ESTILO DE VIDA
09/04/2018 6:33 AM CDT

¿Tu terapeuta te busca en Google?

Los expertos nos revelan sus hábitos de búsqueda.

Prykhodov via Getty Images
¿Tu terapeuta te busca en Google?

Google puede ser una bendición, pero también una maldición.

Los jefes lo usan para revisar el perfil de posibles empleados y asegurarse de que son una buena opción para la cultura de su empresa. Una pequeña búsqueda antes de una primera cita te puede ahorrar tiempo y darte seguridad antes de conocer a un extraño. Y cuando necesitas una consulta médica, puedes revisar las reseñas de médicos y terapeutas.

Pero, ¿acaso ellos también te buscan en Google?

HuffPost le preguntó a varios profesionales de la salud mental si han buscado a sus pacientes antes de una cita. Aquí está lo que necesitas saber:

Primero que nada, no ocurre muy seguido, solo cuando es absolutamente necesario.

La mayoría de los terapeutas está de acuerdo en que buscar a sus pacientes antes de su cita no es recomendable y podría constituir una violación ética, pero algunas cuestiones de seguridad pueden conducirlos a tomar medidas preventivas.

"A menudo recibo pacientes en la oficina de mi casa, por lo que para mí es de suma importancia verificar su identidad y asegurarme de que la información que me dan en la llamada telefónica inicial coincida con lo que debo esperar cuando llegue a la puerta de mi casa", nos dice Michele Moore, consejera profesional autorizada, coach certificada y experta en relaciones interpersonales, con residencia en Nuevo México.

"Tampoco lo hago [como un investigador privado], eso sí", agregó Moore. "A menudo basta con una búsqueda superficial en Google o Facebook, y eso me mantiene fuera de territorio peligroso, en términos de invasión de la privacidad o suposiciones injustificadas".

"La posibilidad de que aparezca algo que tú sabes antes de que la persona lo sepa o o te lo diga por sí misma, ¿cómo lidias con eso? Robin Hornstein, psicólogo

La trabajadora social clínica, Sheri Heller, ha descubierto que un poco de planeación e investigación por adelantado puede ser beneficiosa. Heller alguna vez tuvo un cliente que sospechaba estaba mintiendo sobre una caso penal y el comportamiento que se le imputaba en él, lo cual podía representar un riesgo para él mismo y otros. Esta es información que los profesionales quizá necesiten saber, Heller afirma que una búsqueda rápida del caso en cuestión confirmó sus sospechas.

En los demás casos, los terapeutas adoptan un enfoque imparcial.

Los profesionales de la salud mental prefieren basar la decisiones de su consulta en información obtenida directamente de sus pacientes, en parte para llegar a sus sesiones sin prejuicios y ofrecer consejo y orientación de manera imparcial.

"Quiero mantenerme imparcial ante la influencia externa y quiero ver a la persona sentada en mi oficina bajo una luz lo más certera posible", dice Patrick Schultz, un psicoterapeuta de Wisconsin. "Ver lo que circula en internet no me ayuda a hacer mejor mi trabajo".

Las búsquedas de Google podrían interferir con la terapia.

Es posible que los médicos eviten la tentación de buscar a sus pacientes en internet porque podría intervenir con el proceso terapéutico, según Erin K. Tierno, trabajadora social clínica y psicoterapeuta, residente en Colorado.

"La parte más importante del trabajo, por lo menos en lo que a mí respecta, es la habilidad del paciente de mostrarse a sí mismo mientras desarrolla seguridad en la relación terapéutica", dijo. "Hay un riesgo significativo en abrirte con otra persona y explorar los aspectos desconocidos del yo. Mi trabajo es proteger la seguridad de nuestra relación y la del marco terapéutico, de tal manera que el riesgo se sienta como un reto para crecer y no como algo que les quita la sensación de seguridad".

KATARZYNABIALASIEWICZ VÍA GETTY IMAGES

Es posible que los resultados de la búsqueda no sean veraces.

Robin Hornstein, una psicóloga de Philadelphia, dijo que la posibilidad de encontrar resultados imprecisos es una de las razones por las que no busca a sus clientes. También destacó un punto muy importante cuando habló de la posibilidad de perturbar a un paciente con información desconocida.

"La posibilidad de que aparezca algo que tú sabes antes de que la persona lo sepa o te lo diga por sí misma, ¿cómo lidias con eso?".

Incluso las celebridades reciben el mismo trato.

A veces los terapeutas atienden a pacientes cuyas vidas privadas son de dominio público. Pero Tierno señaló que las celebridades son como cualquier otra persona y agregó que es importante para los profesionales de la salud mental darse cuenta de que es posible que no sepan tanto de la persona como esperaban.

"En relación con las figuras públicas, es bastante claro que la personalidad privada es radicalmente distinta a la personalidad pública", agregó. "No es relevante para mí lo que el mundo exterior experimenta o proyecta en una persona que está en un proceso de exploración personal profundo".

Kerrie Thompson Mohr, una trabajadora social clínica y psicoterapeuta que dirige A Good Place Therapy & Consulting en Nueva York, dice que no buscaría a un paciente en Google sin consentimiento previo, y además lo considera una violación ética. Sin embargo, ha notado que las celebridades tienen necesidades que son distintas de las de otros pacientes.

"Hemos trabajado con celebridades y figuras públicas en nuestro consultorios y a lo largo del proceso estamos conscientes de cómo los medios afectan sus vidas y salud mental, basados en la información que ellos nos dan, pero no los buscamos en Google o las redes sociales", dijo.

En el peor de los casos, buscar a un paciente puede poner en peligro su confianza.

En última instancia, buscar a una paciente en Google puede llevar al terapeuta por un camino peligroso. Además, los predispone a revelar de forma involuntaria algo que descubrieron durante su búsqueda, lo cual puede dañar de manera significativa la relación que se está construyendo con el paciente.

"Como terapeuta, se supone que soy una parte imparcial que es empática y no juzga", afirma Tammer Malaty, consejera profesional autorizada en Malaty Therapy, Houston. "Si investigo a mis pacientes, estoy abandonando ese principio, lo cual puede interferir con mi habilidad de construir una relación de confianza con mi paciente".