ESTILO DE VIDA
05/04/2018 9:49 AM CDT | Actualizado 05/04/2018 10:49 AM CDT

¿Qué tan higiénicos son los baños de vapor y los saunas?

He aquí la (ligeramente asquerosa) verdad.

Una visita al baño de vapor o sauna puede ser una manera poderosa para relajarte. Es una práctica que ha evolucionado por siglos desde que la gente usaba vapor y agua caliente como herramienta de cuidado personal. Pero, estos lugares cálidos y húmedos en los que nos sentamos después de una buena sesión de gimnasio o solo para relajarnos, ¿son saludables y seguros?

En HuffPost platicamos con algunos expertos para que nos explicaran lo que necesitas saber acerca de las salas de vapor y los saunas, desde qué tipo de bacteria puedes encontrar hasta qué puedes hacer para protegerte de cualquier peligro que esté al acecho. Lee sus consejos:

Los saunas y las salas de vapor pueden ser un caldo de cultivo para los gérmenes

El ambiente de tu spa favorito tiene todo el potencial para causar algunos problemas, afirmó Robin Evans, un dermatólogo de Stamford, Connecticut.

Las bacterias prosperan en áreas cálidas y húmedas, por lo que una sala de vapor es el lugar ideal para organismos peligrosos. El contacto con ellas puede causar todo tipo de complicaciones a la salud, como problemas de piel o alguna irritación estomacal. Puedes disminuir tu exposición a las bacterias sentándote en una toalla. No permitas que tu piel toque las bancas porosas y húmedas que pueden esconder gérmenes.

"Se podría desarrollar rápidamente una infección en la piel debido a estos microorganismos, erupciones cutáneas, impétigo y otras infecciones bacterianas", agregó Evans.

Si tienes un resfriado, el aire caliente puede hacer que tu nariz gotee y tengas un ataque de tos, lo que incrementa el riesgo de que pases tus gérmenes a quienes están a tu alrededor. Si tú o tus compañeros de spa se ven o parecen estar enfermos, es una buena idea abandonar la habitación.

Elige spas que sigan protocolos sanitarios

Kirsi Bhasin, una experta en salud y bienestar y autora del libro de próxima aparición: El poder de ser consciente: Cómo ser más feliz, más dócil y más productivo en el trabajo, es una usuaria veterana del sauna. Enfatizó que los sitios tradicionales de sauna son perfectamente saludables e higiénicos mientras que tengan el mantenimiento adecuado.

"Un buen sauna debería tener una abertura o ventila al interior para la circulación del aire," dijo Bhasin. "La abertura debe permanecer cerrada cuando el sauna se esté calentando y estar abierta el resto del tiempo. Esto evita que se forme moho, que puede ser perjudicial para nuestra salud".

También sugirió que las comidas y bebidas deben permanecer fuera del sauna, que todo usuario debe usar una toalla propia y que el sauna debe mantenerse limpio. Los spas también deben ser limpiados a profundidad usando productos de limpieza con regularidad, dijo Bhasin.

Considera usar sandalias al interior de un sauna o sala de vapor

Las salas de vapor y saunas pueden aminorar los dolores musculares y ayudar a relajarse, dijo Helen Ewing, experta en salud y decana de enfermería en el campus de la Universidad Carrington en Mesa, Arizona. Sin embargo, sugirió asistir a un lugar donde se permita usar calzado.

"Para limitar la exposición a alguna infección, es importante usar calzado para evitar infecciones por hongos, como el pie de atleta," dijo.

Revisa tu cuerpo en busca de lesiones antes de usar el spa

Si tienes alguna herida abierta, tendrás que tener mucho más cuidado, dijo Cristopher Dietz, médico en MedExpress. Ya sea que evites la sala de vapor o el sauna por completo, o toma precauciones para protegerte de las infecciones.

"Si tienes alguna cortada abierta o raspón, asegúrate de que estén completamente cubiertos con alguna venda antes de sentarte. Estas heridas abiertas, sin cubrirse, son un camino fácil para que los gérmenes entren al cuerpo", añadió.

Sé consciente de cuánto tiempo permaneces en el calor

Deberías ser consciente de la tolerancia que tiene tu cuerpo y no quedarte de más en un cuarto de vapor, enfatizó Ewing.

"Es importante que midas tu tiempo en un ambiente de calor intenso para evitar estresar el cuerpo," afirmó.

Ewing sugirió limitar tu sesión a 10 minutos, ya que la deshidratación puede ocurrir rápidamente. "Bebe mucha agua para reemplazar la pérdida de líquidos," dijo.

En definitiva, pasar tiempo descansando en la calidez de un sauna o sala de vapor puede ayudar a relajarte después de una dura semana en el trabajo o de un entrenamiento agotador. Pero es importante seguir unos sencillos consejos de higiene para asegurar que tu estancia sea saludable y libre de gérmenes.