INTERNACIONAL
08/04/2018 5:00 AM CDT

El asesinato que la policía en Australia resolvió gracias a un reloj inteligente

Aportó información que contradecía la declaración de la principal sospechosa.

El Apple Watch de la víctima aportó datos claves que contradecían la declaración de la principal sospechosa.
Issei Kato / Reuters
El Apple Watch de la víctima aportó datos claves que contradecían la declaración de la principal sospechosa.

La policía de la ciudad de Adelaide, en Australia, usó la información del reloj inteligente de una víctima de asesinato para encontrar a la responsable del homicidio, informó el diario ABC.

En septiembre de 2016, Myrna Nilsson, de 57 años, fue encontrada muerta por su nuera Caroline Dela Rose Nilsson, de 26, dentro de su casa en el suburbio de Valley View, al noreste de Adelaide.

Caroline dijo a la policía que a su suegra la siguió un grupo de hombres y que había tenido con ellos una discusión afuera de su casa durante unos 20 minutos. Luego dijo que no había escuchado el fatal incidente dentro de la casa porque estaba en la cocina con la puerta cerrada cuando fue amarrada por los atacantes.

Entonces el Tribunal de Magistrados de Adelaide solo tomó la declaración de Caroline, principal sospechosa del caso, pero fue hasta enero de 2018 que la policía la arrestó y la acusó de asesinato por la muerte de su suegra.

Y es que el arresto se dio luego de que la fiscal Carmen Matteo presentó como evidencia en el caso la información del reloj inteligente que portaba la víctima el día del asesinato, datos que contradecían la declaración de Caroline Nilsson y reforzaban la teoría de que la nuera estaba involucrada en el homicidio.

"La evidencia de Apple Watch es fundamental para demostrar la falsedad de la declaración del acusado a la policía", dijo la fiscal. "Un reloj de este tipo ... contiene sensores capaces de rastrear el movimiento y la velocidad de movimiento de la persona que lo lleva y mantiene un historial de la actividad diaria del usuario, también mide la frecuencia cardíaca".

La fiscal argumentó que el reloj registra que Myrna fue atacada a las 6:38 pm y murió a las 6:45, lo que contradice la versión de que había discutido con un grupo de hombres por al menos 20 minutos.

Además, la corte tenía dos elementos más que contradecían la declaración de la nuera: el testimonio de un vecino que regresó a su casa alrededor de esa hora y no vio ni a Myrna ni a un grupo de personas afuera de su casa y evidencia del ADN de la víctima que no mostraba datos de otras personas.

La fiscal Matteo también dijo que la sospechosa Caroline Nilsson aseguró que salió de la casa para buscar ayuda inmediatamente después de que los atacantes se fueron, pero el aviso que dio fue horas después.

"Su salida de la casa fue después de las 10:00 pm y si la evidencia de Apple iWatch es aceptada, son más de tres horas después del ataque a la víctima", dijo. "Eso es tiempo suficiente para construir la escena ... y el tiempo para limpiar y desechar la ropa ensangrentada".

El abogado de Caroline pidió la libertad bajo fianza de su clienta, pero le fue negada. El magistrado Oliver Koehn dijo que rechazó la solicitud por la "aparente solidez del caso de la fiscalía".El caso volverá a la corte en junio.