ENTRETENIMIENTO
05/04/2018 12:43 PM CDT | Actualizado 05/04/2018 3:43 PM CDT

Una semana después el INBA responde y los trabajadores de cultura no están satisfechos

Según una fuenta del HuffPost, los acuerdos no están por escrito y nadie del INBA ha firmado nada.

Tercero Díaz/Cuartoscuro

Transcurrieron siete días para que el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) emitiera una segunda postura después de que trabajadores de su red de museos protestaran ante la falta de pago y las precarias condiciones, de acuerdo con su testimonio, laborales.

Después de haber realizado la demanda pública y con una absoluta coordinación y apoyo entre los museos, crearon un pliego petitorio que entre otras reivindicaciones exigía que los trabajadores contratados bajo el régimen Capítulo 3000 sean reconocidos como trabajadores de la dependencia cultural y no como "prestadores de servicios".

"Se arguye constantemente que esta categoría de "Capítulo 3000" es la única manera que tiene el INBA de contratar a los profesionales de los museos y centros de trabajo, implicando con ello que no hay opciones, que el "trabajador" puede elegir entre eso o el desempleo" reza el documento dirigido a María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura, y Lidia Camacho Camacho, directora general del INBA.

El pasado miércoles se reunieron autoridades del INBA se reunieron en las instalaciones del Museo de Tamayo con representantes del Centro Nacional de Conservación Registro de Obra Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM), Coordinación Nacional de Artes Visuales, Coordinación Nacional de Teatro, Laboratorio Arte Alameda, Museo de Arte Carrillo Gil, Museo de Arte Moderno, Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, Museo Mural Diego Rivera, Museo Nacional de Arte, Museo Nacional de la Estampa, Museo Nacional de San Carlos, Museo Palacio de Bellas Artes, Museo Tamayo, Sala de Arte Público Siqueiros, Centro Cultural del Bosque y Extensión Cultural del INBA.

"Prácticamente nos dijeron que no a todo"

"Nos dijeron que no es posible darnos prestaciones y todo lo demás por la Ley de egresos"dijo para HuffPost uno de los trabajadores del Munal, cuyo nombre prefirió mantener en el anonimato, con respecto a los acuerdos construidos en la reunión.

Los convenios que el INBA ofreció a los trabajadores fueron:

  • Compromiso a dar seguimiento puntual y a analizar los procesos de cada centro de trabajo para que los pagos no se retrasen más allá de las fechas de pago estipuladas en un calendario
    Cortesía
  • Después de conocer el calendario se solicitó que reevaluaran las fechas estipuladas con el fin de que los pagos se realicen no más allá de la primera semana del mes. El INBA se comprometió a informar sobre la resolución final de este asunto el próximo 17 de abril.
  • Se comprometieron a evitar el prorrateo de los casos en que sea posible, teniendo en cuenta que en algunos casos eludir este proceso implicaría (para quienes ya han firmado su contrato) que el pago de sus honorarios se retrase un mes más.
  • Prometieron la habilitación de una línea telefónica para uso del personal de Capítulo 3000 con el fin de que se les informe, de manera directa, la situación en la que se encuentran sus pagos mes con mes.
  • Garantizaron que se adelentaría la solicitud de documentos para el mes de noviembre, para que todo el procedimiento de comité y contrato se agilice y queden tengan listos en los primeros días de enero. Esto con ka finalidad de que el pago correspondiente a los honorarios de enero se efectúe los primeros días del mes de febrero.

El licenciado Alfredo Vargas acordó que la respuesta del INBA a las nuevas solicitudes se realizará el próximo martes de 17 de abril también en el Museo Tamayo a las 13 horas.

La fuente del HuffPost aseguró que los acuerdos no están escritos ni firmados por nadie, lo cual mantiene el clima de incertidumbre entre los trabajadores culturales.