MÉXICO
10/04/2018 2:25 PM CDT | Actualizado 10/04/2018 2:27 PM CDT

Tía de estudiante desaparecido en Jalisco es vinculada a proceso por lenocinio

Edith "N" fue la persona que denunció la desaparición de Javier Salomón el lunes 19 de marzo.

FERNANDO CARRANZA/CUARTOSCURO

Edna Judith "N", tía del estudiante de cine desaparecido Javier Salomón Aceves Gastélum, fue vinculada a proceso este martes por el delito de lenocinio.

El juez Roberto Ramos Coronado decretó una medida cautelar de prisión preventiva de hasta seis meses contra Edith "N" en el penal de Puente Grande, en tanto se desahogan pruebas en el juicio penal que inicia, por supuestamente operar varias estéticas masculinas en donde mujeres jóvenes ejercían la prostitución, informó el semanario Zeta.

En caso de ser declarada culpable por el delito de lenocinio, que es la acción de mediar para facilitar una relación amorosa o sexual entre dos personas, el Código Penal del estado de Jalisco contempla una sanción de cinco a nueve años de prisión y multa por quinientos a dos mil días de salario.

El abogado de Edna, Víctor González, acusó a las autoridades de llevarse detenida a su cliente de manera ilegal, pues contaba con un amparo para evitar cualquier detención, según información de El Universal.

Edith Judith fue quien dio aviso a las autoridades de Jalisco sobre la desaparición de su sobrino Javier Salomón, quien junto con sus compañeros Marco Ávalos y Daniel Díaz, fueron presuntamente secuestrados por una camioneta con hombres armados en Tonalá, Jalisco, cuando regresaban de grabar en una casa de Tonalá el lunes 19 de marzo. De acuerdo con El Universal, la casa en donde grabaron los estudiantes de cine es de la Universidad de Medios Audiovisuales CAAV es propiedad de Edith.

Desde el primer momento de la denuncia, los familiares de Marco y Daniel declararon inconsistencias cometidas por Edith, como la posesión de los teléfonos de su sobrino y otro de sus compañeros, según El Financiero.

Hasta el momento, la defensa de la imputada no se pronunció respecto si apelará al fallo o si recurrirá a una demanda de amparo, informó el semanario Proceso.

Mientras la presión de la sociedad crecía, el gobierno del estado de Jalisco ofreció una recompensa de hasta un millón de pesos a quien proporcionara información valiosa para su localización.