INTERNACIONAL
08/04/2018 7:12 PM CDT | Actualizado 08/04/2018 7:13 PM CDT

Existe un recurso para que Lula pueda contender por la presidencia de Brasil

El expresidente apresado podría llegar a las urnas en el próximo octubre.

Lula se encuentra apresado por lavado de dinero.
Stringer . / Reuters

Preso desde el sábado en la sede de la Polícia Federal en Curitiba, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva sigue siendo hasta ahora, el candidato del PT por la presidencia de Brasil.

En su discurso en el Sindicato dos Metalúrgicos do ABC antes de entregarse, él pidió la fuerza del pueblo para ayudarle a continuar en la disputa. "No soy más un ser humano, soy una idea, voy a cumplir el mandamiento de prisión y ustedes tendrán que transformarse en mí", dijo.

En enero, tras la confirmación de la condena por el TRF-4 que lo hizo inelegible por la Ley de la Ficha Limpia, Lula también afirmó que si él fuera preso la candidatura de él iba a depender de las calles.

Esta garantía de que será candidato aún preso viene de una interpretación de la regla electoral.

Ficha sucia

Es cierto que la candidatura de una persona condenada en segunda instancia por ciertos crímenes, incluyendo corrupción y lavado de dinero, está dentro de la Ley de la Ficha Limpia.

Sin embargo, el nombre del expresidente podría ser registrado en agosto. El artículo 16 bis, que regula las elecciones, dice que el político puede registrarse si está recurriendo en la justicia de la decisión que le ha negado el registro.

Esto permite que el expresidente haga campaña en propaganda electoral de radio y TV y tenga su nombre en la urna electrónica. La validez de los votos que reciba dependerá de la instancia superior.

Puede suceder de hasta 20 días antes de las elecciones que el expresidente pueda desistir e indicar que otra persona competirá. En este caso, su nombre aún estará en las urnas. El elector puede entonces "votar por Lula", pero el voto irá al sustituto.

HuffPost Brasil consultó al exjuez Márlon Reis, fundador del Movimiento de Combate a la Corrupción Electoral y uno de los idealizadores de la Ficha Limpia, explica que no se trata de una brecha o un fallo de la ley, sino de una opción del legislador para garantizar la seguridad la observancia de estos dos aspectos del mismo problema.

"La necesidad de endurecer las inelegibilidades de los aspirantes, pero sin olvidar los mecanismos de protección del condenado contra una eventual injusticia, el simple hecho permite pedir la eliminación de la candidatura, por otro lado, no asegura su obtención. La Justicia va a necesitar inclinarse bajo el recurso y, "si se considera que existe alguna probabilidad, ahí que concede la eliminación de la contención, pero el Poder Judicial no está obligado a hacerlo", afirma.

Otra opción es que Lula sea impedido para ser candidato, después de recurrir a todas las instancias superiores, y el expresidente sea impedido de ser validado como candidato. En ese caso, asume el mando del país el segundo colocado en las elecciones.