MÉXICO
06/04/2018 9:05 PM CDT | Actualizado 06/04/2018 10:26 PM CDT

La SEMAR tuvo que aceptar su responsabilidad en la muerte de una familia en Tamaulipas

Conferencia de prensa de la PGR en la que se dieron a conocer los avances en la investigación de la muerte de una familia en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en marzo pasado.
DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM
Conferencia de prensa de la PGR en la que se dieron a conocer los avances en la investigación de la muerte de una familia en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en marzo pasado.

Ante el avance de las investigaciones científicas presentadas por la Procuraduría General de la República en el caso de los recientes enfrentamientos entre presuntos integrantes de grupos delincuenciales y la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR) en Nuevo Laredo, Tamaulipas, como consecuencia de los cuales murió una familia (padre, madre y dos menores), la SEMAR asumió la responsabilidad del personal a su cargo en este hecho.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en diferentes momentos en la noche entre el 24 y el 25 de marzo pasados, cuando los disparos de integrantes de la Armada alcanzaron al auto en el que viajaba esta familia. Esto en el contexto de emboscadas que enfrentaron los militares.

"Esta Institución asume la responsabilidad que deriva de los hechos en los que de manera circunstancial, resultó involucrado un vehículo civil ajeno a tales eventos", aceptó la Marina en un comunicado. Aseguraron además que se llevarán a cabo todas las acciones correspondientes para proporcionar tanto la ayuda como la reparación integral a los afectados de acuerdo a lo establecido por la Ley General de Víctimas.​​​​​​

Como resultado de las agresiones de esa noche el saldo fue de al menos 9 muertos: 1 marino, 4 civiles inocentes (dos adultos y dos menores) así como 4 presuntos delincuentes.

No obstante que en un primer momento no se reconoció el fallecimiento de la familia, sino hasta 24 horas después, y se argumentó que las balas que les arrebataron la vida provenían de una aeronave naval, la Marina había rechazado esa situación. Incluso aseguró que la balística demostraría que no correspondía los cartuchos a los utilizados por sus elementos.

"Cabe hacer mención que, tanto la información dada a conocer inmediatamente en aras de trasparentar el actuar institucional, como la postura asumida previamente, derivaron de los datos con los que se contaba al momento en el desarrollo de las investigaciones; sin pretensión alguna de ocultar ni minimizar el dolor de los civiles afectados", cita el documento oficial de dicha institución, que se definió como respetuosa de la determinación de las autoridades competentes. La SEMAR accedió además a acatar las resoluciones que se deriven de este proceso, ratificó que lamenta profundamente los hechos en los que civiles perdieran la vida y reiteró el pésame a los familiares de las víctimas.

Esta nota fue publicada originalmente en el periódico 'Excélsior' y ha sido editada.