NEGOCIOS
05/04/2018 11:49 AM CDT | Actualizado 05/04/2018 11:50 AM CDT

El tuit que muestra por qué Trump se la tomó personal contra Amazon

El presidente estadounidense tuiteó durante varios días críticas al gigante de los minoristas.

REUTERS FILE PHOTO / Reuters
La foto muestra al CEO de Amazon Jeff Bezos en Nueva York y al presidente estadounidense Donald Trump en la Casa Blanca en Washington, el 14 de diciembre de 2016 y el 20 de diciembre de 2017, respectivamente.

Luego de una semana de agarrarla contra Amazon, Donald Trump confirmó hoy que detrás de sus constantes críticas al gigante minorista está la irritación que le causa el otro negocio de Jeff Bezos: el Washington Post.

Twitter

"El Washington Post Fake News, el "cabildero principal" de Amazon, tiene otro (de muchos) titulares falsos, "Trump desafiante a medida que China agrega sanciones comerciales". ¡INCORRECTO! Debería leerse: "Trump desafiante a medida que Estados Unidos agrega sanciones comerciales, pone fin a las barreras y al robo masivo de IP (propiedad intelectual)". Como típicamente, ¡mal reporteo!".

El CEO del gigante minorista Amazon, Jeff Bezos, es desde 2013 el dueño del diario estadounidense The Washington Post, medio reconocido con un premio Pulitzer por su investigación sobre las supuestas donaciones que Donald Trump dijo haber hecho a organizaciones de caridad durante las campañas electorales de 2016.

En su tuit, el presidente estadounidense se refiere a la nota de portada del diario Washington Post en la que los reporteros David J. Lynch y Emily Rauhala hablan sobre la persistencia de Trump al enfrentamiento comercial con China, pese a repercusiones en los mercados financieros y afectaciones a agricultores.

Pero más allá de la queja sobre el contenido de una nota que no le beneficia, Trump utilizó el término "chief lobbyist" de Amazon o "principal cabildero" para referirse al diario. Esta connotación negativa se usa popularmente en alusión a la persona que trata de influenciar mañosamente a funcionarios públicos o legisladores.

La Real Academia Española lo define como aquel que hace cabildeo, "gestiones con actividad y maña para ganar voluntades en un cuerpo colegiado o corporación".

Y es que personas cercanas a Trump ya habían dicho antes al New York Times que el presidente estadounidense muestra en privado su desdén por la compañía y que muchas veces éste es desencadenado por los reportajes que The Washington Post ha publicado sobre su administración.

El periodista Jonathan Swan de Axios también había reportado con base en cinco testimonios de fuentes cercanas que Trump está "obsesionado" con Amazon y que estaba considerando cambiar el plan de impuestos de la compañía.

Una larga batalla

Bloomberg via Getty Images
El presidente estadounidense Donald Trump.

En los últimos ocho días, el presidente estadounidense ha usado su cuenta de Twitter para criticar a Amazon con el argumento de que no paga ni los costos de envío ni los impuestos que debería. Pero los ataques contra el gigante minorista vienen desde que Trump anunció sus intenciones de ser el candidato presidencial en 2015.

Twitter

"El @washingtonpost, que pierde una fortuna, es propiedad de @JeffBezos con el propósito de mantener los impuestos bajos en su compañía sin fines de lucro, @amazon", tuiteó en diciembre de 2015.

Ese mismo día, Bezos respondió que guardaría un asiento a Trump en uno de los cohetes de Blue Origin, la empresa aeroespacial que fundó hace casi dos décadas.

Twitter

"Finalmente destrozado por @realDonaldTrump. Todavía le reservaré un asiento en el cohete Blue Origin. #MandenADonaldAlEspacio".

Luego tras el triunfo del republicano en las elecciones presidenciales, Bezos se puso diplomático: felicitó a Trump y le deseó éxito al frente de la Casa Blanca.

Twitter

"Felicitaciones a @realDonaldTrump. Por mi parte, le doy mi mente más abierta y le deseo un gran éxito en su servicio al país".

Y los mensajes de Trump atacando a Amazon siguen desde entonces de forma intermitente, pero Bezos ya no contesta.

La semana pasada, Trump reavivó la vieja riña con Bezos. El pleito empezó el 29 de marzo cuando Trump acusó a Amazon de utilizar la Oficina Postal estadounidense para sus entregas, lo que, dijo, causa un daño monetario al gobierno estadounidense.

Twitter

"He expresado mi preocupación con Amazon mucho antes de las elecciones. A diferencia de otras (empresas), pagan poco o ningún impuesto a los gobiernos estatales y locales, usan nuestro sistema postal como repartidor (lo que causa una tremenda pérdida para los Estados Unidos), y están poniendo fuera del negocio a muchos miles de minoristas".

Y los tuits de Trump continuaron el sábado 31 y el lunes 2, martes 3 y miércoles 4 con las mismas acusaciones: Amazon causa un daño económico al gobierno de Estados Unidos al pagar poco a la Oficina Postal y pocos impuestos.

Twitter

"Tengo razón sobre que Amazon le cuesta a la Oficina de Correos de Estados Unidos enormes cantidades de dinero por ser su repartidor. Amazon debe pagar estos costos (más) y no hacer que los contribuyente estadounidense paguen por ellos. Muchos miles de millones de dólares. Los líderes de la Oficina Postal no tienen ni idea (¿o no?)".

Tras los mensajes en Twitter de Trump contra Amazon, las acciones de la compañía cayeron entre 2 y 5% en la bolsa de valores de Nueva York.