INTERNACIONAL
05/04/2018 4:06 PM CDT | Actualizado 05/04/2018 4:07 PM CDT

Tribunal alemán deja en libertad bajo fianza al expresidente catalán

Carles Puigdemont fue arrestado el mes pasado al ingresar a Alemania tras una orden de arresto emitida en España por el delito de rebelión.

Un retrato de Carles Puigdemont cerca de la prisión en donde se encontraba al noreste de Alemania, el 27 de marzo de 2018.
AFP/Getty Images
Un retrato de Carles Puigdemont cerca de la prisión en donde se encontraba al noreste de Alemania, el 27 de marzo de 2018.

Un tribunal alemán decidió dejar en libertad bajo fianza al expresidente catalán, Carles Puigdemont, después de que fue arrestado el pasado 25 de marzo cuando ingresó al país, acusado de rebelión y malversación de fondos por la justicia española.

El Tribunal Superior Regional de Schleswig-Holstein estableció una fianza de 75,000 euros (1 millón 670 mil 895 pesos) para la liberación de Puigdemont, y calificó de inadmisible la extradición por cargos de rebelión, y dijo que "el riesgo de fuga se reduce sustancialmente".

El Gobierno del presidente Mariano Rajoy emitió un comunicado en el que, pese a señalar que desconoce los "términos exactos" de la decisión del tribunal, dijo que "nunca opina sobre decisiones judiciales (y) las respeta siempre".

Puigdemont, de 55 años, se autoexilió en Bélgica hace cinco meses después de que el gobierno español lo destituyó e intervino las instituciones catalanas a raíz de una declaración unilateral de independencia de la región.

Sin embargo, Puigdemont fue a impartir una conferencia en la Universidad de Helsinki, Finlandia y cuando se trasladaba por el norte de Alemania para regresar a su residencia en Bélgica fue detenido. El expresidente catalán fue sorprendido porque un juez activó una orden para retenerlo, informó el diario español 20 minutos.

Pese a haber sido liberado bajo fianza, el tribunal alemán dijo que podrían continuar los procedimientos para decidir si Puigdemont debe ser extraditado por cargos de corrupción.

En la legislación española, el delito de rebelión contempla penas de hasta 30 años de cárcel contra aquellos que se alcen de forma violenta y pública para "derogar, suspender o modificar" la Constitución o "declarar la independencia de una parte del territorio nacional".

Con información de Reuters.