ESTILO DE VIDA
08/04/2018 8:34 AM CDT | Actualizado 08/04/2018 9:31 AM CDT

7 señales de que vas muy rápido en tu relación

Enamorarte no es como tu último pedido de Amazon. No quieres que llegue en dos días.

El enamoramiento es algo que debe saborearse, no apresurarse. Aun así, muchos (demasiados) de nosotros tenemos prisa para asegurar a una pareja, muchas veces a expensas de las relaciones que construimos con los otros.

¿Cómo saber si estás apresurando el proceso de enamorarte? A continuación, algunos terapeutas te explican siete señales reveladoras de que necesitas bajar el ritmo y dejar que las cosas evolucionen de una manera más natural.

Getty Images
Señales de que vas muy rápido en tu relación.

1.Estás despechado

Empecemos con lo más obvio: si acabas de salir de una relación muy larga y estás buscando el amor desde una posición de soledad, probablemente necesites bajar la velocidad, afirma Ryan Howes, psicólogo de Pasadena, California, y co-creador del Mental Health Boot Camp (Campo de Entrenamiento para la Salud Mental).

"En ocasiones las personas conectan con otra persona muy rápido y se sienten tan aliviados de ya no estar solos que se apresuran a volverlo permanente", dice Howes. "Pero el miedo a estar solo puede pasar por alto muchas deficiencias en una relación y conducir luego a la desilusión".

Si acabas de pasar por una ruptura, concéntrate en reconstruir tu relación contigo mismo y "aprende convertir la sensación de aislamiento a simplemente estar solo, que es como el primo lejano, más fuerte, del aislamiento", añade Howes.

Un modo infalible de saber si estás listo para empezar una nueva relación después de todo ese "tiempo contigo": quieres tener una relación, pero no lo necesitas, nos revela Howes.

2.Se están reportando con mensajes todo el tiempo

Si eres del tipo de persona que analiza y analiza los textos ("no puso emojis y puso punto al final de la oración, ¿qué significa eso?") o usas tu celular para monitorear a tu pareja, puedes perjudicar tu relación antes de que tenga oportunidad de comenzar, afirma Patrick Schultz, psicoterapeuta de Milwaukee.

"Si quieres que esa persona especial responda de inmediato, puede ser señal de problemas", añade Schultz. "También resulta problemático que trates de interpretar el tono de voz de alguien vía mensaje de texto. Si te sientes herido o te enojas por su conducta textual, debes hablar sobre eso. Si después de la conversación nada cambia, es posible que la relación no sea buena para ninguno de los dos".

3.Te permites ser demasiado vulnerable con esta persona

La confianza es algo que se construye paulatinamente con el tiempo, no algo que le concedes a tu match de Tinder en la tercera cita. Asegúrate de que esta persona es digna de tu confianza y vulnerabilidad antes de comenzar a contarle tus secretos más íntimos, nos explica Tammer Malaty, consejera profesional autorizada en Malaty Therapy (Terapia Malaty) en Houston.

"Construimos la confianza con acciones, no con palabras", afirma Malaty". "Las relaciones románticas son una de las montañas rusas emocionales más grandes y la gente está dispuesta a asumir demasiados riesgos innecesarios al principio".

Agrega: "Mi consejo sería que le den solo un poco de confianza a su pareja. Si se muestran dignos de esa poca confianza, dale un poco más, y así sucesivamente. Te la ganas un poco a la vez".

4.Pasas cada vez más noches en su casa

Esta es una regla difícil de seguir si eres un monógamo serial, pero esas noches ocasionales que pasas en su casa deberías evitarlas cuando comienzas una relación, nos dice Erin Tierno, psicoterapeuta en Louisville y Boulder County, Colorado.

"Puede ser muy agradable y cómodo volver a caer en un patrón de pasar todo momento con otra persona, pero tienes que reconocer que esta persona existe en su propia vida y que tú existes en la tuya", dice Tierno.

¿Qué pasa cuando las parejas comparten cosas de ellos todo el tiempo en las redes sociales?

PeopleImages via Getty Images
Quedarse muy seguido a dormir en casa de tu pareja es señal de que la relación va muy a prisa.

5. Ya dijiste "te amo" o comenzaste a imaginar su futuro juntos de forma constante.

Nada se compara con esa fiebre de emociones en los primeros días de una relación, pero no confundas esos sentimientos con amor, nos revela Moshe Ratson, terapeuta familiar y de parejas en Nueva York.

"Muchas gente confunde la palabra 'amor' con 'enamorado'", nos dice Ratson. "Estar enamorado, sentirte embriagado por el sentimiento o desear mucho a alguien, es importante para las primeras etapas de una relación romántica, pero amar a alguien es más importante para una relación a largo plazo, después de que ya conoces realmente a tu pareja".

6.Estás ignorando tus necesidades en la relación.

Muchos de nosotros vemos todo color de rosa cuando estamos comenzando una relación seria. Está bien ver las particularidades de su personalidad como algo lindo y atractivo, pero las diferencias importantes en su sistema de valores y opiniones no deberían aceptarse de la misma forma, afirma Howes.

"Todos arrastramos una vida de ideas y problemas a nuestra nueva relación, así que es posible que nos encontremos con diferencias políticas, religiosas, posturas distintas sobre la crianza o sobre la división ideal de las tareas de la casa", agrega. "Si estás completamente de acuerdo en esta etapa, debes reflexionar si no estás idealizando a tu pareja y sus opiniones, y minimizando las tuyas".

7. Has coqueteado con la idea de mudarse juntos

Por la logística, tiene sentido mudarse juntos: pueden compartir todos los gastos y llegar a casa con su persona favorita al final de un largo día. Desafortunadamente, mudarse juntos puede resultar muy costoso: los estudios revelan un mayor riesgo de divorcio o insatisfacción marital en aquellas parejas que se mudan juntas antes de comprometerse el uno con el otro de manera clara.

Es muy probable que su prisa por volverse roomies es una señal de alerta, dice Ratson.

"Una relación íntima debe tener un ritmo y evolución natural", añade. "Así que vivir juntos demasiado pronto puede ser dañino si quieres que la relación se desarrolle de manera saludable. Construir una base de amor e intimidad requiere tiempo".