudieran estar involucradas.

Son más de 43: Nuevas pistas desde Chicago sobre la noche de Iguala.

Es tiempo de que la Procuraduría General de la República ajuste su investigación y se allegue de toda la evidencia disponible". Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Para AI este caso demuestra la existencia de una enorme red de complicidades que involucran a autoridades en todos los niveles que ha permitido la comisión de violaciones a los derechos humanos y crímenes de derecho internacional.

Asimismo, las organizaciones Serapaz, el centro Tlachinollan, Fundar y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, señalaron que lo publicado por el diario corrobora que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) llevaba razón, respecto de la necesidad de que el Estado mexicano abriera y agotara la línea de investigación relativa al trasiego de droga de México a Estados Unidos, específicamente de Iguala a Chicago.

El GIEI dio cuenta de la acusación que existe desde 2014 en la Corte del Distrito Norte de Illinois en contra de personas vinculadas a Guerreros Unidos por trasiego de droga a ese país, utilizando entre otros medios autobuses de pasajeros, acusación que es la fuente de los mensajes referidos. La nota confirma la gravedad de la demora de la PGR en solicitar esta información, la cual fue solicitada por las familias desde 2016."Organizaciones.

También apuntan que el reportaje advierte que la organización criminal Guerreros Unidos, lejos de ser un grupo criminal de alcance regional, encabezado por figuras de mediana importancia con vínculos exclusivamente municipales, es en realidad una compleja red trasnacional de tráfico de drogas en vías de expansión, vinculada al trasiego de heroína en autobuses, coludida con niveles de gobierno municipal, estatal y federal y cuyo organigrama real es aún desconocido.

Los mensajes también muestran la debilidad de la llamada "verdad histórica", particularmente los que aluden a "60 paquetes ya guardados y otros con San Pedro", pues suponiendo que la palabra "paquetes" se refiera a personas y que el mensaje habría sido enviado el día 27 de septiembre a las 15:28 horas, "entra en franca contradicción con la teoría oficial, pues, de acuerdo con la PGR, a esa hora los estudiantes ya habrían sido ejecutados e incinerados, mientras que el mensaje es claro en señalar que a esa hora habían paquetes "guardados".

Asimismo, apuntan las organizaciones, evidencia que la supuesta "infiltración" de los estudiantes nunca existió, por el contrario, desde el primer día de los hechos los emisores de los mensajes aclararon que en los autobuses había estudiantes de la normal de Ayotzinapa y apunta a que en realidad en esa noche pudieron ocurrir otros eventos de violencia aún no investigados.

Exigimos que la PGR agote todas las líneas de investigación que surgen de los mensajes, evitando un cierre precipitado con tintes electorales y que se profundice el escrutinio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la colaboración de las agencias norteamericanas".Organizaciones.